Archivo | 9:22 pm

Dead Man’s Shoes

8 Abr


Sin concesiones. Shane Meadows (This is England, Sommers Town) hilvana un slasher atípico, dramático, amargo, y crudo. Entre Acorralado y La última casa a la izquierda.
Venganza, acoso, fragilidad, deterioro mental, y técnicas de combate aprendidas en las Malvinas, la guerra vuelve a casa y se torna personal.
El grupo mafioso de torturadores portan la culpa en el rostro, y el hermano mayor vengador solo debe tallarlo, darle forma a cuchillo, como un corte de pelo. Un viaje a la oscuridad, un alarido de angustia, un hombre al filo de la navaja enmascarado con su protector contra gases tóxicos.
Meadows nunca ha vuelto a mostrarse tan sombrío, y la Inglaterra rural nunca se ha mostrado tan parecida a un laberinto, a una prisión, a un verde escenario de ruina y corrupción en el que de pronto irrumpe un ángel vengador, un monstruo en busca de monstruos.