Archivo | Linterna Mágica RSS feed for this section

Mis pensamientos…

20 Dic

“En las últimas décadas, algo le sucedió al sueño americano. Si algo no gana dinero, nadie está interesado. Todo está a la venta. Las emociones se venden. El sexo se vende. Todo es sexo Mis emociones no están a la venta. Mis pensamientos no se pueden comprar. Son míos..”

 

(Cassavetes)

Sueño

18 Ene

Jerry-Lewis-+-Martin-Scorsese-The-King-of-Comedy“The King of Comedy” is my coming to terms with disappointment, disappointment with the fact that the reality is different from the dream.

(Mertin Scorsese)

El dibujante que hacía películas

23 Nov

OfzAJ Quotation-Terry-Gilliam-humor-Meetville-Quotes-170650 Samurai-Warrior-sketch_large drparh16

Terry Gilliam es aquello que Ridley Scott soñó con ser. Porque Ridley lo hizo una vez. Pero Gilliam lo hizo una y otra vez: crear universos. A tumba abierta aunque significara crearse una fama de ruina entre los productores.

Hoy es el cumple de Gilliam, alguien que empezó en el arte, la animación y el humor, formó parte de lo mejor del humor absurdo, Monty Python, y sin dejar de dibujar creó dibujos de celuloide con ojos que aún hoy son de niño.

Más quijote que Alonso Quijano, siguiendo la estela de otro apestado para el negocio de vender entradas, Orson Welles. La imaginación de Terry es febril prodigiosa e igual nos entrega perfección como en la distópica Brazil, como momentos de delirio y delicia, fellinianos en su imperfecto ensamblaje, como su Munchausen.

Pero Gilliam sigue siendo un hombre y su lápiz combatiendo el hecho de que la luz en movimiento que es el cine requiere de mucho más que imaginación y grafito, es luz cara, que se plaga de aspectos pragmáticos que estorban al soñador.

Soñar y vivir, a menudo nos convierten en benditas contradicciones.

Hoy los storyboards de Gilliam.

 

Martin

20 Nov

martin scorsese gun

Hace un par de días era el cumpleaños de Martin Scorsese, ese joven tan iconoclosta que rompe moldes gamberros con su última película. Con la energía intacta de un hooligan. Martin sobrevive. Su pasión sobrevive (en Infiltrados tuve serias dudas). Martin no es el Martin de “Toro Salvaje” pero es una versión de si muy superior a la media a que Hollywood nos tiene acostumbrados.

El hombre que estuvo a punto de entrar en el seminario, el cristiano que rodó una de las películas más perseguidas por el Vaticano, el hombre excesivo de jo qué noche, el oscuro e inquietante observador de la alienación de un taxista insomne.

Martin nos ha hecho un regalo, ha hecho un regalo al cine, y a falta de material original que postear, no se me ocurre nada mejor que esto:

Gracias.

“Malas Calles trató del sueño americano, según el cuál cada cual cree que se puede enriquecer rápidamente, y si no pueden por medios legales, lo harán por medios ilegales”

El Congreso

12 Oct

the_congress___poster_minimalist_by_jorislaquittant-d6dqz5o

Reconozco que no he leído a Lem en demasía. Esta distopía se inspira en “congreso de futurología”. De ella ha habido críticas desconcertantes y desconcertadas. En el fantástico programa de radio “La finestra indiscreta” de Àlex Gorina, el conocido crítico Jaume Figueras contraponía la parte real del film de la animada, afirmando que ésta última era estéticamente horrenda.

Me parece que no siente mi venerable admiración por Ralph Bakshi, quién dio vida a Fritz el Gato de Crumb, o al señor de los anillos, que había que tener valor con aquella época y presupuesto. Alguien a quién Ari Folman, director de El Congreso y Vals con Bashir sin duda conoce (casi seguro Zemeckis y su Conejo tampoco desconocían al innovador animador). Bakshi a su vez conocía a F.B. Avery.  Un puto clásico. O a Alicia en el país de las Maravillas, la mejor película de Disney. Sombrereros locos, pájaros, perros habladores, mujeres de bandera, guerras a lo H.G. Wells, sueños utópicos, sociedades dentro de sociedades, nada es lo bastante irreal como para quedar fuera de ese lado del espejo. Lo real e irreal es relativo, subjetivo, complementario, sueños, visiones y contrapartidas horribles.

Esta lúcida y desconcertante película entronca con distopías como Hijos de los Hombres. El Ébola, la telerrealidad, las granjas de videojuegos chinas, las guerras petrolíferas. Vivimos en un futuro que nos ha alcanzado sin darnos cuenta. También entronca con la parte philip-dickiana de Matrix, más allá de las patadas voladoras y el mesianismo de ésta. Incluso si me apuran con otra rareza: The Wall, de Alan Parker (bueno, y Roger Waters).

Esta es una crítica espero que sin mucho spoiler. Pero he de decir que esta es una película que no me ha dejado indiferente, que me ha sorprendido, que juega con la realidad de una actriz en decadencia, para especular sobre una realidad virtual que comienza con la digitalización de actores convertidos en avatares, y se expande como un big bang en múltiples y sorprendentes direcciones. Robin Wright juega a ser una Robin Wright alternativa (aunque también estrella de alguna de sus propias películas emblema) que está en el ocaso de su carrera y en serias dificultades.

Su actuación final, paralela pero más desvalida a la de Clive Owen en la peli de Cuarón, es increíble.

El caos parece inundar parte de la trama, formando espirales de saltos, futuros, bellas durmientes, casinos lúdicos sin fin no tan lejanos a un Eurovegas, y una dolorosa vuelta a la realidad. La luz nos ciega, el mundo no parece tan diferente al nuestro (una ruina llena de alucinados hipnotizados) que capta la esencia de Matrix: Pastilla roja o Azul. Adicción o Desolación. No he leído “Ensayo sobre la ceguera”, ni su adaptación al cine, pero sospecho algún conector secreto. Y desde luego, parece haber estudiado muy bien la serie inglesa futurista pero extrañamente presente Black Mirror de Charlie Brooker, especialmente con el segundo y tercer capítulo de su primera temporada, en lo distópico con el impresionante “Fifteen Million Merit” y algo en cuanto a la tecnología desatada, con “The entire history of you”.

Quizás no sea del gusto de todos, pero The Congress es diferente, y por eso sólo, es especial.

Guardianes de la Galaxia: Audiocrítica

21 Sep

GUARDIANS-need-you-sm

guardians-of-the-galaxy

Guardians-of-the-Galaxy-Francesco-Francavilla-Poster-Mondo-Movie

0

4003344-8f8963514b3c10a5e79f796a71f07a08

1402063150402

1402201104752

Print

gotg-hopko-bigger-b-r

Unos pocos comentarios dicharacheros sobre un artefacto preciso de entretenimiento. Como el Sherlock de Ritchey, una sorpresa que bajo un manto de blockbuster esconde más de lo que aparenta, y una hilarante y nostálgica muestra de encanto.

La primera de las canciones que acompaña mi voz no necesita presentación y no poseo derecho alguno sobre ella. La segunda está bajo licencia de Cretive Commons y es un fragmento de los garageros Sonic Avenues  “Teenage Brain Girls With Pearls”.

Por cierto, podcast dedicado a Bill Mantlo, creador de Rocket Racoon.

http://www.ivoox.com/guardianes-galaxia_md_3518481_wp_1.mp3″

Robin Williams, el hombre de los ojos como estrellas fugaces

2 Sep

robin-williams-the-sad-clown

Este es un post que no me ha resultado fácil hacer, y en general ha quedado afectado y pomposo. Una pompa que no le va a Robin. Pero qué se le va a hacer si estoy perdiendo mi sentido del humor.

El caluroso día de su muerte, pensé en Foster Wallace y en cómo decía uno en ese momento elige entre el fuego del incendio que le abrasa y saltar al vacío. No desea uno saltar. Elije entre dos dolores.

Él tampoco está. Luego Cioran, que vivió tanto porque siempre podía matarse mañana, una postura muy Camus.

No vamos a ponernos más listillos, no vamos a desenterrar el cuerpo de Jean Amèry o a hablar de payasos tristes o juguetes rotos.

Comentar su papel en The Fisher king, película infravalorada, preciosa, llena de “verdad” de locura cuerda, de don quijotes y de qué es aquello de la joie de vivre, de si la imaginación o el amor o la amistad son aquello que nos permite no quedarnos a solas con nosotros mismos en demasiada mala compañía.

Y luego que he empeñado en recitar a Corso. Lo siento. Las canciones de Zelda, juego que amaba, y de Kinks, en sus variaciones, cuyos derechos no poseo, compensan un poco. sólo un poco.

Y no, no soy un ventajista. No era un gran fan del Robin que elegía papeles parecidos, registros repetidos. Pero hay ese puñadito. Y consigue que un anti Spielberg como yo se trague Hook. Un milagro digno del Grial.

http://www.ivoox.com/robin-williams-el-rey-pescador-despedida-del-clown_md_3450338_1.mp3″ Ir a descargar