De cómo Tarantino perdió los nervios y Papá Wellstein acudió al rescate…

17 Ago


Muy de vez en cuando, la bestia se escapaba de la jaula. Dos meses antes del estreno de Jackie Brown Tarantino se encontró casualmente con el productor Don Murphy, con el que tenía una historia enmarañada y turbulenta que se remontaba diez años antes. Dice Tarantino: “Antes de ser famoso, no tenía yo a gente como a Murphy, que empezó su carrera siendo mi archienemigo. Siempre se burlaba de mi en la prensa, era algo demencial, casi se le podía calificar de acoso.
A mi no se me hacen esas cosas. No juego con las reglas del marqués de Queensbury que pueda fijar Hollywood. Llegué a pensar en ir a su casa para darle una paliza, pero también pensé: ¿Sabes qué? Hollywood es un pueblo. No necesito ir a golpear su puerta y meterme en líos. Cualquier día me lo encontraré por ahí, y será día de ajuste de cuentas”.
La tercera semana de octubre Tarantino entró en Ago, un restaurante Italiano de moda en Beverly, donde había quedado para almorzar con Harvey. Murphy estaba junto a la entranda, en un sofá, esperando mesa. Según cuenta Tarantino: “Me fui derechito a él. Se levantó y dijo:- Hola Quentin”.
-“A mi no me digas hola, mamón. ¿Qué significa esa mierda que vas diciendo sobre mí?”
-“Creo que lo sabes”
-“No, no lo se, pero como se lo vas contando a todo el planeta, cuentamelo a mi ahora que me tienes delante”.
Recuerda el director: “Habló solo un segundo. Después lo tiré al suelo de un empujón…””..le asesté tres bofetones, al cuarto la gente vino a separarnos…”
Cuando llegó la policía, lo metieron en el coche del Sheriff. Desde el asiento de atrás le lanzaba besos a Murphy.
Lo hubieran metido en el calabozo, pero Harvey lo convenció para que se disculpara.

Más tarde parodió el incidente en el programa televisivo de Wayans. “Un par de bofetadas no le hacen mal a nadie”.
Murphy le demandó por cinco millones. El caso se resolvió extrajudicialmente. De nuevo Wellstein al rescate.

(Peter Biskind, Sexo, mentiras y Hollywood)

Anuncios

Una respuesta to “De cómo Tarantino perdió los nervios y Papá Wellstein acudió al rescate…”

  1. Libertino agosto 18, 2008 a 2:53 pm #

    estoy seguro de que QT es igual que sus personajes, solo que más feo.Inglorious bastards me da miedo… (para bien y para mal, claro)Y sí, discazo de los Verve.Escriba algo,¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: