Cover Wars: El combate del boxeador.

19 Jul

9368645_orig

Simon y Garfunkel siempre me parecieron bárbaros. Muy buenos, y como se vió luego, complementarios (que no me vendan a Paul Simon. Puede haber vendido más, pero su carrera en solitario no es mejor que la de Art).

Pero les falta punch, les falta pegada. Su boxeador es una delicia, pero no noquea. Tiene un juego de piernas endiablado, en el que ritmo y melodía hacen escenografía de un combate. Pero sin impactar.

Prefiero la versión de este ignoto grupo de los 90, Material Issue. Un grupo de trayectoria discreta, pero se dice que de directos potentes.

“Existe algo así como una extorsión de la voluntad más allá de cualquier medida comprensible en la fatiga que experimenta un boxeador durante los primeros rounds, cuando ya se encuentra demasiado exhausto para levantar los brazos o aprovecharse de los instantes en que el rival baja la guardia. La pelea, claro, no durará sólo tres asaltos. Aún queda por delante un montón de rounds, contracciones de tortura, los pulmones que dan alaridos desde los calabozos del alma, la garganta tapizada de una bilis tibia que alguna vez estuvo en el hígado, las piernas inertes, los brazos que se mueven con torpeza. En ese momento, uno empieza a buscar fuerzas en la voluntad del contrario, respirando el aire de la voluntad del otro mientras la propia agoniza…” (Norman Mailer)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: