25 años de What’s The Story Morning Glory

6 Oct
Ilustración de Massimiliano Aurelio

Para muchos de mi generación (1981), What’s The Story Morning Glory, que el pasado viernes 2 de octubre cumplía 25 años, fue su Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Existía Nirvana, habían fans de Guns’n’Roses, pero el gateway drug al rock era este, por razones obvias. Los Guns eran un poco anteriores y con el componente coent o Kitsch. Nirvana eran cosa seria, pero quizá demasiado para dar un primer bocado.

Morning Glory estaba en el sitio adecuado en el momento adecuado, y además era entrada para el universo Oasis, muy en forma en el 95. Daba pie a rescatar el disco debut, y las cajas de singles de ambos LPs con la colección de caras b más gloriosa de la historia, es lo que hace una base de fans sólida desde el minuto 1.

Hablamos de un disco cuyas primeras 4 canciones marcan un ritmo fuerte. “Hello” es un pub rock inglés de los de Slade, eficaz y festivo, basado en un riff de Gary Glitter, que afirma que es bueno estar de vuelta. “Roll With it” puede que perdiera su duelo de singles con Blur, pero contra el mejor single de “The Great Escape”, siendo más un globo sonda que un single estrella. Dos canciones de autoafirmación y celebración.

El desgastado, pero aún en pie Wonderwall, con unos arreglos muy acertados, que a base de machaque en radiofórmula ha perdido el magnetismo que tuvo, pero que recomiendo repescar en covers o versiones: Cualquiera menos la de Ryan Adams. Incluso prefiero a Mike Flowers antes.

Don’t Look back in Anger en cambio, construida con patrones lennonianos, mantiene su extraña melancolía que invita a buscar nuevas memorias sin negar la mirada al pasado. Aires a Imagine, pero con un toque a Procol Harum.

Hey now es quizá para muchos la pista más débil, pero es parte del omnipresente optimismo del album, un optimismo que jamás volvería a darse en el grupo, muy propio de los 90s. Una canción de toque psicodélico, pero netamente pop. una canción que bien podría estar en The Great Escape de Blur.

El gran acierto de los instrumentales (Swamp Song que juguetea entre fade in y fade out, partida en dos cachos, y con samples de olas) da pausa y continuidad al album a un tiempo. Da paso a otro grupo de cuatro canciones, en un disco en el que la colocación es estratégica.

Some Might Say es una de las tres mejores letras del disco, una canción épica, con punch, un medio tiempo escupido más que cantado por Liam, que cuenta con versos como “Algunos podrían decir que no creen en el cielo
Ve y díselo al hombre que vive en el infierno”
. Un canto a perseverar pese a la censura del resto.

Cast no Shadow tiene probablemente mi letra preferida del disco, una hermosa balada dedicada a Richard Ashcroft (The Verve) tras el primer conato de disolución de su banda, y que habla de cómo la sociedad no comprende al individualista visionario.

She’s Electric es mi canción menos querida en el album. Es la típica canción estilo McCartney, todo melodía vitalista, cero significado. La eterna discusión Lennon-McCartney sobre la importancia de las letras la resuelve Noel acá a favor del segundo tirando por la calle de en medio con la técnica de la escritura automática surrealista. Algo que dará líneas muy valiosas en Champagne Supernova, no pasa de la chorrada intrascendente aquí. En cierto modo prefiero Bonehead’s Bank Holiday, la canción extra de la edición de vinilo que sirve como parodia a sus enemigos íntimos del momento, y homenaje a Bonehead, el discreto guitarrista que se intuye el corazón del grupo, dado que la semilla de destrucción fraticida estaba desde el principio, como demuestra el single Wibbling Rivalry, una entrevista grabada que llegaría a las listas de más vendidos en otoño de 1995.

Morning Glory es un rock zeppeliniano, el más duro hasta el momento en su carrera. Su “Need a little time to wake up” imprime urgencia, y es justamente lo que necesita el disco en este momento. Un momento macarra que rebaje el algodón de azúcar deudor de los Beatles.

El segundo inserto de Swamp Song da paso a Champagne Supernova. Personalmente creo que es la mejor canción del album, ayudados por la guitarra invitada de Paul Weller. La enigmática letra escrita en modo de escritura automática (recientemente Noel ha asegurado que no sabe qué significa) en un medio tiempo épico de aires psicodélicos (que funcionará aún mejor en directo, ya sea con Bonehead o con Gem Archer de escuderos de Noel. Uno sólo puede preguntarse que hubiera hecho un guitarra más imaginativo como Butler o Nick McCabe con esto) parece una promesa de éxito y de sueños cumplidos, pero en cierto modo funciona como una advertencia ominosa gracias a sus primeros versos:

“¿Cuánto cambia la gente especial?
¿Cuántas vidas están siendo vividas de formas extrañas?
¿Dónde estabas mientras nos drogábamos?”

Es un momento de mucho optimismo, se refleje con la ironía de Blur en Great Escape y de Pulp en Different Class (que desembocaría en nihilismo del fallido disco naranja y en glorioso sarcasmo pesimista en This is Hardcore respectivamente) o en el giro optimista de Suede con Coming Up. Sin embargo es coherente con el universo Oasis, de Working Class Heroes, de hijos de Thatcher. Una coherencia que no se rompería hasta el desastroso Heathen Chemistry.

Independientemente de que vivamos en un mundo radicalmente distinto al de los “felices 90s” (cuya cara b son los infelices 90s del grunge), es una obra de madurez de un grupo en su plenitud. Venían de la decisión de sacar Whatever como single independiente, con esa pista mítica, Half The World Away y (It’s Good) To Be Free como adelanto de este nuevo disco. Entre las caras b de esta época están Acquiesce, The Masterplan, Headshrinker o Talk Tonight entre otras. Que un disco se tome el lujo de relegar esas canciones, y no acuse ese hecho, es todo un triunfo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: