Calleja

11 Dic


En las callejuelas del alma
donde las farolas están lejos unas de otras,
lo que dificulta encontrar los núneros de las casas.
Allí he buscado largo tiempo.
En vano.
Quizá busque números demasiado altos
que no existen.
Quizá.
Ahora he llegado al final de la calleja
y miro con ojos secos a una noche
que ya no me asusta.

Detrás vociferan los que han encontrado lo que buscaban,
los números que todos habíamos encontrado,
y el griterío llena los prostíbulos donde el miembro viril
escupe sus flemas
y el alma sondea las profundidades,
las definitivas,
en medio del estrépito de orinales y pozales
y el cloqueo de los desagües en su camino hacia las alcantarillas
en la callejuela de las Almas.

(Pär Lagerkvist, 1932)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: