El presidente imaginado…vivir en una ucronia

9 Nov



No habrá catástrofe real porque vivimos bajo el signo de la catástrofe virtual. Lo que ha, aparecido en esta ocasión de una manera deslumbrante es la distorsión entre la economía ficticia y la economía real, y esta distorsión es la que nos protege de una catástrofe real de las economías productivas.

Mientras en un sistema exista disfunción, desobediencia a unas leyes conocidas de funcionamiento, existe perspectiva de solución por superación. Lo que ya no depende de la crisis, sino de la catástrofe, sobreviene cuando el sistema se ha superado a sí mismo, ha dejado atrás sus propios fines y, por consiguiente, ya no se le puede buscar ningún remedio.

(Baudrillard sobre el crack de 1987, texto extraido del blog caosmosis)

Lo único realmente novedoso de la presidencia Obama (si se decide a refundar el liberalismo será reciclando y corrigiendo a los neokeynesianos) es su carácter puramente pop. En el universo imaginario colectivo, YA era presidente antes de serlo. Del mismo modo que pertenece más a la estirpe de un Gary Cooper o un Mickey Mouse…que a la de un Roosevelt.
Es un presidente seguramente capaz, serio, e inteligente…Pero a mi me inquieta el fenómeno, la histeria.
¿Soy el único que no ve, como fenómeno, tantas diferencias entre ambas fotos? ¿El único que cree que estamos más en el mundo soñado por Warhol o Baudrillard que el de Roosevelt o Luther King?
Vivamos la distopía, y esperemos que Baudrillard se equivoque con las cuentas, porque las cuentas al final mandarán. Quizás estemos a las puertas de que los estados de ahora en adelante, se sometan totalmente no a un gobierno mundial, sino a un organismo economico tipo FMI.
¿Por qué será que no estoy entusiasmado (antecedente Wolfowitz aparte)?

Anuncios

Una respuesta to “El presidente imaginado…vivir en una ucronia”

  1. lutxo noviembre 10, 2008 a 3:04 pm #

    Para mí, hay dos motivos principales que han despertado “el fenómeno, la histéria”. Ambos bien evidentes: el color de la piel del político (que nunca debe ser menospreciado) y que sucede a otro producto político vendido con un marketing totalmente opuesto al suyo (dentro de los márgenes impuestos por el pensamiento USA) y cuya gestión ha resultado ser nefasta.Estoy totalmente de acuerdo en lo de presidente de carácter pop. Su primorosa campaña hipervitaminizada de dinero progre y ganada a pulso en cada medio de comunicación (Internet, especialmente)le ha dado ese cariz a Obama. Si tienes tiempo, te recomiendo esta divertida galería de imágenes: http://www.guardian.co.uk/artanddesign/gallery/2008/nov/10/art-uselections2008?picture=339463611Sin embargo, la economía es una ciencia que se me escapa…Personalmente creo que existen los mismos factores para confiar, como para temer de su mandato. Es el eterno vaso medio lleno.La histéria (sobre todo si se extiende en el tiempo) resultará perniciosa para el político, a la larga. Pero el tiempo nos dirá quién es realmente este señor (topicazo al canto). Yo prefiero ser optimista (que no triunfalista).Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: