Archivo | Hype Notic RSS feed for this section

Na na nana naaa na naaaaaa

24 Feb

tumblr_lfyb4t4GcC1qfk1hfo1_500guitar

Algo va mal cuando lo que haces para tratar de desmarcarte de la banda mítica en la que militaste es entregarte a una producción artificiosa que transforma todo lo que toca en la misma masa amorfa. Algo anda mal cuando la fecha de composición de tu mejor canción data del 92 y se parece poderosamente a la que daba nombre al disco más vendido de tu banda. Algo anda mal cuando no sólo eso, sino la canción que abre el disco es un autoplagio a una de las canciones de más éxito en los 90. Y si eso no fuera bastante, algo anda mal cuando la cara b de tu single es otro autoplagio todavía más descarado a una balada melosa.

Noel Gallagher nunca ha tenido problemas en inspirarse en otros, y yo tampoco en tolerarle con comprensión cuando lo hacía con gusto y mesura.  Uno de sus discos reconocía el hecho en su título, inspirado en la cita de Newton «Si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes«.

Pero una cosa es coger un riff de Marc Bolan y construir algo nuevo alrededor, y otra cosa muy distinta es no tener ni siquiera conciencia de que esto, ya lo has hecho antes.

El disco de Noel adolece de toda frescura, suena prematuramente viejo, tal vez por la perniciosa influencia del otrora genio y actual plasta Paul Weller. Suena a dinosaurio, algo que no podía decirse de Beady Eye. Suena al Pete Townshend de 1989. Suena al Peter Gabriel…bueno, de cualquier año. Así de menopáusico.

El hecho es que ya en el anterior Lp en solitario, canciones notables que escuchamos años antes en demos caseras, eran echadas a perder por un sonido ni siquiera grandilocuente. A la hora de vestir sus canciones, en lugar de ganar en oficio, parece como si hubiera perdido toda perspectiva. Stop the clocks y I wanna live in a dream in my record machine fueran sometidas a un lifting a lo Zellweger, con cruel enajenación de productor poseído por el espíritu de Eno.

Por una vez los textos en las letras alcanzan la simpleza de su hermano (¡¡¡¡Na na nana naaa na naaaaaa!!!!), algo que ya venía apuntando maneras. No es que haya sido un Jarvis Cocker, pero alguna vez tuvo ideas.

Lock all the doors es un bonito homenaje a Morning Glory (junto a la cara b de single Do the Damage lo mejor de esta cosecha), pero los singles In the Heat of the Moment y Ballad of the Mighty I no dejan de ser simpáticas medianías pop dignas de los Kooks. Riverman apesta a Wonderwall. Pero sin las cuerdas ni el encanto. Tengo la sospecha de que While the Song Remains the Same es una gran canción. pero visto que suena a disco de Elthon John de los de entierro de Lady Di, tendremos que esperarnos al directo. El resto del disco va entre lo anodino ( The Girl With X-Ray Eyes) hasta las ocasiones perdidas por la producción de mierda o los constantes deja vus (The Dying of the Light. Uno casi intuye una buena canción bajo la capa de purpurina roñosa).

La guinda la puso para mi la cara b de single Revolution Song, todo un síntoma: Tal y como está producida acá, es una vergüenza, que suena por todos lados a autoplagio de Little by Little. Puestos a cometer un crimen contra el propio talento y manchar una carrera, mejor plagiar algo bueno.

Tras meses con su ego calentandole la boca anunciando la bomba cósmica, este estilo envejecido suena grotesco, y uno intuye todavía un nucleo de talento entre el ropaje, pero no tiene ganas de decirle al emperador: ¡Tápese!

9 de cada 10 redactores del NME lo recomiendan, pero es posible que los 10 estén a sueldo de Noel Gallagher.

Por ser coherente, para ilustrarlo ahí van versiones fan. Mejores que las de estudio del protagonista. La foto dicen que es una de las guitarras que se partieron los hermanos en la espalda cuando tomaron caminos divergentes.

Gato Hipster aconseja

20 Oct

Los Suburbios

23 Ago
Ya adelanto que no es la opinión de la redacción, ni mucho menos, sino tan solo la mía, para ver si animo el debate al menos mientras estamos fuera bajo hibernación estival.

Arcade fire no son mi ojito derecho. Ni siquiera llegan a orzuelo. El primer disco me pareció tibio y poco original y me dejó un temazo en la retina, uno solo, el segundo irregular y más visto que el tebeo y con un toque un tanto más empalagoso a su épica fallida, y este tercer recupera un poco el nervio con temas de altura como Empty Room o The suburbs.

2 de 16, pobre bagaje, a falta de saber si es eso que los plastas del hype llaman un «grower» o disco que crece mucho con las escuchas, que va ser que no…

Salve al nuevo AOR de los indie popies. Dos campanintas por acá, unos silbidos por allá, todo muy recargado y dulce, épica masticadita. Podría ser peor, podrían ensimismarse un un nuevo prog-rock-indie-pop, podrían ser los Muse de los poperos (¿o ya lo son?), pero no deja de de tener delito quepaser de explotar a Bowie, a coger de modelo a un mojabragas como Springsteen y le apliquen el lifting para quitarle la poca calle, la poca mugre, el poco sudor, y la poca autenticidad que tiene el trobador americano.

Si acaso agradezco la tensión, el mostrarse más dinámicos, menos plomizos, más pegadizos y accesibles (como en la fantástica Empty Room, con Keep the car running su único temazo desde sus primeros singles) y también que nos eviten el sonrojo de mamar tan abiertamente de las ubres de Echo and the bunnymen como en otras ocasiones, aunque sin la voracidad, el descaro y la ingratitud de Chris Martin…

Tal vez también salvara Modern man aunque esté más vista que el TBO.

Un disco normalito, un grupo con el que no vale la pena ni indignarse…Es lo que tiene la mediocridad, no levanta pasiones ni siquiera a la contra.

Demasiado largo en todo caso, todo artista que no sea un genio, es idiota si saca un disco de más de 12 canciones. Siempre es mejor dejar con ganas de más, que pecar de exceso y empachar.

F de Frusciante

17 Ene


Ha vuelto el héroe de las cuerdas, amagando con un disco progresivo (The Empyrean), jugando con volutas de melancolía. Pertenece a sus discos más investifgadores que entretenidos, pero aún así, frusciante siempre muestra detalles de genio.

El próximo Hype del Nme, y qué, it´s only rock and roll but i like it!

20 Jul



Con los blanditos Keane arrasando, con el circunspecto sosainas de Chris Martin de gurú musical, un pequeño grupo de retromods/newave copiones nos ofrecen guitarrazos para saltar, para sentir el peligro y la urgencia de estar vivos…
Seguramente es el típico grupo de un solo single, pero si ese single vale la pena…
A mi me vale.
¿Y a vosotros?