Archivo | Conflictos en la nebulosa brit pop RSS feed for this section

25 años de What’s The Story Morning Glory

6 Oct
Ilustración de Massimiliano Aurelio

Para muchos de mi generación (1981), What’s The Story Morning Glory, que el pasado viernes 2 de octubre cumplía 25 años, fue su Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Existía Nirvana, habían fans de Guns’n’Roses, pero el gateway drug al rock era este, por razones obvias. Los Guns eran un poco anteriores y con el componente coent o Kitsch. Nirvana eran cosa seria, pero quizá demasiado para dar un primer bocado.

Morning Glory estaba en el sitio adecuado en el momento adecuado, y además era entrada para el universo Oasis, muy en forma en el 95. Daba pie a rescatar el disco debut, y las cajas de singles de ambos LPs con la colección de caras b más gloriosa de la historia, es lo que hace una base de fans sólida desde el minuto 1.

Hablamos de un disco cuyas primeras 4 canciones marcan un ritmo fuerte. “Hello” es un pub rock inglés de los de Slade, eficaz y festivo, basado en un riff de Gary Glitter, que afirma que es bueno estar de vuelta. “Roll With it” puede que perdiera su duelo de singles con Blur, pero contra el mejor single de “The Great Escape”, siendo más un globo sonda que un single estrella. Dos canciones de autoafirmación y celebración.

El desgastado, pero aún en pie Wonderwall, con unos arreglos muy acertados, que a base de machaque en radiofórmula ha perdido el magnetismo que tuvo, pero que recomiendo repescar en covers o versiones: Cualquiera menos la de Ryan Adams. Incluso prefiero a Mike Flowers antes.

Don’t Look back in Anger en cambio, construida con patrones lennonianos, mantiene su extraña melancolía que invita a buscar nuevas memorias sin negar la mirada al pasado. Aires a Imagine, pero con un toque a Procol Harum.

Hey now es quizá para muchos la pista más débil, pero es parte del omnipresente optimismo del album, un optimismo que jamás volvería a darse en el grupo, muy propio de los 90s. Una canción de toque psicodélico, pero netamente pop. una canción que bien podría estar en The Great Escape de Blur.

El gran acierto de los instrumentales (Swamp Song que juguetea entre fade in y fade out, partida en dos cachos, y con samples de olas) da pausa y continuidad al album a un tiempo. Da paso a otro grupo de cuatro canciones, en un disco en el que la colocación es estratégica.

Some Might Say es una de las tres mejores letras del disco, una canción épica, con punch, un medio tiempo escupido más que cantado por Liam, que cuenta con versos como “Algunos podrían decir que no creen en el cielo
Ve y díselo al hombre que vive en el infierno”
. Un canto a perseverar pese a la censura del resto.

Cast no Shadow tiene probablemente mi letra preferida del disco, una hermosa balada dedicada a Richard Ashcroft (The Verve) tras el primer conato de disolución de su banda, y que habla de cómo la sociedad no comprende al individualista visionario.

She’s Electric es mi canción menos querida en el album. Es la típica canción estilo McCartney, todo melodía vitalista, cero significado. La eterna discusión Lennon-McCartney sobre la importancia de las letras la resuelve Noel acá a favor del segundo tirando por la calle de en medio con la técnica de la escritura automática surrealista. Algo que dará líneas muy valiosas en Champagne Supernova, no pasa de la chorrada intrascendente aquí. En cierto modo prefiero Bonehead’s Bank Holiday, la canción extra de la edición de vinilo que sirve como parodia a sus enemigos íntimos del momento, y homenaje a Bonehead, el discreto guitarrista que se intuye el corazón del grupo, dado que la semilla de destrucción fraticida estaba desde el principio, como demuestra el single Wibbling Rivalry, una entrevista grabada que llegaría a las listas de más vendidos en otoño de 1995.

Morning Glory es un rock zeppeliniano, el más duro hasta el momento en su carrera. Su “Need a little time to wake up” imprime urgencia, y es justamente lo que necesita el disco en este momento. Un momento macarra que rebaje el algodón de azúcar deudor de los Beatles.

El segundo inserto de Swamp Song da paso a Champagne Supernova. Personalmente creo que es la mejor canción del album, ayudados por la guitarra invitada de Paul Weller. La enigmática letra escrita en modo de escritura automática (recientemente Noel ha asegurado que no sabe qué significa) en un medio tiempo épico de aires psicodélicos (que funcionará aún mejor en directo, ya sea con Bonehead o con Gem Archer de escuderos de Noel. Uno sólo puede preguntarse que hubiera hecho un guitarra más imaginativo como Butler o Nick McCabe con esto) parece una promesa de éxito y de sueños cumplidos, pero en cierto modo funciona como una advertencia ominosa gracias a sus primeros versos:

“¿Cuánto cambia la gente especial?
¿Cuántas vidas están siendo vividas de formas extrañas?
¿Dónde estabas mientras nos drogábamos?”

Es un momento de mucho optimismo, se refleje con la ironía de Blur en Great Escape y de Pulp en Different Class (que desembocaría en nihilismo del fallido disco naranja y en glorioso sarcasmo pesimista en This is Hardcore respectivamente) o en el giro optimista de Suede con Coming Up. Sin embargo es coherente con el universo Oasis, de Working Class Heroes, de hijos de Thatcher. Una coherencia que no se rompería hasta el desastroso Heathen Chemistry.

Independientemente de que vivamos en un mundo radicalmente distinto al de los “felices 90s” (cuya cara b son los infelices 90s del grunge), es una obra de madurez de un grupo en su plenitud. Venían de la decisión de sacar Whatever como single independiente, con esa pista mítica, Half The World Away y (It’s Good) To Be Free como adelanto de este nuevo disco. Entre las caras b de esta época están Acquiesce, The Masterplan, Headshrinker o Talk Tonight entre otras. Que un disco se tome el lujo de relegar esas canciones, y no acuse ese hecho, es todo un triunfo.

Single de la semana : Doble Cara A: Public Enemy- State of the Union vs. Run With Jewels- Walking on Snow

28 Jul

Graphic by @nobrainszine

Hace un tiempo me quejaba amargamente de la falta de compromiso en la música actual. Estamos viviendo “tiempos interesantes”, es decir, peligrosos, según la maldición china (Zizek comenta jocoso no sé dónde que dicho refrán en China se tiene como una invención occidental) con Portland y Seattle militarizadas, con un presidente saliente que ha hecho lo imposible por boicotearse a si mismo, a lo Nixon: Si pierde será por deméritos propios.

Que en tiempos víricos la gente salga a la calle por la injusticia racial, el abuso policial, la precariedad sanitaria, no deja de ser paradójico, y revela el estado del malestar de una parte de la ya no tan joven democracia norteamericana. Me temo que una parte silenciosa de la sociedad se acoge a su derecho a morir con sus armas en el salón, y sin máscaras, una herencia de la lucha contra la monarquía y de la exploración del oeste, y dependerá mucho del voto con nariz tapada de un Biden que los demócratas comprenden que lo mejor que puede hacer es callarse, ponerse de perfil, y esperar que Trump la cague. En Guerra Eterna, el blog de Sáez de Ugarte, se comenta que los ataques a Trump más acerados vienen de los republicanos no trumpistas, los afines a Romney, el fallecido McCain o un Jeb Bush que de pronto se ha visto empujado al centro. Son The Lincoln Project.

En Europa las cosas nunca están tan claras, aunque hemos visto el lamentable espectáculo entre los países de tradición calvinista (Rutte) o simplemente insolidaria y aislacionista (Austria) contra el sur a base de falsos mitos de despilfarro frente a virtud, en una conferencia EUCO que alcanza un acuerdo de mínimos. El papel de poli malo puede haber sido asignado por una Merkel que también cuenta con poco tiempo de mandato restante y parece querer recomponer su perfil de estadista europeista frente a las revelaciones y grabaciones de Varoufakis respecto de la crisis de 2008. No es baladí traer a colación a Europa, porque el conflicto social de ese presupuesto “demasiado tarde, demasiado poco” puede acabar regando a los ultras de derecha euroescépticos, y reforzar las posturas de políticos de inspiración Trumpista en la Europa no germana.

Quién nos queda para cantar al “street fighting man” en este verano de nuestro descontento, qué artistas pueden dejar de lado los aspectos escapistas para mostrarnos lo urgente y terrible, lo peligroso de este momento. He elegido dos generaciones del hip hop, unos nuevos y otros viejos rockeros. Run with Jewels puede que no sean mi elección personal habitual cuando elijo discos a escuchar, pero su último LP es un disco de estos tiempos, y Walking on Snow es la canción de este descontento. Por otro lado, y dado que nadie más daba el paso, unos juveniles Public Enemy (deben andar ya en la sesentena) deciden dar un paso al frente contando el Estado de la Unión.

 

De Run With Jewels nos llegan frases excelentes como:

"Dato curioso sobre una jaula, nunca se construyen para un solo 
grupo,Entonces, cuando esa jaula termine con ellos y sigas siendo 
pobre, vendrá por ti"

"Y todos los días en las noticias de la noche te alimentan 
el miedo gratis. Y estás tan atontado que ves a los policías 
ahogar a un hombre como yo. Y hasta que mi voz pase de un grito 
a un susurro, 
"No puedo respirar"
Y te sientas allí en la casa en el sofá 
y lo ves en la televisión"

Public Enemy deciden que no es momento de ser sutiles:

"Asesino de la casa blanca, 
muerto en toda una vida
Vota fuera esta broma o muere intentándolo
Sin precedentes, demente, muy presidencial
Dictador de la Gestapo nazi por ella defendido
No es lo que piensas, es lo que sigues
Corre con las joyas, bebe de esa poción
Otros cuatro años os destriparán
Destripados, secados, quebrados 
y sin poder pedir prestado"

Guiño a Run With Jewels incluído.

Run With Jewels- Walking on snow
Get a dose a dirty code to go, been cold since Co-Flow
I got a wire or two unlodgin’, I’ll set a fire down below
I’ll hang it up when you say, “Sorry, I didn’t know”
Prolly got a year or ten to go so lets go
I don’t really know how to go slow
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker’s cold (ay)
You in the wrong mode, you open and closin’ your hole, it’s a no go
This whole world’s a shit moat, filled to the brim like GitMo
When you think it don’t get mo’ glow it limbo ‘til the sticks on flo’
All oppression’s born of lies, I don’t make the rules, I’m just one guy
All due respect, if getting spit on’s how respect is now defined
Hungry for truth but you got screwed and drank the Kool-Aid, there’s a line
It end directly at the edge of a mass grave, that’s their design
Funny fact about a cage, they’re never built for just one group
So when that cage is done with them and you’re still poor, it come for you
The newest lowest on the totem, well golly gee, you have been used
You helped to fuel the death machine that down the line will kill you too (oops)
Pseudo-Christians, y’all indifferent
Kids in prisons ain’t a sin? Shit
If even one scrap a what Jesus taught connected, you’d feel different
What a disingenuous way to piss away existence, I don’t get it
I’d say you lost your Goddamn minds if y’all possessed one to begin with
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker cold
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker cold
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker cold
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker cold (cold, cold)
Yeah, ho, Gangsta Boo, Run the Jewels
We back on our shit, and it’s cold as fuck
The way I see it you’re probably freest from the ages one to four
Around the age of five you’re shipped away for your body to be stored
They promise education, but really they give you tests and scores
And they predictin’ prison population by who scoring the lowest
And usually the lowest scores the poorest and they look like me
And everyday on evening news they feed you fear for free
And you so numb you watch the cops choke out a man like me
And ‘til my voice goes from a shriek to whisper, “I can’t breathe”
And you sit there in the house on couch and watch it on TV
The most you give’s a Twitter rant and call it a tragedy
But truly the travesty, you’ve been robbed of your empathy
Replaced it with apathy, I wish I could magically
Fast forward the future so then you can face it
And see how fucked up it’ll be
I promise I’m honest, they coming for you
The day after they comin’ for me
I’m readin’ Chomsky, I read Bukowski
I’m layin’ low for a week
I said somethin’ on behalf of my people
And I popped up in Wikileaks
Thank God that I’m covered, the devil come smothered
And you know the evil don’t sleep
Dick Gregory told me a couple of secrets before he laid down in his grave
All of us serve the same masters, all of us nothin’ but slaves
Never forget in the story of Jesus, the hero was killed by the state
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker cold
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker cold
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker cold
Just got done walkin’ in the snow
Goddamn, that motherfucker cold (cold, cold)
Who really wanna run it with the Jewel Runners?
Go hellfire hot in a new sauna
It’s a cold winter baby and a cruel summer
I suicide bomb in the blue Hummer
And emerge out the side, not a bruise on ‘em
Bad news come in two son, do somethin’
Treat beats like a wet thigh, chew on ‘em
Got a stroke row crew on ‘em, move on ‘em
We be the heroes, the breakers of chains and the busters of locks (locks, locks)
You be them suckers supportin’ them snitches that talk to the cops
This the Illmatic of turning your face in to fucker foie gras
I’m not so sure opportunities knocking, it’s probably the law
Word to the old school tape decks
I get Radio Raheem respect
My Nike pendant sacred, similar to the Ghostface bracelet
Fire in the hole, oh no joke
Probably go broke just off smoke
Fuck are we gonna do, not smoke?
Get a job, play the role, be adults?
Nah, I’ma do me, arigato
First of all, they cheated (uh-huh)
‘Cause if one of them black and the other one white (uh-huh)
So if you don’t like ‘em, you automatically racist (ah, oh, well)
Public Enemy- State of the Union
Go, go, go, just go
Go, go, go (we have)
Whatever it takes, rid this dictator
POTUS my tail, Ass debater
Prime-time Preemo, rhyme-time crime
Like no other in this lifetime
White house killer, dead in lifelines
Vote this joke out, or die tryin’
Unprecedented, demented, many president’d
Nazi Gestapo dictator defended
It’s not what you think, it’s what you follow
Run for them jewels, drink from that bottle
Another four years gonna gut y’all hollow
Gutted out, dried up, broke and can’t borrow
State of the Union, shut the fuck up
Sorry ass motherfucker
Stay away from me
State of the Union, shut the fuck up
Sorry ass motherfucker
Stay away from me
State of the Union, shut the fuck up
Sorry ass motherfucker
Stay away from me
State of the Union, shut the fuck up
Sorry ass…

Single de la semana- Lonnie Holley- I Woke Up in a Fucked America (2018)

18 May

¿Alguna vez han tenido la sensación de que les han tomado el pelo? Parafraseando la última frase en directo de los Sex Pistols, efectivamente, nos lo han estado tomando. O nos hemos refugiado en la fantasía que nos han ido proporcionando, la narcótica experiencia de la ilusión. En ese sentido, ningún engaño como el autoengaño.

Tengo la urgente necesidad de dirigir mi mirada a la música que realmente tiene algo que decir, algo urgente, quizás obvio, y quizás además algo no tan obvio en absoluto.

Preparando mi retorno al podcasting, para comentar nada más y nada menos que los dos últimos años musicales, me detengo en este single de Lonnie Holley: Me desperté en una América jodida. Precisamente el tipo de trallazo directo a las tripas, el derechazo de un boxeador que lo deja a uno tendido en la lona.

Un comentario social excelentemente reseñado en la llorada (por algunos) Rockdeluxe por Marc Muñoz. Atentos a la letra:

"Me fui a dormir
Me fui a dormir
Anticipando
A un soñador

Caí más profundo, más profundo, más profundo
Más profundo en un sueño
Y soñé que me despertaba
Que me desperté
En una América jodida

Dolido con el oropel, disminuí la velocidad
Y estaba llorando, llorando
Desperté desperté
En una jodida, jodida America
Llorando fuerte que mi vida fue eso aquí
Eso que ahora estaba causando lágrimas

Un muro, un muro
Todo sobre el muro, todo sobre el muro
Discutiendo, boxeando, y luchando por el muro
Todo el camino hasta un muro, soñé

Desperté en una jodida América
Parecía más feliz
Viendo la mejor parte de mi sueño
De la realidad, de lo que podría llegar a ser el futuro"


Una letanía recitativa a lo Gil-Scott Heron, una psicodelia-soul 
hipnótica,un mantra alucinado de decepción, desconsuelo, sueños 
rotos, en una sociedad en descomposición y retirada. 
Acompañada de un clip que tiene la lógica de un sueño o una 
pesadilla, nos habla de soledad, de las promesas rotas del sueño 
americano y por extensión, de la sociedad del progreso.

Los tiempos del pacto social y de la seguridad fueron una 
excepción en la historia de la humanidad. La exposición a la 
precariedad, el peligro, la ley de los fuertes, las pestes, 
los desastres, las guerras, la soledad, el dolor y 
la mortalidad humana, y que incluso en esa caída de la 
esperanza, es posible ver en los otros, 
y en nosotros mismos, una semilla de esperanza y solidaridad, 
denunciando los muros y las cárceles mentales del jodido país 
en que un día, de pronto, nos despertamos. Así acaba:

Viendo la mejor parte de mi sueño 
De la realidad, 
de lo que podría llegar a ser el futuro"


							

Liam Gallagher- Why me, Why not?

21 Nov

Muy bien producido, vestido con sonido y visión, la sorpresa 
después de 4 lanzamientos de singles brillantes es que ... 
Liam realmente sabe cómo elegir singles (The River, Once, 
Shockwave, One of us). 

Las canciones que ya has escuchado son las que son fabulosas, 
y el resto, son solo rellenos.

Una oportunidad perdida, a millas de distancia no solo del 
debut en solitario, sino también de las obras subestimadas 
de Beady Eye y las caras b. Como siempre, en las pistas extra 
hay rastros de algunos movimientos más audaces(Misunderstood), 
pero no tan talentosos como en otros lanzamientos.

Como de costumbre, los críticos tienden a hacer las paces 
con un saco de boxeo con las obras más débiles del corpus. 
Es una pipa de la de paz. No en el caso de un partidario 
acérrimo como yo, en los buenos y malos momentos. 

Cuando la calidad promedio total de un álbum es mediocre, 
lo digo, no importa quien lo hizo.

Quédate con los singles. 

Son lo suficientemente buenos solos.


Grace Slick 80th Birthday

31 Oct

“Pero todos hacemos lo mismo y eso es reorganizar lo que creías que era real, y, eh, te recuerdan la belleza de cosas muy simples. Te olvidas, porque estás tan ocupado yendo de la A a la Z, que hay, eh, 24 letras en el medio.”

“No importa cuán grande, suave o cálida sea tu cama, aún debes salir de ella”.


(Grace Slick)

Foto de John Olsen, una serie de rockeros con sus padres. Chequeen a Zappa.

Si Jefferson Airplane no hubieran existido, los 60s serían menos 60s. Me gusta su LP Surrealistic Pillow, pero me mantengo un férreo defensor del politizado y pacifista Volunteers. La vieja dama aún baila desnuda en los campos soñando con una revolución no hecha con gestos armados sino con simple calidez humana.

50 años en la azotea

31 Ene

Ayer se cumplían 50 años del concierto de los Beatles en la azotea del edificio Apple, un acto de espontaneidad raro en un grupo humano que ya estaba deshecho, un divertimento de puro gozo musical. Sin negocio, sin egos, sólo puro goce.

Entrevista a Chimo Bayo

15 Ene

dsc04771_origComenzamos el año en Micronesia con el que fue uno de los puntos álgidos de 2018 para un servidor, la entrevista que realicé para la revista 12 pulgadas al icónico DJ Chimo Bayo. Fue en Septiembre, pero la exclusiva primero de verla plasmada en tinta, y luego en la propia web de la revista, aconsejaban no traerla de paseo por aquí hasta el presente. Por otra parte han sido meses muy intensos en mi nueva ciudad, Atenas, y francamente aún me estoy adaptando.

Bayo resultó ser una persona interesante, educada, carismática, llena de humor y accesible y más que una entrevista, fue una agradable conversación.

Chimo Bayo en 12 pulgadas

…recuerda a una frase que dijiste en la revista Tresdeu: «No se puede tener nostalgia de algo irrepetible». ¿Crees que estás transmitiendo esto?
Esa frase es contradictoria al mismo tiempo porque la nostalgia se refiere justamente a que no vas a volver a vivir algo, pero lo que quiero decir es que, como pienses que eso va a volver, te has quedado pillado. La nostalgia se tiene de algo que has vivido, pero no pienses en ello como algo que ha de volver. Puedes tener nostalgia de lo vivido pero sin aferrarte al pasado; no puedes quedarte atrapado pensando «que vuelva, que vuelva eso», sino que puedes recordarlo, inspirarte y ser un poco el ave fénix con una nueva aportación. De vez en cuando vuelve de otra forma, como por ejemplo en esos festivales de los 90 que hacemos y en los que, gracias a una nostalgia puntual, la gente está sonriendo desde que entra hasta que sale.

Música 2017- Podcast Resumen Islas en la Red

24 Mar

c776e56fbb93c5597f9d7b8c0e478a31En lo que viene a ser con cada vez más retraso mi repaso musical del año, esta vez mezclado con soflamas anti Zuckenberg sacadas de la ciencia ficción de Stephenson Snow Crash, y otros desvaríos.

Angelo Badalamenti, Nicole Atkins, Liam Gallagher, Bad Dreems, Cameron Avery, BRMC, Ryan Adams, Nine Inch Nails, Gene Loves Jezevel, Carpenter, Black Pistol Fire, Bowie, Paul Draper, Ulver, The Wicked Whispers, Captain SKA, Ron Gallo, Lafourcade, Graham Coxon / Luke Daniel, Peter Perrett, The Flying Eyes, Pale Seas, Matthew Ryan, Mr Heavenly, Clustersun, Sundara Karma, DMA’s, Carl Barat, Dead Heavens, Buried Feather, Black Grape, Buffalo Killers, Sonic Dawn, The Ivory Elephant, Robyn Hitchcock, The Frozen Autumn, Jim James, Death in Rome, La Plata, BSP, Evolfo, Heavy Chills, Trevor Sensor, Communions , The Black Veils, Gangs of Youth, Shock Machine, The Afghan Whigs, Jonathan Bree, Gary Numan, Together Pangea, Hurray for the Riff Raff, Death in Rome, The Orwells, Greg Ashley, Daniel Romano, Shredder 1984, Trench, John Murry, Cheap Trick, Mountain Bike, Roborg, NeodroneX, Little Barrie, Morgan Willis, Smidley, David Rovics, Emmett Brown, Megahit, Roger Waters, Marc Almond, Shilpa Ray, Wolf Alice, Doug Tuttle, The Jesus and Mary Chain

Mi Lista anual 2017

Islas en la Red- Discos 2017 Ir a descargar

Becoming a Hippie

20 Mar

DYW-b8SX4AErbmZConforme las libertades nos son de nuevo arrebatadas, las conquistas sociales atrasan en reloj un siglo, las voces son acalladas, el conformismo crece, las alternativas políticas se difuminan o se convierten en trifulcas de facciones, me vuelvo cada vez más hacia el utopismo de los 60s, con todo su fracaso, asumiendo todo el contraproducente reflujo en los 70s que llevara hacia la contraofensiva conservadora.

El 67 se nos ha falseado como un verano de amor y drogas, un simple escapismo, cuando en realidad hablamos del ejército de Norman Mailer y Abbie Hoffman tomando el Pentágono, de los Yippies denunciando el establishment en la Convención demócrata, de la lucha por los derechos civiles. El 68 se ha vendido como una revuelta sexual y de una juventud de consumo, pero en Francia las experiencias obreristas y sindicalistas, pacifistas y anticolonialistas, y sobre todo de búsqueda de sentido, fueron una parte inextricable de la ola. Que fueran un triste apunte, que las militancias radicales se tornaran en estériles años de plomo en Alemania o Italia, o en intelectuales orgánicos para los nuevos tiempos, no debería desanimarnos.

La historia de tanta derrota no debería sino espolearnos en tiempos en que lo que dábamos por seguro se desvanece. Frente a la izquierda formal, esclerotizada, poco flexible, burocrática, la vía de una utopía basada en en un cambio cultural debería cobrar importancia.

Conforme envejezco, me vuelvo quijotesco, me envuelvo en un espíritu anárquico, me descubro aullando a la luna. Es el camino inverso, es un camino tal vez insensato. Pero no me aparto de las baldosas amarillas. Creo ser mejor persona que hace diez años. Y eso me conforta. Nunca rendirse a la desesperanza. Me visto con la cazadora de flecos de un viejo hippie.

You said something should be done
The way your slaves were shot and hung
You said that all men should be free
Were you there at Wounded Knee
You were living in ‘42
You cried when Hitler killed the Jews
You said that no race should have to die
Were you there at My Lai?
Were there when they called my country down?
Did you see her when she finally hit the ground?
Could you feel the tears she shed?
Were you there when Jesus bled?
Come all ye youth it’s time to take a stand
You have salvation in your hand
We need your words and more we need your minds
We need you straight not stoned and blind
Were you there when we walked across the land?
Was that you with a rifle in your hand?
Don’t try to run don’t try to hide
Were you there when freedom died?
Were you there when they called my country down?
Did you see her when she finally hit the ground?
Could you feel the tears she shed?
Were you there when Jesus bled?
Were you there to count the dead?
Were you there?

33 Revolutions Per Minute: A History of Protest Songs, from Billie Holiday to Green Day

5 Ene

3fb605f50711be5a0ac7ca7010835a0e

Totalmente necesario, ameno, fielmente documentado…

Pero con un sesgo muy muy fuerte hacia los USA. Una demostración de conocimiento enciclopédico especialmente en la fase folk y de música negra, pero fuera del martirio de Victor Jara, de una visita a Jamaica, y de Fela Kuti, a Lynskey no se le ocurre mirar fuera de su propio entorno, y cuando lo hace, en ocasiones causa perplejidad como cuando califica las canciones protesta de Lennon, incluida Imagine, de chapuceras e insinceras. Por lo demás, UK sólo existe por cuanto a The Clash, Sex Pistols (pero para nada PIL o el post-punk) y Specials, o tal vez Style Council. En este universo, Morrissey nunca escribió sobre Thatcher. Desprecia con cierta razón los años del brit-pop, despolitizados (a pesar de que ignora a Pulp, con su Common People, Cocaine Socialism, I am a Man, Miles End…por ejemplo).

Pero también lo hace con la tradición de los 60s, especialmente en UK, pero también reserva su desdén al hippismo (Abbie Hoffman, MC5, Jim Morrison). El sólo ejemplo del video de “A whiter shade of pale” de Procol Harum vale como demostración de que se debe exhumar mayores logros del hippismo como movimiento político.


Pareciera que por ejemplo los Kinks no hubiera cantado contra la vivienda-basura en Dead end street, o no hubiésen hecho 5 discos políticos como Arthur (pacifismo) Village Green (ecologismo-hippismo) los dos Preservation Acts, o Schoolboys in Disgrace (sistema educativo). Tampoco hay trazas de que Pink Floyd hubieran sacado The Wall (alienación) y resulta de chiste que mencione War Pigs (Deep Purple) por la versión de Flaming Lips, mirando a otro lado en cuanto al hard rock y el heavy (Iron Maiden). 


Es genial que reivindique la música disco como galvanizador del movimiento gay, pero ignora completamente el glam rock como liberación gay (Polnareff), o el tecnopop europeo (Communards, Pet Shop Boys). Comete la exageración de elevar a los Radiohead pre-hail to the thief a grupo político de los 90 por excelencia mientras que grupos ambiciosos como Porcupine Tree no merecen ni mentarse.


Australia y Mignight Oil, no se mencionan. La música francófona, de Edith Piaf a Jacques Brel (con su música pacifista, antiburguesa, rabiosa en ocasiones) o a la efervescente escena hip-hop francesa, no se mentan. Ni que decir tiene que Jara y Fela Kuti son los únicos artistas no anglófonos. La canción protesta española (Paco Ibáñez), el santo y seña portugués (Grandola Vila Morena), el cancionero antifascista italiano (De bella ciao en adelante), cualquier tradición lusófona de Brasil, Angola o Mozambique, la música griega, el rock turco y la escena de Líbano, fértil en músicos de diáspora iraní, palestina y siria, la música de los balcanes en los 90s, el cono sur de Argentina y Uruguay (Jorge Cafrune), centroamérica (de la fértil tradición folk mexicana a los narcocorridos que denuncian la connivencia de los cárteles y la política), todo ausente, como la música el Europa del Este en los 80s y 90s, como los Kult en Polonia, y mientras se contempla el ombligo con las Dixie Chicks, las Pussy Riot y la escena punk-gay en Rusia no se contemplan. 


Desconozco, desgraciadamente, las escenas musicales del norte de África (el Rai, Egipto) y de Asia (me da la impresión que fuertemente reprimida incluso en Japón) pero como mínimo merecían una investigación.


Con todo, y a pesar del exceso de atención a figuras dudosas como Bono o Geldof, o el hecho de que Green Day exista con una dimensión mayor a Bad Religion y Radio4 (ausentes), es un documento imprescindible y arrebatado acerca de la importancia de la música con mensaje, del activismo, de la canción como medio artístico vehículo del cambio, del reflejo de la sociedad en que vivimos.