Archivo | mayo, 2011

Zeitgeist

27 May

White Riot?

27 May

Vote Saxon!

22 May




Porque para votar a un villano, voto a uno con carisma…

Free For All

22 May

Nº6: -I am in command, obey me and be free!

Los ejércitos de la noche

21 May

“¿Y quién, por otra parte, podría medir el éxito o el fracaso en una aventura tan singular, tan sin precedentes como aquella? Uno no marchaba sobre el Pentágono, y procuraba ser detenido como si aquello fuera el eslabón de un plan maestro para tomar paso a los bastiones de la república; no, aquel tipo de lógica férrea del paso siguiente quedaba para los hombres del FBI. Uno más bien marchaba porque…porque… (y aquí las razones se hacían tantas y tan curiosas y tan vagas, tan políticas y tan primarias, que no había necesidad, o acaso posibilidad, de hablar aún de ello; lo único que podía hacer uno era rumiar el asunto ante el café matinal) …”

“…Su radicalismo estribaba en el desprecio a la autoridad, que para esta generación encarnaba la manifestación del mal. Era la autoridad la que había sembrado el país de aquellos suburbios donde esos jóvenes perdían su aliento de niños ante los westerns cinematográficos, ante la celebridad afable e insulsa de la TV; sus mentes habían sido pinchadas, hurgadas, hostigadas, sondeadas y finalmente espoleadas a producir modos de respuesta surrealistas ante la publicidad bruscamente insertada en los espacios dramáticos, mientras sus padres cambiaban incesantemente de una cadena a otra…Lo quisieran o no, se habían visto forzados a construir su idea del continuum espacio-tiempo ( y por ende, de su propio sistema nervioso) a partir de saltos y brincos y grietas y rupturas, que todo fenómeno de los media parecía contener en su seno.

“La autoridad había operado en sus cerebros con anuncios publicitarios, les había lavado el cerebro con educación en conserva, con política en conserva. Se había presentado a sí misma como honorable, pero era corrupta, tan corrupta como los sobornos que salen en la TV, los escándalos sobre la seguridad de los automóviles, las concesiones de los contratos de aviación…”

“…Esta nueva generación, por último, odiaba a la autoridad, porque ésta mentía. Mentía por boca de los ejecutivos corporativos, portavoces del Gabinete, funcionarios de policía, editores de periódicos y agencias de publicidad. Y mentía en sus publicaciones de masas, en las que las más sutiles disculpas por los desastres de la autoridad ( y las más pulcras distorsiones de las noticias) se grababan con el mejor de los estilos en la mente siempre abierta del lobotomizado americano de a pie…”

(Norman Mailer, Los ejércitos de la noche, 1968)

Un hecho

20 May


Tantos relatos diferentes del mismo como pares de ojos…

What’s Going On?

19 May






“Vosotros sois los escombros del muro de Berlín…” (Federico Jiménez Losantos)

“Hay muchas organizaciones de la izquierda radical” (Esperanza Aguirre)

“Huele a Rubalcaba” (La Gaceta)

“Acampar en una calle sin más no conduce a nada. No reconocer a la política, con actitudes prepolíticas, conduce a que la política sea demonizada o desprestigiada” (Jáuregui)

“La misión histórica de la adolescencia es, en tiempo de guerra, morir en los frentes y en la paz, embrutecerlo todo”. (Arcadi Espada sobre los jóvenes indignados)

¿Desea Saber Más?
———————————————————————

Como en el sketch de Monty Python sobre la inquisición, “nobody expects the spanish revolution”.

Hay muchas cosas que deberían ser dichas, pero no las diré hoy, con el maremágnum de ruido y desinformación. No aportemos mucho más al maelstrom. Sólo un pequeño guiño.

Y a los que se sorprenden, tras tragar carros y carretas durante meses, por el timing, o la oportunidad de todo esto, decirles que no es tan sorprendente: Los mensajes electorales han sido la gota del cinismo que ha colmado el vaso.

Guerra Eterna, I, II y III

Andrés Boix, I y II

Chapapote Discursivo I

Valencia toma la plaza

” He votado toda la vida a partidos que me dan asco para que no salgan los que me dan miedo”

(Twitteo de @profesandy)

——————————————————————-

Yo solo me pregunto hoy como Marvin, What’s going on?

Y qué diablos, bajo a la calle, y grito, y siento el pulso de algo que creía muerto, sólo un síntoma de vitalidad, algo muy humilde, y de lo que nadie consigue apropiarse aún. Otro día ya pensaremos qué significa.

everybody thinks we’re wrong
Oh, but who are they to judge us
Simply because our hair is long
Oh, you know we’ve got to find a way
To bring some understanding here today

Other (People) Lives: Cruce de lecturas

15 May

He aquí la historia de tu vida, pero reducida a dos horas. El momento en que viniste al mundo, en que tu madre dio a luz en el asiento trasero de un taxi, ahora es tu secuencia inicial. La pérdida de tu virginidad es el clímax de tu primer acto. La adicción a los calmantes es la progresión dramática de tu segundo acto. Los resultados de tu biopsia son la revelación de tu tercer acto. Lauren Bacall estaría perfecta como tu abuela. William H. Macy como tu padre. Dirigidos por Peter Jackson o por Roman Polanski.

Se trata de tu vida, pero procesada. Embutida en el molde de un buen guión. Interpretada de acuerdo con el modelo de un éxito de taquilla. No es extraño que hayas empezado a ver cada día en términos de un nuevo episodio de la trama. la música se convierte en tu banda sonora. Las conversaciones en diálogos. Nuestra tecnología para contar historias se convierte en nuestro lenguaje para recordar nuestras vidas. Para entendernos a nosotros mismos. En nuestro marco de referencia para percibir el mundo.

Vemos nuestras vidas en términos de convenciones narrativas. Nuestras sucesiones de matrimonios se convierten en secuelas. Nuestra infancia es nuestra precuela. Nuestros hijos, nuestros spin-offs.

(Chuck Plahniuk, Error Humano)

Disco Histórico: McCarthy; Banking, Violence and the Inner Life Today

8 May

McCarthy fueron el germen de los no muy apreciados por estos lares Stereolab. Combinaban un pop luminoso con unas letras comprometidas, politizadas, visionarias, pop de choque, necesario, vital, ocasionalmente bello y brutal a un tiempo ( Ahora es el momento para una mano dura / Nada va a pararles ahora / Es tiempo para una mano dura / Hemos sido blandos durante mucho tiempo) para aportar esperanza y combatibidad en lo más oscuro de los lustros thatcheristas.

Con una trayectoria de pop suave (en la onda C86, o los Smiths) pero con un contenido para nada trivial, para nada blando, sino lleno de cosas que debían ser dichas, McCarthy eran una mano de hierro envuelta en guante de seda. No veías venir el puñetazo. Pero te dejaba grogui.

En este disco, la música se torna un poco más afilada, de corte más afín a madchester, en su versión baggy tardía, más oscura y agresiva que sus primeros trabajos, acorde con unos lúcidos entramados de letras pesimistas, que forman un tapiz de acidez, desesperanza, irónica observación que hoy, años después, sigue siendo válida. Esa mirada, hace ya 21 años, a las crisis, recortes, y derrotas de entonces, arrojan una luz especialmente deprimente a las crisis de hoy.

Desde el título, pasando por los nombres de las canciones (especialmente en los casos de And Tomorrow the Stock Exchange Will Be the Human Race y de Get a Knife Between Your Teeth, parecen canciones escritas hoy mismo), hay aquí una colección de proclamas para nada maniqueas. Hay estopa para todos. Mientras una legión de músicos se retiran a la parcela del arte por el arte, y los protestantes de los 60s son revisitados con condescendencia, sorna, o ironía, en su “inocencia” o su radicalidad, en lo rápido que algunos han envejecido (mal), es reconfortante ver la vigencia absoluta de un disco con aire político.

Esta es la banda sonora del desastre, hermosa y llena de verdad, un grito desgarrado de pequeñas heridas infligidas entonces, y vueltas a infligir ahora.

Otra Reseña.

Dead or Alive

2 May


“El terrorismo es una forma de cultura del entretenimiento. Los terroristas son entretenedores armados, que interpretan nuestro sistema de medios de comunicación.”

(Peter Sloterdijk, Entrevista)

Merced a estas comuniones tóxicas, los combatientes y los no combatientes, aquéllos sincrónicamente gaseados y aquéllos simultáneamente alarmados, quedan fusionados en una suerte de estado crepuscular colectivo. Apremiadas por una situación de necesidad, las modernas masas se ven integradas en una unidad comunista capaz de posibilitarles un acentuado sentimiento de identidad, surgido al socaire de la amenaza común.

Como especialmente peligrosos se revelan entonces los venenos climáticos que emanan de los propios hombres mientras ellos son irremediablemente excitados bajo una asfixiante resonancia comunicativa: en las instalaciones climáticas patógenas de una opinión pública excitada a la vez que uniformada, los habitantes inhalan sus propias exhalaciones de manera cíclica.

Lo que aquí está en el aire se retroalimenta de modo totalitario por medio de una comunicación circular. Ésta se lleva a cabo por los sueños de victoria de las masas enfermas, así como por sus embriagadas autointensificaciones al margen de la experiencia real, excitaciones a las que sigue como su sombra el deseo de denigrar al otro. La vida en el Estado mediático se asemeja a la estancia en un palacio de gas encantado.

(Peter Sloterdijk, Temblores de aire)