El largo adios

4 Ago



La primera vez que posé los ojos sobre Terry Lennox, él estaba borracho en un Rolls Royce Silver Wraith, frente a la terraza de The Dancers… Tenía un rostro de aspecto juvenil, pero su cabello era de color blanco hueso.
Yo escribí El largo adiós como quería, porque ahora puedo hacerlo. Me tenía sin cuidado que “el misterio fuera bastante obvio”. Lo que me importaba era la gente, este extraño y corrupto mundo en el que vivimos, y cómo toda persona que intenta ser honesta termina pareciendo sentimental o simplemente tonta.
(Raymond Chandler)

Anuncios

2 comentarios to “El largo adios”

  1. Alex septiembre 2, 2006 a 2:53 pm #

    Es curioso esto que cuenta (no conocía la cita), pues la película de Altman es un dechado de cínismo en su estado más puro.

  2. Mycroft septiembre 3, 2006 a 1:00 am #

    Se refiere a que Marlowe, por una vez, no parece un tipo tan amargo (hasta el final, entonces si)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: