Archivo | Guerra de Guitarras RSS feed for this section

The Libertines sin the Libertines (parte II)

6 Oct

PEGGAWL161209.article_x4pegg

En la foto vemos a los cómicos Simon Pegg y Nick Frost libertineando, dos suplentes de lujo.

“That gum you like is coming back with style”

(Twin Peaks)

Es curioso como las cosas de pronto pueden vover a ponerse de moda. Lo mejor del retorno de Libertines es que no forma parte de ningún revival más o menos orquestado. No hay motivos para sospechar de un meditado hype de revista de tendencias (o de música, últimamente lo mismo).

Lo mejor de Anthems for a Doomed youth es que no se trata de un disco más de Libertines, no es el teórico tecer disco de Libertines: En el fondo se trata de una banda nueva. Es un disco debut, es un reboot: la franquicia elige un nuevo punto de partida. La continuidad con la obra anterior existe, pero en cierto modo sería demasiado doloroso, seguir siendo sin más aquella banda, una banda de la que nadie, ni sus fans, han salido indemnes.

There are no innocent byastenders era el documental que recogía el retorno al directo en 2010 de la banda, pero también de modo tangencial, su ascenso y caída. Pero más allá de eso, más allá del cotilleo, y la épica, y la miseria, y el mito y la música, lo que me interesa es que nos muestra a los supervivientes del naufragio de un modo natural, en su día a día, personas diferentes tras tanto tiempo, todavía perplejas, todavía tratando de conectar mediante anécdotas inconexas qué diablos ocurrió.

El documental está a las antípodas de lo que podría ser un desenfreno a lo Julian Temple. Es básicamente gente hablando. Es casi como si tratar desapasionadamente sus intentos de formar parte de una bohemia improvisada y salvaje, incluso antes de triunfar, pudiera desactivar la imagen especular que todavía canibaliza a la banda.

El tratamiento de los excesos y los enfrentamientos y traiciones tendrá su continuidad en Anthems… pero con el control de quién no habla en el momento de pasión, sino con el tiempo y la experiencia.

Experiencia y desfogamiento que atraviesa esas canciones que vamos repasando, los momentos del grupo cuando no eran el grupo:

6-Dirty Pretty Things- Gin and Milk

Todavía en las coordenadas del debut Waterloo to anywhere, otra muestra de energía que podría remitir a la banda madre perfectamente. Sin embargo, acá yo veo más que una descarga de adrenalina. Tanto la guitarra como parte de la melodía retrotraen muy mucho a The Jam, una influencia que será muy presente en todo el segundo album de DPT.

Mensaje cifrado: “I try oh so hard but don’t get so far
You get my respect but we don’t connect
We’re in it together so I’ll love you forever
I love you forever”

7-Babyshambles- Albion

De nuevo Pete ofrece más versatilidad, más registro, y sobre todo más capacidad de melancolía y ternura. ¿Alguna vez habéis sentido nostalgia de un lugar que en realidad no existe? De alguna manera la poética inconexa de Pete, hecha de parches y apuntes, funciona de ese modo, y contruye una canción magnífica sobre el lugar en que vive y que le hace daño, pero también acerca de un lugar que no dejamos de buscar nunca, que reconocemos sólo en nuestros sueños, y en los pequeños detalles que amamos cada día.

8-DPT- Blood thirsty bastards

El mundo es una jungla cruel, y Barat se muestra a medias asqueado y a medias asustado, queriendo tan sólo que le dejen un rincón donde tratar de mantenerse a salvo. El infierno son los demás y en la distopía en que vivimos, Barat se mostraría feliz de resistir junto a alguien, el peso del mundo. Una melodía juguetona para una canción en realidad bastante pesimista. Una oda a la supervivencia en un mundo invivible.

9-Babyshambles- The man who came to stay

No es una elección de las más obvias. Cara b de Killamangiro. Es una canción de la que me gusta mucho el sonido, con una guitarra que al principio suena muy a indie americano, casi a Spoon y una batería y coros que lo hermanan con Division of Laura Lee. Tiene la urgencia que suele imprimir Doherty en unos versos apresurados. Hay dos maneras de interpretar esta canción repleta de referencias a canciones robadas, paranoia, fama y fortuna, una canción sobre un hombre que “fue rey por un día”: como una referencia expresa a Barat. Pero más bien me inclino por otra, es una canción sobre si mismo.

Mensaje cifrado: “There’s a man who came to stay
The boy he replaced, disappeared without a trace…
Stole all my songs and my style away
No-one would say what they wanted to say
So he was king for a day..
If you sail into the sun
Beware the eyes of green
And if the whole room tells you ‘you are the one’
I defy you not to believe them, my son…”

10-DPT- Tired of England

La respuesta a Albion, de algún modo. Una pequeña joya pop que resuena a lo mejor de la new wave inglesa de Elvis Costello en adelante, incluso a los momentos menos deprimentes (y menos celebrados) de The Cure o los Madness más pop. Aunque en realidad esto es un cara a cara con el mejor Julian Cope y Teardrope Explodes. Una canción totalmente subestimada, musicalmente uno de los mejores singles de Barat. Lástima que a la letra le falte precisamente la poética que si contiene Albion.

Anuncios

Craig Nicholls habla de su siguiente album…canción por canción

2 Sep

the_vines_wicked_nature-portada

Me identifico con Craig en su Misantropía

Ladybug’

This also has a double meaning. Songs are kind of like poetry. The double meaning is, for me, like having a girlfriend or a wife. I don’t know how cold that sounds. It goes along with all the other things I hate – no computers, no mobile phones, no cars, no women. No nothing. I just want to evaporate. So that’s more attitude – I don’t need anything or anyone.

Gardel Punk

13 Dic

images gardel_TV

Que el mundo fue y será una porquería,
Ya lo sé;
En el quinientos seis
Y en el dos mil también;
Que siempre ha habido chorros,
Maquiavelos y estafaos,
Contentos y amargaos,
Valores y dubles,
Pero que el siglo veinte es un despliegue
De malda’ insolente
Ya no hay quien lo niegue;
Vivimos revolcaos en un merengue
Y en un mismo lodo todos manoseaos.

Hoy resulta que es lo mismo
Ser derecho que traidor,
Ignorante, sabio, chorro,
Generoso, estafador.
Todo es igual; nada es mejor;
Lo mismo un burro que un gran profesor.
No hay aplazaos, ni escalafón;
Los inmorales nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
Y otro roba en su ambición,
Da lo mismo que si es cura,
Colchonero, rey de bastos,
Caradura o polizón.

Que falta de respeto,
Que atropello a la razón;
Cualquiera es un señor,
Cualquiera es un ladrón.
Mezclaos con stavisky,
Van don bosco y la mignón,
Don chicho y napoleón,
Carnera y san martín.
Igual que en la vidriera irrespetuosa
De los cambalaches
Se ha mezclao la vida,
Y herida por un sable sin remaches
Ves llorar la biblia contra un calefón.
Siglo veinte, cambalache
Problematico y febril;
El que no llora, no mama,
Y el que no afana es un gil.
Dale nomás, dale que vá,
Que allá en el horno nos vamo a encontrar.
No pienses mas, echate a un lao,
Que a nadie importa si naciste honrao.
Que es lo mismo el que labura
Noche y día como un buey,
Que el que vive de los otros,
Que el que mata o el que cura
O esta fuera de la ley.

Comeback

18 Oct

Oh, yeah. I knew it was great when we were making it. I mean, we’d been playing the (1989 eponymous debut) album for three or four years before we even recorded it, and we knew something big would happen with it. (Ian Brown)

Poli malo, Poli Peor…

17 Oct

Me temo que he vuelto a sacar las garras críticas, y me ha salido el lado macarra que me suele salir cuando alguien de quien musicalmente espero mucho, me ofrece en cambio una obra en mi opinión (subjetiva siempre) decepcionante.

A propósito del debut en solitario de Noel Gallagher, he vuelto a colaborar con Pilotos Suicidas. Mi crítica es el negativo de la de Yukio (Aka Overlord), el flamante fichaje de la web musical. Si una es una reseña crítica, pero moderada y esperanzada, semblanza de un disco de acabado dudoso, la otra es una descarnada y visceral carta de amor/odio, repleta de rabiosa prosa hiriente, tal vez tomándose demasiado en serio a si misma, al personaje, y al disco.

Pero yo solo escribo con el estómago y las entrañas…Elijan.

Noel Gallagher’s High Flying Birds por Yukio…

Noel Gallagher’s High Flying Birds por Mycroft…

Crazy

28 Ago

Tal vez sea el documental de Phil Spector que han hecho hoy en la 2, o la estupenda entrada en el blog de Alex sobre Elliott Smith, pero me decido a publicar una lista musical muy peculiar: El rock y los desordenes mentales, ya sea como tema, o bien por la figura del genio creador torturado…

Empecé mi lista por el clásico de Count Five “Psychotic Reaction”, una canción que no me quito de la cabeza, y no faltan los Curtis, Wilson, Barrett, Eriksson, Johnston, etc…

Por cierto, el documental interesante, pero no espectacular: Me quedo con el trabajo de la defensa y con la inmensa megalomanía de Spector. Como ex alumno de derecho, creo que sus abogados tenían sus argumentos para una duda razonable, a pesar del caso, totalmente imposible, y del personaje.

Próximamente mi lista de canciones para superar un mal día…

Disco Histórico: McCarthy; Banking, Violence and the Inner Life Today

8 May

McCarthy fueron el germen de los no muy apreciados por estos lares Stereolab. Combinaban un pop luminoso con unas letras comprometidas, politizadas, visionarias, pop de choque, necesario, vital, ocasionalmente bello y brutal a un tiempo ( Ahora es el momento para una mano dura / Nada va a pararles ahora / Es tiempo para una mano dura / Hemos sido blandos durante mucho tiempo) para aportar esperanza y combatibidad en lo más oscuro de los lustros thatcheristas.

Con una trayectoria de pop suave (en la onda C86, o los Smiths) pero con un contenido para nada trivial, para nada blando, sino lleno de cosas que debían ser dichas, McCarthy eran una mano de hierro envuelta en guante de seda. No veías venir el puñetazo. Pero te dejaba grogui.

En este disco, la música se torna un poco más afilada, de corte más afín a madchester, en su versión baggy tardía, más oscura y agresiva que sus primeros trabajos, acorde con unos lúcidos entramados de letras pesimistas, que forman un tapiz de acidez, desesperanza, irónica observación que hoy, años después, sigue siendo válida. Esa mirada, hace ya 21 años, a las crisis, recortes, y derrotas de entonces, arrojan una luz especialmente deprimente a las crisis de hoy.

Desde el título, pasando por los nombres de las canciones (especialmente en los casos de And Tomorrow the Stock Exchange Will Be the Human Race y de Get a Knife Between Your Teeth, parecen canciones escritas hoy mismo), hay aquí una colección de proclamas para nada maniqueas. Hay estopa para todos. Mientras una legión de músicos se retiran a la parcela del arte por el arte, y los protestantes de los 60s son revisitados con condescendencia, sorna, o ironía, en su “inocencia” o su radicalidad, en lo rápido que algunos han envejecido (mal), es reconfortante ver la vigencia absoluta de un disco con aire político.

Esta es la banda sonora del desastre, hermosa y llena de verdad, un grito desgarrado de pequeñas heridas infligidas entonces, y vueltas a infligir ahora.

Otra Reseña.