Archivo | Conflictos en la nebulosa brit pop RSS feed for this section

Liam Gallagher- Why me, Why not?

21 Nov

Muy bien producido, vestido con sonido y visión, la sorpresa 
después de 4 lanzamientos de singles brillantes es que ... 
Liam realmente sabe cómo elegir singles (The River, Once, 
Shockwave, One of us). 

Las canciones que ya has escuchado son las que son fabulosas, 
y el resto, son solo rellenos.

Una oportunidad perdida, a millas de distancia no solo del 
debut en solitario, sino también de las obras subestimadas 
de Beady Eye y las caras b. Como siempre, en las pistas extra 
hay rastros de algunos movimientos más audaces(Misunderstood), 
pero no tan talentosos como en otros lanzamientos.

Como de costumbre, los críticos tienden a hacer las paces 
con un saco de boxeo con las obras más débiles del corpus. 
Es una pipa de la de paz. No en el caso de un partidario 
acérrimo como yo, en los buenos y malos momentos. 

Cuando la calidad promedio total de un álbum es mediocre, 
lo digo, no importa quien lo hizo.

Quédate con los singles. 

Son lo suficientemente buenos solos.


Grace Slick 80th Birthday

31 Oct

“Pero todos hacemos lo mismo y eso es reorganizar lo que creías que era real, y, eh, te recuerdan la belleza de cosas muy simples. Te olvidas, porque estás tan ocupado yendo de la A a la Z, que hay, eh, 24 letras en el medio.”

“No importa cuán grande, suave o cálida sea tu cama, aún debes salir de ella”.


(Grace Slick)

Foto de John Olsen, una serie de rockeros con sus padres. Chequeen a Zappa.

Si Jefferson Airplane no hubieran existido, los 60s serían menos 60s. Me gusta su LP Surrealistic Pillow, pero me mantengo un férreo defensor del politizado y pacifista Volunteers. La vieja dama aún baila desnuda en los campos soñando con una revolución no hecha con gestos armados sino con simple calidez humana.

50 años en la azotea

31 Ene

Ayer se cumplían 50 años del concierto de los Beatles en la azotea del edificio Apple, un acto de espontaneidad raro en un grupo humano que ya estaba deshecho, un divertimento de puro gozo musical. Sin negocio, sin egos, sólo puro goce.

Entrevista a Chimo Bayo

15 Ene

dsc04771_origComenzamos el año en Micronesia con el que fue uno de los puntos álgidos de 2018 para un servidor, la entrevista que realicé para la revista 12 pulgadas al icónico DJ Chimo Bayo. Fue en Septiembre, pero la exclusiva primero de verla plasmada en tinta, y luego en la propia web de la revista, aconsejaban no traerla de paseo por aquí hasta el presente. Por otra parte han sido meses muy intensos en mi nueva ciudad, Atenas, y francamente aún me estoy adaptando.

Bayo resultó ser una persona interesante, educada, carismática, llena de humor y accesible y más que una entrevista, fue una agradable conversación.

Chimo Bayo en 12 pulgadas

…recuerda a una frase que dijiste en la revista Tresdeu: «No se puede tener nostalgia de algo irrepetible». ¿Crees que estás transmitiendo esto?
Esa frase es contradictoria al mismo tiempo porque la nostalgia se refiere justamente a que no vas a volver a vivir algo, pero lo que quiero decir es que, como pienses que eso va a volver, te has quedado pillado. La nostalgia se tiene de algo que has vivido, pero no pienses en ello como algo que ha de volver. Puedes tener nostalgia de lo vivido pero sin aferrarte al pasado; no puedes quedarte atrapado pensando «que vuelva, que vuelva eso», sino que puedes recordarlo, inspirarte y ser un poco el ave fénix con una nueva aportación. De vez en cuando vuelve de otra forma, como por ejemplo en esos festivales de los 90 que hacemos y en los que, gracias a una nostalgia puntual, la gente está sonriendo desde que entra hasta que sale.

Música 2017- Podcast Resumen Islas en la Red

24 Mar

c776e56fbb93c5597f9d7b8c0e478a31En lo que viene a ser con cada vez más retraso mi repaso musical del año, esta vez mezclado con soflamas anti Zuckenberg sacadas de la ciencia ficción de Stephenson Snow Crash, y otros desvaríos.

Angelo Badalamenti, Nicole Atkins, Liam Gallagher, Bad Dreems, Cameron Avery, BRMC, Ryan Adams, Nine Inch Nails, Gene Loves Jezevel, Carpenter, Black Pistol Fire, Bowie, Paul Draper, Ulver, The Wicked Whispers, Captain SKA, Ron Gallo, Lafourcade, Graham Coxon / Luke Daniel, Peter Perrett, The Flying Eyes, Pale Seas, Matthew Ryan, Mr Heavenly, Clustersun, Sundara Karma, DMA’s, Carl Barat, Dead Heavens, Buried Feather, Black Grape, Buffalo Killers, Sonic Dawn, The Ivory Elephant, Robyn Hitchcock, The Frozen Autumn, Jim James, Death in Rome, La Plata, BSP, Evolfo, Heavy Chills, Trevor Sensor, Communions , The Black Veils, Gangs of Youth, Shock Machine, The Afghan Whigs, Jonathan Bree, Gary Numan, Together Pangea, Hurray for the Riff Raff, Death in Rome, The Orwells, Greg Ashley, Daniel Romano, Shredder 1984, Trench, John Murry, Cheap Trick, Mountain Bike, Roborg, NeodroneX, Little Barrie, Morgan Willis, Smidley, David Rovics, Emmett Brown, Megahit, Roger Waters, Marc Almond, Shilpa Ray, Wolf Alice, Doug Tuttle, The Jesus and Mary Chain

Mi Lista anual 2017

Islas en la Red- Discos 2017 Ir a descargar

Becoming a Hippie

20 Mar

DYW-b8SX4AErbmZConforme las libertades nos son de nuevo arrebatadas, las conquistas sociales atrasan en reloj un siglo, las voces son acalladas, el conformismo crece, las alternativas políticas se difuminan o se convierten en trifulcas de facciones, me vuelvo cada vez más hacia el utopismo de los 60s, con todo su fracaso, asumiendo todo el contraproducente reflujo en los 70s que llevara hacia la contraofensiva conservadora.

El 67 se nos ha falseado como un verano de amor y drogas, un simple escapismo, cuando en realidad hablamos del ejército de Norman Mailer y Abbie Hoffman tomando el Pentágono, de los Yippies denunciando el establishment en la Convención demócrata, de la lucha por los derechos civiles. El 68 se ha vendido como una revuelta sexual y de una juventud de consumo, pero en Francia las experiencias obreristas y sindicalistas, pacifistas y anticolonialistas, y sobre todo de búsqueda de sentido, fueron una parte inextricable de la ola. Que fueran un triste apunte, que las militancias radicales se tornaran en estériles años de plomo en Alemania o Italia, o en intelectuales orgánicos para los nuevos tiempos, no debería desanimarnos.

La historia de tanta derrota no debería sino espolearnos en tiempos en que lo que dábamos por seguro se desvanece. Frente a la izquierda formal, esclerotizada, poco flexible, burocrática, la vía de una utopía basada en en un cambio cultural debería cobrar importancia.

Conforme envejezco, me vuelvo quijotesco, me envuelvo en un espíritu anárquico, me descubro aullando a la luna. Es el camino inverso, es un camino tal vez insensato. Pero no me aparto de las baldosas amarillas. Creo ser mejor persona que hace diez años. Y eso me conforta. Nunca rendirse a la desesperanza. Me visto con la cazadora de flecos de un viejo hippie.

You said something should be done
The way your slaves were shot and hung
You said that all men should be free
Were you there at Wounded Knee
You were living in ‘42
You cried when Hitler killed the Jews
You said that no race should have to die
Were you there at My Lai?
Were there when they called my country down?
Did you see her when she finally hit the ground?
Could you feel the tears she shed?
Were you there when Jesus bled?
Come all ye youth it’s time to take a stand
You have salvation in your hand
We need your words and more we need your minds
We need you straight not stoned and blind
Were you there when we walked across the land?
Was that you with a rifle in your hand?
Don’t try to run don’t try to hide
Were you there when freedom died?
Were you there when they called my country down?
Did you see her when she finally hit the ground?
Could you feel the tears she shed?
Were you there when Jesus bled?
Were you there to count the dead?
Were you there?

33 Revolutions Per Minute: A History of Protest Songs, from Billie Holiday to Green Day

5 Ene

3fb605f50711be5a0ac7ca7010835a0e

Totalmente necesario, ameno, fielmente documentado…

Pero con un sesgo muy muy fuerte hacia los USA. Una demostración de conocimiento enciclopédico especialmente en la fase folk y de música negra, pero fuera del martirio de Victor Jara, de una visita a Jamaica, y de Fela Kuti, a Lynskey no se le ocurre mirar fuera de su propio entorno, y cuando lo hace, en ocasiones causa perplejidad como cuando califica las canciones protesta de Lennon, incluida Imagine, de chapuceras e insinceras. Por lo demás, UK sólo existe por cuanto a The Clash, Sex Pistols (pero para nada PIL o el post-punk) y Specials, o tal vez Style Council. En este universo, Morrissey nunca escribió sobre Thatcher. Desprecia con cierta razón los años del brit-pop, despolitizados (a pesar de que ignora a Pulp, con su Common People, Cocaine Socialism, I am a Man, Miles End…por ejemplo).

Pero también lo hace con la tradición de los 60s, especialmente en UK, pero también reserva su desdén al hippismo (Abbie Hoffman, MC5, Jim Morrison). El sólo ejemplo del video de “A whiter shade of pale” de Procol Harum vale como demostración de que se debe exhumar mayores logros del hippismo como movimiento político.


Pareciera que por ejemplo los Kinks no hubiera cantado contra la vivienda-basura en Dead end street, o no hubiésen hecho 5 discos políticos como Arthur (pacifismo) Village Green (ecologismo-hippismo) los dos Preservation Acts, o Schoolboys in Disgrace (sistema educativo). Tampoco hay trazas de que Pink Floyd hubieran sacado The Wall (alienación) y resulta de chiste que mencione War Pigs (Deep Purple) por la versión de Flaming Lips, mirando a otro lado en cuanto al hard rock y el heavy (Iron Maiden). 


Es genial que reivindique la música disco como galvanizador del movimiento gay, pero ignora completamente el glam rock como liberación gay (Polnareff), o el tecnopop europeo (Communards, Pet Shop Boys). Comete la exageración de elevar a los Radiohead pre-hail to the thief a grupo político de los 90 por excelencia mientras que grupos ambiciosos como Porcupine Tree no merecen ni mentarse.


Australia y Mignight Oil, no se mencionan. La música francófona, de Edith Piaf a Jacques Brel (con su música pacifista, antiburguesa, rabiosa en ocasiones) o a la efervescente escena hip-hop francesa, no se mentan. Ni que decir tiene que Jara y Fela Kuti son los únicos artistas no anglófonos. La canción protesta española (Paco Ibáñez), el santo y seña portugués (Grandola Vila Morena), el cancionero antifascista italiano (De bella ciao en adelante), cualquier tradición lusófona de Brasil, Angola o Mozambique, la música griega, el rock turco y la escena de Líbano, fértil en músicos de diáspora iraní, palestina y siria, la música de los balcanes en los 90s, el cono sur de Argentina y Uruguay (Jorge Cafrune), centroamérica (de la fértil tradición folk mexicana a los narcocorridos que denuncian la connivencia de los cárteles y la política), todo ausente, como la música el Europa del Este en los 80s y 90s, como los Kult en Polonia, y mientras se contempla el ombligo con las Dixie Chicks, las Pussy Riot y la escena punk-gay en Rusia no se contemplan. 


Desconozco, desgraciadamente, las escenas musicales del norte de África (el Rai, Egipto) y de Asia (me da la impresión que fuertemente reprimida incluso en Japón) pero como mínimo merecían una investigación.


Con todo, y a pesar del exceso de atención a figuras dudosas como Bono o Geldof, o el hecho de que Green Day exista con una dimensión mayor a Bad Religion y Radio4 (ausentes), es un documento imprescindible y arrebatado acerca de la importancia de la música con mensaje, del activismo, de la canción como medio artístico vehículo del cambio, del reflejo de la sociedad en que vivimos.