En un lugar solitario

10 Jun

Una vez había tenido felicidad pero por un tiempo tan breve; La felicidad estaba hecha de mercurio, se te va de las manos como un capricho súbito. De repente, sintió el calor de las lágrimas en sus ojos y sacudió la cabeza con rabia. No lo pensaría, nunca volvería a pensar en eso. Fue hace mucho tiempo en un pasado antiguo. Al diablo con la felicidad. Más importante era la emoción, el poder y la agitación de la lujuria. Esos te hacen olvidar. Hicieron de la felicidad un malvavisco rosado.”

In a Lonely Place
(Dorothy B. Hughes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: