Ay, que me quemo…

27 Sep


Interrumpo el repaso al 2008 musical para hacer sangre con una crítica destructiva…

Sidonie, El incendio

Cuando uno piensa que el nivel ya había bajado hasta límites sonrojantes, estos chicos consiguen devaluarse a una velocidad parecida a la del rublo en los 90.
Dicen estar hasta los huevos del sectarismo indie, que lo suyo es simplemente «crecer». Este falso dilema que contrapone comercial e indie, es una coartada muy conveniente para tapar la falta de calidad, el elevado nivel de simpleza y la poca exigencia en su concepto de lo que es o debería ser el pop comercial.
Un conjunto de chimpancés lobotomizados firmarían mejores textos. Sidonie tienen ahora dinero para una producción efectista (mezcla en Abbey road incluída) que oculte la nadería de su propuesta, una suerte de easy listening para radioformulas expresamente reñido con la inteligencia, el buen gusto, y, en general, con la música como forma de arte y no como glosario de tópicos sobre besos, flores, y demás costumbrismo pseudoemocional, mala imitación de poesía sentimentaloide.
Peor cuando muestran algo de ambición (el inicio de La Sombra, a lo Paint it black. Luego suena «por eso aquí/vienen vuestras sombras a vivir» «yo soy tu sombra en la pared/donde vayas tú te seguiré», entre otras lindezas que dejan a Mikel Erentxun a la altura de Rafael Alberti)
Algo nos pasará me suena al «Hago chás y aparezco a tu lado», pero tomando el nombre de los Kinks en vano.
Rimas como «es el día de la cita/te han traído margaritas» demuestran el auténtico desastre lírico, que sin duda se convertirá en éxito (el incendio ya es un «himno» para muchos).
«Lo mejor del sol/a puñados yo te lo doy» define Por tí, que suena al Sabina de «Y nos dieron las diez», pero con un nivel de vocabulario de 8º de EGB.
Sidonie hacen parecer a Gabinete Caligari, los Beatles (Al viento). A Loquillo (Viva el loco que inventó el amor) lo elevan a la altura de un Gene Vincent «que bonito es/esto del amor/que nos rompe y nos parte en dos».
La diferencia con Pereza es esencialmente que sidonie aún tienen infulas de autenticidad, cuando en realidad deberían dejar todo cinismo y abrazar su genérico producto.
En su entrevista con mondosonoro se llegan a comparar con los Love del Forever Changes, a propósito de «A la vera del mar». Vamos, igualitos. Hasta tal punto llega su delirio.

Una respuesta hasta “Ay, que me quemo…”

  1. Paolo2000 octubre 5, 2009 a 7:18 am #

    Pese a despreciarlos por las razones obvias siempre se las habían ingeniado para sacar un single potable pero este disco maduro augura el "coup de grace" que todos esperabamos y alentabamos…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: