Archivo | Historia Rock RSS feed for this section

Suzi

4 Jun

suzi-quatro-tinak_6698-b.jpg

 

Feliz cumple a una de las mujeres que rompieron el concepto del rock and roll como un gueto masculino. Suzi Quatro, como Grace Slick y Janis Joplin, dinamitaron un sistema con la herramienta de su talento y carisma. The Runaways la reverenciaban y con razón.

Su hermana tuvo unos primeros éxitos con la banda pionera Fanny, muy reivindicable, compuesta sólo por chicas, pero Suzi ya había roto moldes con The Pleasure Seekers, aunque sin éxito comercial. Que llegaría merecidamente.

Gracias

Anuncios

69

26 Abr

2qz3aax1

Cartel de
Miles Tsang

69 años cumplía Iggy Pop la semana pasada, y hay que conservarlo como un tesoro ahora que nos falta su compinche Bowie.

En uno de esos libros de la editorial la Máscara salidos en los 90s, venía un texto biográfico del propio Iggy, con motivo en 1993 de la salida de American Caesar.

“Vale, yo soy Iggy Pop, y esta es mi vida. Nací en Michigan en 1947. Mamá y papá eran trabajadores completamente legales; él era profesor y ella, secretaria de dirección. Vivíamos en Coachville, en un remolque, puesto 96, 3423 Carpenter Road. A los 5 años tocaba la batería, con 8 años escuché a Sinatra por primera vez y quise ser cantante. Era listo en el colegio, pero no con los deberes. En décimo grado formé el grupo iguanas, un grupo de rock. Editamos un single en el verano de 1965 y conseguimos una actuación en el norte de Michigan, en un local llamado Ponytail Club. Increíble. Un empleo profesional lejos de casa, cinco actuaciones de 45 minutos cada noche, con quince minutos de descanso entre cada una, durante 6 noches a la semana, en una cabaña con agua fría, cinco colchones en el suelo y un enchufe. El sueldo era de 50 dólares semanales. Enchufábamos el tocadiscos y escuchábamos Out of heads (Rolling Stones) y Bringing it all back home (Bob Dylan) durante todo el verano.

Empecé a ser salvaje; me dejé crecer el pelo hasta los hombros y me lo teñí de platino. Me arrestaron por primera vez, me ficharon y me echaron del ponytail. Fuí a la universidad de Michigan, pero la dejé en 1966. Me uní a un grupo de blues llamado Prime movers y tocamos en bares de Detroit y Chicago. Me encantaban Butterfield Band/Junior Wells/Buddy Guy/Little Walter y Otis Rush. Wow!

En 1967 me encontré con dos tipos en una esquina, en michigan, y monté The Sttoges. Sólo hacíamos lo nuestro, nadie más hacía lo mismo que nosotros. Tres álbumes fantásticos; en el 69, 70 y 73. me volví loco por la vida que llevábamos, y la industria me jodió. Me marché a Los Ángeles, me perdí y me arrestaron varias veces. En el 76 reaparecí con mi primer álbum en solitario, grabado por Bowie. Viví 2 años en Europa con Bowie, dos álbumes, ambos fantásticos, y otro en directo no tan bueno.

Me encantó Berlín y odié L.A. Ahora sigo pensando lo mismo. Hubo muchos más discos, quince en total; la mitad buenos, la otra mitad regular. Nueva York, Londres, y de vuelta a N.Y., donde ahora tengo mi cuartel general permanente. También tengo una casa en Méjico, dónde puedo escaparme cuando no aguanto más. Amo a mi jardín, a mi mujer, a mi perro y a mi gato, pero tambié amo el ruido, la agresión, a las chicas, a los tíos legales y a la música, odio a las putas de la publicidad, la mala música, a la gente que quiere utilizarme y a los gilipollas presumidos.

Mi ambición es hacer mejor música, vivir en paz y luego morir. Escucha mi jodido disco porque es muy bueno. Cuando actúe cerca de tu ciudad, ven a verme, porque aquello será lo mismo, pero más.”

Además en el libro se constata un momento anecdótico que revela el carácter quijotesco de Iggy. En cierto momento, abrió un apartado de correos y se propuso contestar una a una las cartas de sus fans. Lo dió pronto por imposible. Aguantó casi un año.

 

 

Patsy

9 Mar

patsy_cline_by_travissmall-d3edhib

Hace poco era el aniversario de la temprana muerte de Patsy Cline. La mujer que cambió el pop americano para siempre.

“Sólo canto tal como me duele por dentro…”

Cover de la semana: Mejor arder que apagarse

11 Ene

jake-bugg-rick-rubin

La obra maestra de Neil Young es reinterpretada en directo por Jake Bugg, un joven cantautor capaz de provocar comentarios en youtube de la gravedad de “Now I’m gay for Jake Bugg“.

Esta versión es brutal. Bugg no es Hendrix, pero la suma de voz, carisma, intensidad, punteado, actitud y extremado conocimiento a su edad de los clásicos folk rock, que le lleva a elegir a Rick Rubin de productor, le confieren ese algo especial que no sabemos definir.

Y una coda:

Dinero

12 Feb

6a014e6089cbd5970c0167648b62dd970b-800wi

“Me llaman todo el tiempo, y ofrecen montones de dinero. Desgraciadamente no quiero subirme a ese carro. Bueno, cuando un tipo me canta sobre el papel higiénico… quizás necesites el dinero pero, quiero decir, ¡atraca un 7-eleven! Haz algo con dignidad y evitaremos tener que mearnos en tu tumba…”

“Los anunciantes compran tu credibilidad, pero el problema es que ya no es tuya…”

“Si John Lennon hubiera sabido que un día M. Jackson decidiría el futuro de su obra, volvería de la tumba y le patearía el culo, se lo patearía bien pateado, y nos encantaría a todos…”

“Veo la forma en que mucha gente le habla a la prensa, para mi es como hablarle a un poli”.

“Tenía que elegir entre el mundo del espectáculo o una carrera en la refrigeración y el aire acondicionado”.

“Para algunas personas estar en la música pop es como presentarse a unas elecciones. Cortejan a la prensa de un modo muy consciente. Besan a los bebés…”

(Tom Waits, Conversaciones, entrevistas y opiniones, Mac Montadon)

Miedo

12 Feb

General Motors Opel and McCann Erickson Germany Settle Lawsuit With Tom Waits

“De hecho, sólo hay unas pocas cosas que me asustan. Me da miedo ir andando un día por Los Ángeles y caerme a una alcantarilla y encontrarme ahí abajo con 500 músicos de bossanova en paro, que van a tocarme “La chica de Ipanema” hasta matarme. Todavía no me ha ocurrido. Intenté hacerme un seguro contra Ipanema, pero ninguna compañía lo cubre. De hecho, lo único que me asusta aquí en Londres es…Me entra miedo cuando la luna está alta y la habitación de mi hotel a oscuras, y pienso que van a empezar a brotarme cámaras alrededor del cuello, mi gabardina se va a transformar en una camisa floreada y mis pantalones holgados se convertirán en bermudas. Me crecerán calcetines blancos y alerones que me harán parecer un viejo Pontiac. Y entonces a mi lado brotará una esposa, que empezará a crecer y crecer hasta convertirse en una obesa con sudores bovinos sobre el labio superior (Y un ojo vidrioso, ¿eh Tom?) y tendrá un brillo de espejo en su frente y le dolerán los pies e intentará encontrar un catálogo de viajes, y un cigarrillo, y querrá sentarse…y…eso todavía no ha ocurrido, he tenido bastante suerte”

(Tom Waits, conversaciones entrevistas y opiniones, Mac Montadon)

P.D. El libro de Montadon se compone tanto de notas de prensa pulidas, como de entrevistas salvajes con un Waits irónico o (en su primera época) borracho, haciendo un tour de force pasivo-agresivo: El libro de entrevistas es un libro sobre la imposibilidad de entrevistarlo. Véase este pasaje a lo Magical Mystery Tour. Waits acaba pareciendo tremendamente incorruptible e inteligente, no a pesar de ser a menudo incoherente y absurdo, sino por ello mismo. El sabotaje al circo promocional. El terrorismo canalla de un enamorado de sus cuentos chinos.

Escudero

7 Feb


El Perfecto Escudero. Todos le reprochan su falta de vistuosismo. Pero Paul Arthurs “Bonehead” da la callada por respuesta. Es necesaria mucha fuerza y convicción para aguantar ocho años en Oasis, una de las bandas más grandes del mundo y durante años una factoría de broncas continuas.
Sin altibajos, sin estridencias, el cofundador del grupo fue siempre el fiel obrero que vestía de furia el sonido de Noel, aportando ruido y confusión. Es el emblema de toda una época en Oasis. No pasará a la historia como gran músico, como talento natural, como virtuoso. Sino como el acompañante ideal, con personalidad, no un simple mercenario, sino un músico que ama y respeta lo que fueron Oasis.

Próximos capítulos: Adrian Belew y Angus Young.