No hay estética sin ética

15 Mar

Habría que preguntarse por la diputación provincial como institución peculiar y/o ejemplar: Cómo su mismo entramado organizativo y normativo es la plataforma ideal para dar cobijo a un tipo de política clientelar específica.

En la Comunidad valenciana, estos bastiones, resisten a la figura del gestor pos-político y siguen la estela caciquil del XIX.

En esa vía, Alfonso Rus es un político de un mundo extinto perdido en los mecanismos de una política que ya no es la suya, y refugiado en el bunker inexpugnable de la institución provincial como anomalía.

Rus se comporta como el gobernador civil franquista que es en sus modos.
A la figura de villano de panfleto de Zola, el anti-héroe más insólito: El hombre íntegro como anomalía a su vez.

Román de la Calle, dimitido por buenas razones. Ante la censura y la incultura, ante el ordeno y mando que maneja el Museo de la Ilustración y la Modernidad como el que gestiona una plaza de toros, la honestidad.

“No hay estética sin ética” dijo el catedrático de estética, recordando a cierto profesor, dimitido en la lucha universitaria por la libertad de cátedra en la España franquista (Valverde).

Yo estuve en la concentración de protesta. Emocionantes las palabras y la dignidad de De la Calle.

Hacen falta más hombres íntegros, y lo que pasa es que nos vamos quedando huérfanos de ellos.

La gente del MUVIM seguirá trabajando magníficamente, sin duda, pero va a ser difícil olvidar el maltrato al ilustrado y su independencia, en la casa de la Ilustración

Al final el escándalo ha sido mayor, la publicidad ha salpicado a esos politicastros del XIX que apenas entienden lo que pasa, que apenas ven anormal dirigir como dirigen la diputación como cortijo personal y sistema de intercambio de prevendas.

La manera de politizar la cultura es quererla separar de la política, porque es la manera de controlarla. Mire, si alguien le dice que no es político, tiemble. O respira política sin saberlo o la esconde sin decirlo. No se puede vivir sin ser político, como no se puede vivir sin sentimientos. Tenemos la obligación civil de estar en la polis, de opinar de lo que pasa, de controlar el voto que delegamos.
(Roman de la Calle)

El Consell Valencià de Cultura calla y otorga. Barberá disiente pero no corrige. La Generalitat echa pelotas fuera. Todos esperan al fuego fallero para dejar pasar el escándalo.

Entrevista

Carta de Dimisión

Anuncios

2 comentarios to “No hay estética sin ética”

  1. Paolo2000 marzo 15, 2010 a 9:11 pm #

    Este hombre ha restaurado aunque haya sido por breves instantes la dignidad del pueblo valenciano y sus representantes. No había yo calibrado su gesto.

  2. Alex marzo 19, 2010 a 4:22 pm #

    Hemos llegado a un punto en el que los gestos de honestidad nos parecen asombrosos. Preocupante signo de envilecimiento. Lo que debería ser un acto de lógica se convierte en un gesto casi heroíco. Bien por de la Calle y su integridad. Ha tenido el valor para decir: "ésto no lo voy a tolerar". No creo en pamplinas moralistas tipo: "no sé cómo puede dormir si…". Si se aplicase tal ecuación sólo los bebés podrían conciliar el sueño. Pero estoy seguro de que él podrá caminar por la calle sin escuchar murmullos de fondo. Y eso, hoy día, es mucho…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: