Sensación agridulce

25 Mar


Acaba la cuarta temporada y la segunda generación de Skins, con la insinuación de que puede desarrollarse su final en una película, y la amenaza de una tercera generación de protagonistas para la quinta temporada.

Skins tiene unos guionistas excelentes, y es el mejor exponente del cine teen, en pantalla pequeña, que tenemos hoy en día (incluso por delante de Superbad). Mis iniciales reparos rápidamente matizados por un voto de confianza, fueron vencidos, excepto por algunos lastres, y una buena escritura ha dotado a los personajes de profundidad, densidad y humanidad, han logrado que personajes que odié instantáneamente (Cook) se conviertan en mis preferidos, lo cual es seña de que la serie ha ido creciendo desde las reticencias iniciales.

El matiz que pedía entonces, ha sido logrado con creces. Los guionistas amaron a JJ, Cook, Emily y Naomi, y les dieron forma de manera natural. La cosa no funcionó siempre (Katie, Effy) y en ocasiones el protagonismo limitado impidió la operación (Pandora)

Sigo pensando que Effy no funciona como motor de la historia, y si observamos atentamente al triángulo forzoso que determinó la misma, se ha cobrado sus victimas. Si están libres de spoilers, chequeen mi queja al respecto en los comments del post de Basura and TV en que se celebraba la resolución del conflicto a las bravas, con todos sus efectos colaterales y bajas.

La hipérbole de la tragicomedia adolescente, en todo su esplendor, alcanza el dramatismo y el paroxismo, cuando un personaje anodino como Freddy, se crece y madura en el dolor de su amor por la desequilibrada Effy. Aunque por eso mismo me sea agridulce el desenlace de la trama psiquiátrica, esa trama resulta el reverso necesario y escéptico a un In Treatment, por ejemplo, poniendo al hechicero- psicólogo conductista, en la picota, por su cura/lavado de cerebro, adentrándose además en el cuento de horror al estilo Highsmith.

En resumen, los contras están ahí, pero son más los pros. Capítulos antológicos, como el hilarante, dramático y revelador capítulo de Cook, o momentos tiernos y divertidos, como los de JJ al que han dado un desenlace amable, mientras han reservado el sadismo para otros. O la historia de Emily y Naomi, que se robó media temporada anterior, y que esta se estaba estirando de forma algo forzada, pero efectiva.

Aunque siga pensando que Inbetweeners (¡y ahora la fabulosa Misfits!) es el auténtico depositario del legado Skins, estaremos atentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: