Archivo | Cinema Paradiso RSS feed for this section

Islas en la Red feat. Alex Herrera T01E09- Luis García Berlanga Vol II (1959-1974)

13 May

hqdefault

Podcast en dónde se narra en alegre debate el providencial encuentro de Berlanga con Azcona y el productor Alfredo Matas que daría resultado a sus enormes Plácido y El Verdugo, tras tantearse en Se vende tranvía de Juan Esterlich. De cómo el éxito crítico pero polémico del Verdugo hace peligrar su carrera, dejándolo marcado y obligado a mirar hacia afuera del sistema español, dirigiendo las fabulas de La Fontaine, La Boutique/Las Pirañas, Vivan los Novios, elaborando el concepto para El Extraño Viaje de Fernán Gómez, y embarcándose en un viaje artístico suicida con la incomprendida Tamaño Natural.

Ir a descargar

 

Anuncios

Islas en la Red feat. Alex Herrera- Luis G Berlanga Vol 1 1948-1958 Ultimate Edition

24 Feb

e0bea5f50cbfcd260b278987ff355cc834559e6be5fa37c57529592fc2000c2c212e41da0eec788f212800b027fdb35aDe nuevo convocando al colaborador del podcast Islas en la red menos inmune a mis insistentes convocatorias, volvemos con el primer capítulo dedicado al que para mi es el genio indiscutible del cine español: Luis García Berlanga, el primero de lo que espero sea una trilogía austrohúngara.

Exploramos sus primeros pasos, su asociación con Juan Antonio Bardem y con Jose Luis Colinas, las primeras constantes de su cine, las brutales consecuencias de la censura que mutilaron al menos dos de sus cinco primeras películas (Mención especial para “Los jueves, milagro), su obra maestra Bienvenido Mr. Marshall, y su película más en solitario de su carrera Calabuch, un cuento capriano.

A pesar de los altos y bajos y el aprendizaje de esta etapa, la extraordinaria periodicidad de sus películas en estos años, seguida por sus dos primeras entregas con Azcona, nunca volverían a repetirse. Una película cada dos años, en un momento difícil de censura, escasez de medios, y una ola de cine patrio muy alejada de su universo personal.

Nos detemos justo en el momento previo a su crucial encuentro con Azcona.

Disfruten, desde la División Azul, hasta Calabuch, pasando por la escuela de cine, su tortuosa relación con su compañero Bardem, su primer éxito, su colaboración con Colinas, la censura, los problemas e inseguridades de los primeros rodajes. Esa Pareja Feliz, Bienvenido Mr Marshall, Novio a la vista, Los jueves, milagro y Calabuch.

Descarga/Streaming en Ivoox

Disponible en Spreaker

Disponible también en itunes

Sueño

18 Ene

Jerry-Lewis-+-Martin-Scorsese-The-King-of-Comedy“The King of Comedy” is my coming to terms with disappointment, disappointment with the fact that the reality is different from the dream.

(Mertin Scorsese)

El enigma de la última palabra no es la palabra, es el hombre que la pronuncia

19 Dic

0d07f6be3e119219eef7555ddda8f29e

Desconfianza
Tristeza de mis manos,
demasiado graves
para no abrir llagas,
demasiado ligeras
para dejar huella.
Tristeza de mi boca,
que dice tus mismas
palabras,
otras cosas entienden
y este es el modo
de la lejanía
más desesperada
(Antonia Pozzi)

El dibujante que hacía películas

23 Nov

OfzAJ Quotation-Terry-Gilliam-humor-Meetville-Quotes-170650 Samurai-Warrior-sketch_large drparh16

Terry Gilliam es aquello que Ridley Scott soñó con ser. Porque Ridley lo hizo una vez. Pero Gilliam lo hizo una y otra vez: crear universos. A tumba abierta aunque significara crearse una fama de ruina entre los productores.

Hoy es el cumple de Gilliam, alguien que empezó en el arte, la animación y el humor, formó parte de lo mejor del humor absurdo, Monty Python, y sin dejar de dibujar creó dibujos de celuloide con ojos que aún hoy son de niño.

Más quijote que Alonso Quijano, siguiendo la estela de otro apestado para el negocio de vender entradas, Orson Welles. La imaginación de Terry es febril prodigiosa e igual nos entrega perfección como en la distópica Brazil, como momentos de delirio y delicia, fellinianos en su imperfecto ensamblaje, como su Munchausen.

Pero Gilliam sigue siendo un hombre y su lápiz combatiendo el hecho de que la luz en movimiento que es el cine requiere de mucho más que imaginación y grafito, es luz cara, que se plaga de aspectos pragmáticos que estorban al soñador.

Soñar y vivir, a menudo nos convierten en benditas contradicciones.

Hoy los storyboards de Gilliam.

 

Martin

20 Nov

martin scorsese gun

Hace un par de días era el cumpleaños de Martin Scorsese, ese joven tan iconoclosta que rompe moldes gamberros con su última película. Con la energía intacta de un hooligan. Martin sobrevive. Su pasión sobrevive (en Infiltrados tuve serias dudas). Martin no es el Martin de “Toro Salvaje” pero es una versión de si muy superior a la media a que Hollywood nos tiene acostumbrados.

El hombre que estuvo a punto de entrar en el seminario, el cristiano que rodó una de las películas más perseguidas por el Vaticano, el hombre excesivo de jo qué noche, el oscuro e inquietante observador de la alienación de un taxista insomne.

Martin nos ha hecho un regalo, ha hecho un regalo al cine, y a falta de material original que postear, no se me ocurre nada mejor que esto:

Gracias.

“Malas Calles trató del sueño americano, según el cuál cada cual cree que se puede enriquecer rápidamente, y si no pueden por medios legales, lo harán por medios ilegales”

Robin Williams, el hombre de los ojos como estrellas fugaces

2 Sep

robin-williams-the-sad-clown

Este es un post que no me ha resultado fácil hacer, y en general ha quedado afectado y pomposo. Una pompa que no le va a Robin. Pero qué se le va a hacer si estoy perdiendo mi sentido del humor.

El caluroso día de su muerte, pensé en Foster Wallace y en cómo decía uno en ese momento elige entre el fuego del incendio que le abrasa y saltar al vacío. No desea uno saltar. Elije entre dos dolores.

Él tampoco está. Luego Cioran, que vivió tanto porque siempre podía matarse mañana, una postura muy Camus.

No vamos a ponernos más listillos, no vamos a desenterrar el cuerpo de Jean Amèry o a hablar de payasos tristes o juguetes rotos.

Comentar su papel en The Fisher king, película infravalorada, preciosa, llena de “verdad” de locura cuerda, de don quijotes y de qué es aquello de la joie de vivre, de si la imaginación o el amor o la amistad son aquello que nos permite no quedarnos a solas con nosotros mismos en demasiada mala compañía.

Y luego que he empeñado en recitar a Corso. Lo siento. Las canciones de Zelda, juego que amaba, y de Kinks, en sus variaciones, cuyos derechos no poseo, compensan un poco. sólo un poco.

Y no, no soy un ventajista. No era un gran fan del Robin que elegía papeles parecidos, registros repetidos. Pero hay ese puñadito. Y consigue que un anti Spielberg como yo se trague Hook. Un milagro digno del Grial.

http://www.ivoox.com/robin-williams-el-rey-pescador-despedida-del-clown_md_3450338_1.mp3″ Ir a descargar