Jennifer’s Body

24 Oct


No voy a hacerme pajas mentales hasta el punto de justificar la película en base a atribuirle unas intenciones que no tiene. Un amigo salió hablando incluso de referencias a Lewis Carroll o Donnie Darko. No nos excedamos.

Sin duda, el hecho de verla gratis y con una predisposición a ver una basura sin gracia, juega a favor de la película.

El hecho es que esta película es un fracaso, solo funciona por defecto. Como película de terror, produce hilaridad, y en ningún momento miedo. Obviamente, The Faculty, con el enemigo entre nosotros, aparentemente normalizado, es el modelo principal. El intento de acercarse a la visión desenfadada de un Raimi, o los (explícitos) homenajes a “Un hombre lobo americano en Londres” de Landis, tan solo consiguen que la torpe dirección y el delirante y absurdo libreto queden sobreexpuestos comparados con las viejas glorias.

Como parodia, esta lastrada por una historia mal tejida, mal contada, absurda, pero no abiertamente ridícula: No renuncia a la verosimilitud (o al menos a la desquiciada idea de verosimilitud que manejan sus creadores) ni al horror. Los gags son aislados, distanciados, faltos de chispa, porque lo que resulta hilarante es la parte que no es cómica.

Como película teenager, aguanta mejor, pero tampoco debería despertar muchos más entusiasmos. Los diálogos carecen de naturalidad, los teenagers son como una perversa deformación de las últimas y peores películas del género, teñidas para más inri de cierta penosa sensibilidad (o más bien sensiblería) a lo Dawson’s creek (especialmente en la amiga de Jennifer y su novio).

Habría hecho mejor explorando una parte gamberra, aunque se homenajee también un poco a Elm Street y todas esas pelis que más que terror, proponen un juego de gato y ratón, con mala baba, que subyace en el fondo, pero no se atreve a salir del todo, como en el momento sacrificial del chico emo. Una comedia teenager más abiertamente negra.

¿Cómo es posible que este melting pot de despropósitos funcione en cierto sentido?, Esa estética videoclipera mediocre de quien ha visto muchas veces “Smells like teen spirit” y se empeña en utilizar la cámara ultralenta para recrearse en las animadoras, en el cuerpo de Jennifer, como si la misma superficie de su anatomía fuese en realidad el horror auténtico de la película, la superficialidad hecha carne lovecraftiana, de un modo pretencioso hasta decir basta…

Una película sin ritmo, con largas actuaciones musicales, con flashbacks innecesarios en los que la voz en off de Jennifer nos narra exactamente lo que vemos en la pantalla con nuestros propios ojos, con absoluto desconocimiento de la elipsis, cómo una película de exploitation sexual pura y dura con una extraña fijación por el tema lésbico, narrada de soslayo, al sesgo, absurdamente, explotando sin venir a cuento, cómo todo esto me hizo reir tanto.

No tengo respuesta, pero en cierto modo intuyo algo. En ciertas películas teenager, uno adivina junto al trazo grueso (Porky’s) en el que se expone a la luz lo ridículo y vergonzoso de la condición de teenager, hay ternura, ternura genuina por sus personajes, por los jóvenes patosos y desubicados. En Jennifer’s body, lo ridículo de la high school, de los delirantes diálogos (el infierno existe, y es una conversación con la tal Jennifer, en una interpretación de la Fox me atrevería a decir casi “as herself”), y situaciones de picores sexuales varios, no se están riendo “con su público”. Sino “de su público”. Creo que ese es el plus que compensa lo que le falta de autoironía (y algo de eso hay en la intención, que no tanto en los resultados).

Resulta hasta cierto punto refrescante la reducción de lo teenager a esperpento, la degradación (no se si definitiva, no se si absolutamente consciente) del género a su modelo más pleno de desfachatez. A eso ayuda sin duda la nefasta y no obstante a ratos brillante dirección, o los más absurdos giros argumentales (el momento lésbico, la explotación de Megan Fox al estilo Russ Meyer, pero sin venir a cuento nunca, el totalmente estúpido y fantasioso final, de puro idiota, casi genial, los títulos de crédito, casi lo mejor del film, con la bada de rock, protagonistas de algunos de los mejores chascarrillos de esta peli que de puro mala, es casi buena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: