Archivo | Comicopera RSS feed for this section

Hobbes & Bacon

20 Mar

tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo1_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo2_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo3_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo4_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo5_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo6_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo7_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo8_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo9_500tumblr_m9ley3Pbdr1qj3tcuo10_r1_500

Mi vida como gato (Alexei Sayle)

28 Jun

cat

“Cuando el marido de Bettina la abandonó por su secretaria, veinte años más joven, complaciente y vacua, ella decidió no afrontarlo de ninguna de las maneras en que sus amigas lo habían superado, o fracasado en superar, tal calamidad. Aparte de su marido, el amor de Bettina siempre había sido su gato Monty. Monty era un macho sin esterilizar y aunque se había visto obligada a llevarlo continuamente al veterinario, para desinfectar y remendar las terribles heridas que recibía en sus muchas peleas, ella no había contemplado ni por un momento la posibilidad de “arreglarlo”. Aunque la veterinaria local (una lesbiana francesa, y la mujer que tenía que enfrentarse con la abundante prole de Monty) se había ofrecido a hacer el trabajo gratis.

No, se dijo a sí misma, lo que haría en su nuevo estado de soltería sería vivir la vida como él vivía la suya, se desplazaría por Crouch End bajo cubierto de la oscuridad de la noche sin respetar vallas, ni los muros de nadie, pelearía y follaría y viviría solo para ella misma. Temblando de emoción, Bettina sacó del fondo del armario unos pantalones de chándal holgados, negros, una sudadera oscura, con capucha y unas deportivas negras con suelas suaves y rugosas, todo ello restos de una anterior obsesión por el cuidado de la forma física.

Cuando estaba casada le encantaba aquel barrio, las calles coquetas con sus casas y mansardas al estilo holnadés, la tienda Budgens con su selección imbatible de aceitunas y su selección imbatible de actores salidos de la tele, la torre del reloj de ladrillo rojo y la panadería al estilo antiguo. Ahora le parecía un lugar siniestro y aterrador, pero pensaba reconquistarlo. Uniformada, esperó hasta la medianoche a que saliera la luna, y entonces se escabulló por la puerta trasera de su casa. Al escalar la valla del vecino, Bettina cayó aparatosamente sobre el huerto biológico y aplastó gran cantidad de matas de judías; luego arrancó un número considerable de zanahorias de crianza al intentar encaramarse al muro, y después de conseguirlo permaneció unos momentos echada sobre él, para recuperar el aliento. Tras lo que pareció una eternidad, se levantó levemente sobre sus pies, esperando cada momento volver a caer, esta vez sobre los adoquines de la calle, que podían ser capaces de romperle la espalda, pero descubrió asombrada que poseía un frío sentido del equilibrio, y que no iba a caer de ninguna manera. Pronto echó a correr encima de los ladrillos desmigajados, con el viento entre sus cabellos, y se sintió más viva de lo que se había sentido en toda su vida.

Con un salto confiado, la mujer de mediana edad aterrizó en cuclillas ante un portal, sin que las rodillas le hicieran apenas daño. Entonces, con el aire bombeando en sus pulmones y el corazón latiendo como un martillo neumático, Bettina dobló la esquina y echó a correr hacia Topsfield Parade, sumida en el silencio, y entonces miró hacia el lado equivocado, y un coche la atropelló y la mató.

(It’s dark in london, Una antología underground británica. Ed. Oscar Zárate en Norma. D. McKean, Alan Moore, Neil Gaiman et altri)

Hawkeye, de Fraction y Aja

8 Ene

180a7-img_20131118_220756Au6UVKF

hawkeye-03-fraction-ajapizza-dog-hawkeyehawkeye2hawkeye-3-fraction-aja-01

Mis incursiones en el comic son razias, inconsistentes e inconexas. Por cuestiones económicas, aunque el formato digital ayuda a mitigar esto de aquella manera.

Hace poco me obsesione llevando el twitter del foro islas en la red, con escenas de superhéroes tomando café. Son tan fan del negro elemento como un David Lynch de la vida, y me parece una asociación curiosa, empezar la mañana con un Batman necesitado de cafeína, un poco más humano.

Sorprendentemente, he cazado muchos superhombres y defensores, vigilantes y villanos, tomando café. Y uno me llamo la atención. De dibujo elegante, y pose cotidiana, Hawkeye, y su amiga Kate Bishop (a su vez Hawkeye) no parecían los típicos personajes con súper poderes.

Me decidí a leer la serie de Fraction y Aja, y descubrí la comedia costumbrista de superhéroes, falibles, humanos, de una cotidianidad dolorosa. Clint llamando a Tony Stark…porque se le han enredado los cables del DVD. Tomando unas cervezas en la parrilla de su vecino en la azotea del edificio que ha comprado porque estaban desahuciando a la gente. Dándole un trozo de pizza a su amigo perruno. Teniendo problemas con las mujeres, ciertamente merecidos. No sin una serie de aventuras, misiones, historias trepidantes, con ritmo y brío.

Sobre todo destaca por no asustarse a detenerse, con un desarrollo de los personajes envidiable, y las relaciones entre ellos, destacando la de Clint y Kate. Pero que no se queda en ese juego que llevan, sino que va mas allá, y se abre a toda una paleta de secundarios que importan, en donde cada aparición esta medida, y en donde cada conversación significa algo aunque parezca no tratar de nada.

Es un comic que me ha sorprendido mucho, y me ha divertido mucho. Y solo por eso, os lo recomiendo.

Laurent Durieux’s Wonderful Life

27 Dic

durieux-Its-A-Wonderful-Life_large

Visto en OMG Posters

El dibujante que hacía películas

23 Nov

OfzAJ Quotation-Terry-Gilliam-humor-Meetville-Quotes-170650 Samurai-Warrior-sketch_large drparh16

Terry Gilliam es aquello que Ridley Scott soñó con ser. Porque Ridley lo hizo una vez. Pero Gilliam lo hizo una y otra vez: crear universos. A tumba abierta aunque significara crearse una fama de ruina entre los productores.

Hoy es el cumple de Gilliam, alguien que empezó en el arte, la animación y el humor, formó parte de lo mejor del humor absurdo, Monty Python, y sin dejar de dibujar creó dibujos de celuloide con ojos que aún hoy son de niño.

Más quijote que Alonso Quijano, siguiendo la estela de otro apestado para el negocio de vender entradas, Orson Welles. La imaginación de Terry es febril prodigiosa e igual nos entrega perfección como en la distópica Brazil, como momentos de delirio y delicia, fellinianos en su imperfecto ensamblaje, como su Munchausen.

Pero Gilliam sigue siendo un hombre y su lápiz combatiendo el hecho de que la luz en movimiento que es el cine requiere de mucho más que imaginación y grafito, es luz cara, que se plaga de aspectos pragmáticos que estorban al soñador.

Soñar y vivir, a menudo nos convierten en benditas contradicciones.

Hoy los storyboards de Gilliam.

 

El borde

30 Ago

c685eba2acd8b922f5ab8b86_533x800_zpsd755ee5b

“I want to stay as close to the edge as I can without going over. Out on the edge you see all kinds of things you can’t see from the center.”

― Kurt Vonnegut, Jr, Player Piano

Eternal Posters

19 May

url4 0b14379880e44bec1260c25657c2a130 156331_10242038_lz 979769_3664956_lz ESOTSM Eternal_Sunshine_of_Spotless_Minds eternal_sunshine_of_the_spotless_mind_by_siezlak-d5b38xk Eternal_Sunshine_Poster_Final_small Eternal-Sunshine-of-the-Spotless-Mind-_6644_18 msce165 tumblr_m0h9xf6GCA1r4k0fyo1_500 tumblr_m1o566SIHP1qe2w1uo1_1280 tumblr_mjurb9IneF1qfowmgo1_500