68

2 May

La versión oficial que se nos ha transmitido hasta el día de hoy -la que se ha codificado y celebrado después en todo tipo de espectáculos mediáticos de conmemoración- consiste en un drama familiar o generacional, desprovisto de toda violencia, aspereza o dimensión política declarada, en una transformación benigna de costumbres y modos de vida inherenete a la modernización en Francia…

…No contento con promulgar que algunas de las ideas y prácticas más radicales de Mayo acabaron recuperadas o recicladas al servicio del capital, el relato oficial afirma además que la sociedad capitalista de hoy lejos de simbolizar el descarrilamiento o el fracaso de las aspiraciones del movimiento de mayo, encarna la realización de sus deseos más profundos…

…Por lo tanto, Mayo es solamente mayo, y ni siquiera se tiene en cuenta el mes de junio, en el que cerca de 9 millones de personas, de todas las regiones y sectores laborales del país, van a la huelga. La mayor huelga general de la historia de Francia hasta el momento se pierde en el olvido, así como la prehistoria de la rebelión, que se remonta al menos hasta el final de la guerra de la independencia argelina, a principios de los 60…

…Todo esto desaparece al servicio de una narrativa en la que surgió de la nada un Mayo “espontáneo”…

(Kristin Ross, Mayo del 68 y sus vidas posteriores, ensayo sobre la despolitización de la memoria)

Graffitis:

Las paredes tienen orejas. Vuestras orejas tienen paredes

No es el hombre, es el mundo el que se ha vuelto anormal (Artaud).

Queremos las estructuras al servicio del hombre y no al hombre al servicio de las estructuras. Queremos tener el placer de vivir y nunca más el mal de vivir.

Y sin embargo todo el mundo quiere respirar y nadie puede respirar; y muchos dicen ‘respiraremos más tarde’. Y la mayor parte no mueren porque ya están muertos

Si lo que ven no es extraño, la visión es falsa.

Anuncios

Una respuesta to “68”

  1. alex mayo 5, 2010 a 7:25 pm #

    El mayo del 68 terminó anestesiado por su propia estela. La quimera se convirtió en falacia del mismo modo que los que proclamaban el triunfo del hombre sobre el sistema terminaban incrustados en la barriga del monstruo. La crisis económica actual, propiciada por las prácticas financieras más pueriles, deberían haber provocado una nueva rebelión, más robusta y consistente. No fue así. Los fuegos se han sofocado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: