Martin

20 Nov

martin scorsese gun

Hace un par de días era el cumpleaños de Martin Scorsese, ese joven tan iconoclosta que rompe moldes gamberros con su última película. Con la energía intacta de un hooligan. Martin sobrevive. Su pasión sobrevive (en Infiltrados tuve serias dudas). Martin no es el Martin de “Toro Salvaje” pero es una versión de si muy superior a la media a que Hollywood nos tiene acostumbrados.

El hombre que estuvo a punto de entrar en el seminario, el cristiano que rodó una de las películas más perseguidas por el Vaticano, el hombre excesivo de jo qué noche, el oscuro e inquietante observador de la alienación de un taxista insomne.

Martin nos ha hecho un regalo, ha hecho un regalo al cine, y a falta de material original que postear, no se me ocurre nada mejor que esto:

Gracias.

“Malas Calles trató del sueño americano, según el cuál cada cual cree que se puede enriquecer rápidamente, y si no pueden por medios legales, lo harán por medios ilegales”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: