Homenaje a Marjorie Wood

27 Dic

vertigomarjorieMarjorie Wood, en Vértigo, se encuentra totalmente en segundo plano, pero es la persona que con determinación férrea y amor constante está con James Stewart en sus momentos más bajos. Es ella, y no Kim Novak, la heroína. Es el personaje femenino más fuerte, realista, de carne y hueso, cargada de una feminidad real, del muy discutible repertorio de personajes femeninos del cine de Hitch.

Tenido por un misógino fascinado por la mujer, consumido por sus fantasías, por una pulsión sádica y una dependencia edípica, la crítica feminista posterior a la “mirada masculina” de Laura Mulvey le golpeó duro. Sin embargo como Michaela Pluskovich apunta, Vértigo, La ventana indiscreta, y sobre todo Los Pájaros (en menor medida Marnie) se adentra de una forma más compleja, y a la vez descomplejada, en el estudio de la psique femenina, el misterio del que Freud se lamentaba en no comprender.

Me gustaría remitirme a las interesantes reflexiones de Pluskovich:

Las escenas con Midge, por ejemplo, indican de ella no sólo que es inteligente como mujer, sino que el uso de varios primeros planos sugieren una superioridad incluso respecto del protagonista masculino Scott.

Algunos teóricos como Slavoj Zizek sugieren que la decisión de Hitchcock de retratar a personajes femeninos como Midge sólo cumple “detalles característicos que persisten y se repiten sin un significado común” . Sin embargo, al mirar estos detalles más de cerca, también son un dispositivo para desacreditar aún más al personaje masculino, en este caso Scott, que ya está emasculado por su acrofobia.

En la segunda escena de Vertigo, al espectador se presenta  Midge, un apodo para Marjorie que casi suena varonil, así como la situación actual de Scott después de su accidente en los tejados de San Francisco, relacionado con su trabajo como detective. Mientras que el diálogo en la escena transmite una cierta degradación de Midge por los comentarios despectivos de Scottie, como “Oh, no, … Midge, no seas tan maternal”, el movimiento de la cámara da paso a la mente de Midge.

Aunque Scottie presuntuosamente no espera ninguna reacción a su comentario, la siguiente toma es un primer plano de Midge mirando desde los bocetos en los que está trabajando y mirando hacia Scott. Este rápido momento da a la audiencia la oportunidad de identificarse con los sentimientos de Midge y con el siguiente plano que muestra a Scottie desde la perspectiva de Midge, jugueteando con su bastón y sin notar la reacción de Midge, con Scott opaco e ignorante para el espectador.

Aunque este momento es bastante poco importante para la trama, como lo es para el protagonista masculino, podemos encontrarlo varias veces a lo largo de la escena, lo que hace hincapié en su importancia para Hitchcock para dar al espectador una oportunidad de empatía con la perspectiva femenina y al mismo tiempo un cambio a una “mirada de mujer”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: