Maniac de Cary Fukunaga

3 Jul

Maniac es un proyecto de Cary Fukunaga (True Detective) que llegó al Netflix al mismo tiempo que Russian Doll, pero que por diversas razones, me ha llevado más tiempo y más de un visionado procesar.

Con un trasfondo situado en un futuro (muy) cercano, una sociedad aséptica, en el que las personas pueden vender su atención a «hombres anuncio» que les recitan publicidad a cambio de recibir dinero por escucharla, o dónde hay servicios de alquiler de amigos, tiene una estética que coquetea con cierto toque kitsch (El Dormilón de Woody Allen, Wes Anderson, Legión de Noah Wyle).

El hilo narrativo se centra en un ensayo clínico de una droga que combinada con una IA que simula realidades virtuales, está destinada a acabar con la infelicidad, a poner patas arriba el mundo de la psicoterapia, llevada a cabo por un conjunto de científicos como poco excéntricos (Theroux parece tener carta blanca para sobreactuar como el reprimido hijo de una terapeuta superventas. Atención a la disfuncional madre en la actuación de Sally Field y la descacharrante subtrama freudiana).

Owen Milgrim (Jonnah Hill, en una clara referencia al experimento Milgram) lleva una anodina existencia alejado de su acaudalada pero despiadada familia (Gabriel Byrne hace un retrato de la aristocracia neoyorkina digna de un mafioso sociópata que le insta a mentir en juicio para defender a la familia de denuncias de acoso sexual, algo que se desarrollará en la trama) mientras lidia con un pasado de problemas mentales, amigos imaginarios que le dicen que hay un patrón y que va a salvar el mundo, y una existencia parecida al del protagonista de Brazil, con empleo burocrático y minipiso deprimente incluído.

Annie Landsberg (Emma Stone) es una joven dependiente de la droga experimental (que consigue bajo mano, pero que no es suficiente), reviviendo una y otra vez un trauma familiar, y totalmente alienada de todos en su vida (su padre literalmente vive encerrado en un mini-container porque no puede lidiar con el mundo exterior) portando una máscara de cinismo e indiferencia.

Lo que ambos personajes comparten es la soledad, el dolor, la falta de esperanza y la incapacidad de comunicarse, de conectar con nadie, de llevar una vida funcional, de encajar, de disfrutar de nada en absoluto. Son seres que deambulan en busca de un sentido y profundamente dañados, doloridos, heridos. Y de eso trata la serie.

Dejando de lado los giros a lo Hal 9.000 que pueden hacer descarrilar el ensayo clínico, esta serie nos habla de la supervivencia humana en un mundo inhumano, de como vivir en las ciudades sin alma, de cómo vivir y no sólo sobrevivir.

En los escenarios de realidad virtual Owen y Annie llegan a compartir situaciones (realidades en que son un matrimonio de white trash en una misión ecológica, o una pareja de ladrones de guante blanco en los años 20) algo que se supone que no debe ocurrir, ya que la experiencia es personal, con un fuerte acento en las fantasías y símbolos que enmascaran nuestros conflictos más terribles, aquellos que no nos atrevemos a confrontar. En otros escenarios confrontarán sus demonios solos ya sea frente a un capo mafioso (con Byrne y un taladro) o una fantasía épica (Stone como improbable heroína Tolkeniana alcoholizada) siempre con un toque surrealista, que impregna el mundo real también.

Es, en definitiva, la historia de dos personas que llegan a conocer el dolor del otro, que llegan a reconocerse, cuidarse, tenderse la mano, en un mundo en donde la consigna es cada uno por si mismo, es, y no me parece poca cosa, la historia de una amistad improbable entre un hombre probablemente esquizofrénico que duda de sus propios ojos y su juicio, y una mujer amargamente deprimida y sin esperanza.

Es la historia de como llegaron a hacerse amigos y se aliaron para mantenerse humanos en ese mundo profundamente inhumano de un futuro demasiado cercano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: