2010 odisea musical

8 Ene

Ando un tanto reticente al concepto de lista. Algo jerárquico, inmutable, y como escrito en piedra, como tablas bíblicas. Por eso he ido retrasando mi comentario musical anual. La pereza, la desidia, y la reticencia a a hacer ese asiento notarial, cuando todo es frágil, líquido, perecedero…

Hagámos otra cosa, quedemos a tomar un café, invito yo, sentémonos junto a un humeante y delicioso capuccino, el mío con sacarina, y hablémos despreocupadamente de algunos discos. Sin ánimo de sentar cátedra.

Ya volveremos a las listas cuando repasemos la década, o se trate de pelar algunos desastres… Aunque como decía Brecht “compasivamente miro/ las abultadas venas de la frente/que revelan el esfuerzo de lo que cuesta ser malo”

Red Barked Tree de Wire, o de cómo llegaron unos tíos de cincuenta y picos años y les dieron una patada en el culo a todos los jovenzuelos este año. Pop electrónico y macarra. No se ha visto nada igual desde que New Order languideció y explosionó.

Hablando de macarras, Art Czars de Japandroids es el single más explosivo del año, garageros, con garra, y el espíritu de Iggy que les sale por los poros. Brutales y cortantes como una cuchillada en las costillas.

Luego están Crocodiles y su Sleep forever. Shoegaze, ruido, pero también melodías pop, Beach boys, Echo and The Bunnymen, Ride. Frescos, certeros, con un sonido como de laboratorio mágico.

Y tal vez Japandroids sea un grupo demasiado áspero, demasiado duro para mi gusto, pero su otro single Younger us, es, además de brutal, pegadizo.

¿Les gusta T Rex? ¿Les mola Marc Bolan? Burnt Ones recuepran el glam-boogie, y le ponen sonido actual. Los Heavy Stereo de Gem Archer hicieron algo parecido en los 90. Funciona, porque Bolan es inagotable, y porque el homenaje es explícito y respetuoso, sincero, humilde, y repleto de aportaciones espontáneas.

Niños Mutantes pueden no haber hecho un disco perfecto con sus noches de insomnio, peca de largo, tiene relleno. Pero su status alcanza un nivel que les permite colarse entre mis preferidos a nivel internacional, así son de buenos, de certeros, de regulares, de emocionantes, sin chovinismos, a base de temas emotivos y rotundos como Errante o La costilla, y letras inteligentes.

Pinkshinyultrablast son rusos y hacen shoegaze. Solo tienen un Ep. Suenan como Slowdive, con anfetas. Un gran vocalista y un muro de sonido espeso como una capa de nieve de 5 metros de grosor.

Inhaler es el nuevo single en solitario de Miles Kane (Rascals, Last Shadow Puppets) y promete ese sonido con aire clásico pero ilusión de peligro, de adrenalina, marca de la casa, en un adelanto esperanzador.

Two Worlds collide es el sorprendente EP de Freebass, el proyecto de Peter Hook tras New order, que acabó (como la banda madre) entre insultos y peleas con Mani (Primal Scream). El ep es más sorprendente que el disco (que es más pop), y se acerca a la electrónica de Unkle, por ejemplo.

Indelicates, sin alcanzar el talentoso debut, hacen un disco pleno de letras brillantes y aromas pegadizos, más cerca esta vez de unos The Auteurs que de unos Pulp, jugando con el cabaret, la ironía, los guiños cinéfilos, y las pullas lúcidas… Un peldaño por debajo pero nos deja Savages, Ill o Flesh.

Seguiremos informando, en charla distendida. Oigamos algunas tonadas populares en micronesia.

Anuncios

Una respuesta to “2010 odisea musical”

  1. Ibán enero 13, 2011 a 10:56 am #

    Así me gusta. Poniéndome banda sonora a la mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: