Posibilidad de escape

24 Sep



El sonido de aviones que pasan de largo rebota en mis paredes. Vivo a oscuras porque no tengo cortinas y no quiero que James Stewart me fotografíe, así que bajo la persiana como un avestruz que esconde su cabeza.
Posibilidad de escape, o de redención. ¿Exite el libre albedrío, o todo es determinismo y conductismo? Típicas preguntas para formularle a alguien que se siente un personaje de película de Paul Schrader.
La semana que viene intentaré dar un golpe de timón. Cambiar totalmente, tal vez para permanecer igual.
Me complicaré la vida, conduciré sesenta kilómetros cada mañana para estudiar una carrera a la que he saltado a ciegas, en otra ciudad, complicando mis posibilidades de conseguir un empleo, y por tanto, dinero(Busqué un trabajo y encontré un trabajo, decía Morrissey en «Heaven Knows I’m Miserable now»).
Mentiría si dijera que sé lo que estoy haciendo. Mentiría si dijera que no me apetece hacerlo.
Aunque tal vez me he convertido en el eterno universitario, en el holandés errante del distrito Universitario Valenciano, en el Will Ferrell valenciano. Ahora estudiando derecho en Valencia, mañana Comunicación Audiovisual en Castellón…
¿Y pasado mañana qué será, física en Pamplona?
Tal vez solo estoy huyendo, como Jack Nicholson en «Five Easy Pieces», huyendo de mi mismo, sin poder cambiar realmente.
O tal vez a partir de la semana que viene mi vida no se parezca a mi vida.

Ahora Me Voy Afuera Caminando

Ahora me voy afuera caminando
El desierto del mundo,
Y mis zapatos y mis medias
No me molestan.

Dejo atrás
Buenos amigos en la ciudad.
Dejemos que beban bastante vino
Y que luego se acuesten.

No crean que me voy
Desterrado a la oscuridad exterior,
Como Adán y Eva
Fueron expulsados del Paraíso.

Olvida el mito.
No hay nadie
Que pueda expulsarme de aquí
Ninguno que pueda echarme fuera.

A menos que me equivoque
Sólo obedezco
La llamada de este canto:
«¡Me voy, zarpo ahora!».

Y podría volver
Si no me siento satisfecho
Con lo que he aprendido
Al haber muerto.

(Robert Frost)

Pd. Disculpen mis lloriqueos de colegial nervioso y sentimentalmente inseguro.

3 respuestas hasta “Posibilidad de escape”

  1. Ice septiembre 25, 2006 a 6:45 am #

    Yo lo veo en la distancia y desde otra perspectiva… aprovecha ahora que puedes, más adelante te será practicamente imposible. (Hablo como una yaya, igual es que lo soy)

  2. Alex septiembre 25, 2006 a 12:41 pm #

    No es usted el único que huye, Mycroft. Yo dejé mis estudios después de haber completado dos años y medio con buenas notas, sin cargas. Supongo que cada uno elige su camino de un modo u otro. Haga caso al Matthew Broderick de «El Novato». No piense demasiado en su actos, limitese a seguir su instinto.

  3. Mycroft septiembre 25, 2006 a 2:40 pm #

    Mi instinto me dice que como abogado, mal. Ni me gusta ni sirvo. Así que aunque esté medio licenciado, me reengancho, como en el ejército, ya les contaré, pero con asignaturas como fotografía, realización, producción…la cosa pinta bien, empiezo en 4º. Lo malo es que estoy en quiebra, tengo que pagar el seguro del coche, la gasolina, etc…Así que toca buscar curro para las tardes…Y si me tengo que levantar con el alba para ir a Castellón, y acostarme tarde si pillo un curro, puedo acabar un poco loco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: