Adios Mr. Beck

7 Feb


Gracias por darme los instrumentos con los que montar un ejército de sueños.

Adios Mr Beck.

Pegasos, lindos pegasos,
caballitos de madera…

Yo conocí siendo niño,
la alegría de dar vueltas
sobre un corcel colorado,
en una noche de fiesta.

En el aire polvoriento
chispeaban las candelas,
y la noche azul ardía
toda sembrada de estrellas.

¡Alegrías infantiles
que cuestan una moneda
de cobre, lindos pegasos,
caballitos de madera!.

(A. Machado)

2 comentarios para “Adios Mr. Beck”

  1. EMILIO CALVO DE MORA febrero 8, 2009 a 3:32 pm #

    A su manera, como todas, imagino, es una muerte cercana.Y es verdad que los sueños, en ocasiones, se forjan a ras de suelo, con ocho años, con nueve, con algunos más, montando las Termópilas cerca de la puerta de la cocina. Adiós, my friend.

  2. Alex febrero 8, 2009 a 10:17 pm #

    Siendo niño, me regalaron una caja con una docena de clicks policías. Terminé por reconvertirlos en jugadores de baloncesto usando rulos gordos como canastas. La imaginación de los críos no tiene límite. El agradecimiento que podría recibir es poco. Merece mucho más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: