Archivo | Autoayuda RSS feed for this section

La insoportable levedad del blog

14 May

Paradojas y espejos deformantes. El guadianesco ritmo de este blog es en realidad producto de una reflexión profunda. Una reflexión acerca de los tiempos y del yo.

Conforme las redes sociales se convierten en la galería de tiro de ingenios como balazos, chispazos breves y microscópicos que iluminan la noche por un segundo, en el mejor de los casos, recomendaciones entusiastas de cultura pop, invectivas airadas, cotilleos vouyerísticos, y, principalmente, monólogos de vanidades, los blogs se fueron vaciando de esos contenidos. Se volvieron más magros, pero quizá, más sustanciales.

Sin embargo, puede decirse, que mi ego personal ha ido menguando con los años, consciente de la máxima de Wittgenstein, “de aquello de los que no se puede hablar más vale callar”, perplejo ante las pocas cosas de verdadero interés que quedan por decir sin riesgo de repetirse, quizá, ensimismado en las manías y obsesiones personales, las filias y fobias, las invectivas de falsos expertos ante el mundo en llamas (aquello que llamamos política u opinión, o economía, geografía urbana o incluso poesía viva)

Es una melancólica constatación de que se ha dicho todo ya de mil formas distintas, y provoca cierto cansancio la arrogancia de aportar más letra muerta al peso del ruido que ahoga hoy día internet en un zumbido constante y adictivo de actualizaciones sin verdadera trascendencia actual.

Creo que es esa aversión a la necesidad de actualizarse, de tener la última palabra, la última tendencia del rock, del mundo audiovisual o literario, lo que provoca en mí esa desidia apática, ese silencio tan poco propio de mí. Tanto tiempo planeando escribir tal relato, emprender tal proyecto, retomar tal podcast, subir tal reseña. Existe cierta tiranía del ego, de la palabra como discurso perturbado y perturbador, embriagador, de un predicador borracho de su propia verdad, clamando perplejo en Hyde Park, subido a un tonel.

Tal vez la verdad, la belleza, la palabra, son algo mucho más humilde, una anotación a lápiz en el margen de un libro hecha para uno mismo, una palabra en un cuaderno que nadie leerá, una mirada triste por la ventana mientras los pensamientos fluyen como lágrimas tenues, no vertidas para que nadie repare en ellas, sino porque salen del corazón, un árbol que se derrumba en un bosque desierto.

La ausencia de ruido.

12 monos españoles

24 Mar

“Al fin había siempre un momento en que nos dábamos cuenta de que los trenes no llegaban. Entonces comprendíamos que nuestra separación tenía que durar y que no nos quedaba más remedio que reconciliarnos con el tiempo” (Camus, La peste)

“El enemigo más peligroso de la verdad y la libertad entre nosotros es la mayoría compacta”- Henrik Ibsen, Un enemigo del pueblo

Quién nos lo iba a decir. También en Micronesia vivimos tiempos distópicos. Es extraño, en estos momentos, si mi vida hubiera seguido su curso errático habitual, estaría, por trabajo, o bien en el Reino Unido del sociópata Johnson, o bien en Ciudad del Cabo, a la espera de que llegara el lobo a soplar a la puerta y tumbara todo a su paso.

No se puede decir que mi situación laboral sea la peor. De momento, un simulacro de teletrabajo 3 días de 5. Hay quién no puede darse ese lujo y coge el autobús cada día. Por otro lado soy de natural un tipo solitario y casero. No son taras de las que haya que prescindir hoy.

Podríamos expresar aquí todo lo que se ha hecho mal en la gestión de esta crisis (mascletás multitudinarias mediante. La GVA, tras su pavor al poder fallero, se ha enmendado para bien) pero, entiéndanme, ¿es eso muy constructivo, en este país en que cada uno de nosotros tiene a un seleccionador de fútbol y a un presidente del gobierno, esperando su oportunidad? Vendría a resumirse en una reacción tardía por exceso de prudencia, y en la cobardía política de no cerrar el foco, pues el foco es la Villa y Corte.

No sé si como Zizek apunta esto obligará a un cambio de paradigma (aunque Zizek duda entre optimismo limitado y pesimismo precavido, o si será aprovechado como doctrina del shock a lo Naomi Klein para acercarnos al modelo chino de capitalismo autoritario (Horvat, Varoufakis, Byung-Chul Han, Klein,  apuntan al pesimismo, a pesar de argumentos a favor de medidas antiausteridad, de renta básica, de reconversión industrial-digital).

IFEMA es un hospital de campaña, el Palacio de Hielo, una Morgue, y nos asemejamos a la sociedad que colapsa en la película, ahora quizás profética, 12 Monos, del genial Gilliam, cuyo poster de Raid71 ilustra este post. Visionaria también en la estupidez común y en la psicosis colectiva que el ser humano experimenta en situaciones excepcionales.

“-Jeffrey Goines: ¿Sabes qué es lo loco? Loco son las reglas de la mayoría. Toma los gérmenes, por ejemplo.

-James Cole: ¿Gérmenes?

-Jeffrey Goines: Uh-huh. Siglo XVIII: nada de eso, nada, nada. Nadie jamás imaginó tal cosa. Ninguna persona cuerda. Luego viene este doctor, Semmelweis, Semmelweis. Semmelweis viene. Él está tratando de convencer a la gente, principalmente a otros médicos, de que hay estas pequeñas cosas invisibles y pequeñas llamadas gérmenes que entran en tu cuerpo y te enferman. Intenta que los médicos se laven las manos. ¿Qué es este chico? ¿Loco? ¿Pequeño, pequeño, invisible? ¿Cómo lo llaman? Uh-uh, gérmenes? ¿Eh? ¿Qué? Ahora, hasta el siglo XX, la semana pasada, de hecho, antes de ser arrastrado a este infierno, entro para pedir una hamburguesa en este restaurante de comida rápida, y el tipo la deja caer al suelo. James, lo recoge, lo limpia, me lo entrega como si todo estuviera bien. “¿Qué pasa con los gérmenes?” Yo digo. Él dice: “No creo en los gérmenes. Los gérmenes son un complot inventado para que puedan vender desinfectantes y jabones”. Ahora está loco, ¿verdad? ¿Ve? Ah! Ah! No hay derecho, no hay error, solo hay opinión popular. Tú … tú … crees en los gérmenes, ¿verdad?”

Podría ser peor, podríamos tener a Trump. Podríamos vivir en un campo de refugiados como el que visité en Grecia. O celebrar unas elecciones como en Francia, o lo que están haciendo los demócratas americanos con sus primarias. Recordemos también que en Francia, 3.500 personas pasaron del virus para hacer una convención disfrazados de Pitufos.

Piensen que en Reino Unido hasta el pasado fin de semana se podía ir al pub, y que en los Países Bajos, la gente simplemente va a su bola (por ahora sus medidas más severas han sido cerrar dos museos). Lo cierto es que si es momento de plantearse otras formas de trabajo, de producción , de vida aparte del consumismo, también es tiempo para temer la ruina de miles de pequeños negocios, el oligopolio de los fuertes y despiadados (Amazon, Florentino Pérez, Amancio Ortega), el Estado de vigilancia orwelliano, y un cambio en la forma en que nos desplazamos, relacionamos, tocamos, y hablamos unos con otros. Poca cosa.

Esto no es decrecimiento, es una parada por avería del sistema. El decrecimiento es un modelo planeado, sostenible, basado en los comercios y servicios de proximidad y en un cambio de hábitos racional, no de emergencia. Muchos celebran la disminución de contaminación al norte de Italia sin evaluar el elevado precio que la región ha pagado por ello, un precio insostenible cuando (si) pase la emergencia, con dramas de vida y muerte, y dramas económicos severos.

El paradigma con que nos enfrentamos a esto es otro que en 2008, por fortuna, tratando de que el aterrizaje sea suave y haya un rebote en la economía. Pero en un contienente que se ha mostrado impotente económicamente e insolidario (la ayuda viene de China, de Cuba) con un sector servicios y turístico muy importante y una dependencia logística de China, y energética y de materias primas de todo el globo, rescatar al tejido con que nuestras calles se llenan de comercio, de intercambio y de empleo, será titánico.

En Micronesia no abunda el optimismo, pero no nos vamos a entregar al oficio de Casandra. Vamos a proponeros algunas cosas que nos deja el confinamiento, mientras contemplamos si esta será una suave o una rápida deriva hacia el preapocalipsis:

-El amigo Lutxo ha lanzado su podcast musical “Cinta de Varios”,  llena de tesoros musicales (mi preferido sigue siendo el episodio piloto) a un ritmo que aporta ya 4 programas, algo que me deja estupefacto a mi que me cuesta todo un año grabar esa cantidad.

-Relatos Salvajes nos regalan 4 horas y media de Mitos Nórdicos escritos por Neil Gaiman y locutados con maestría.

-Tiempo de Culto también es un podcast de guardia. Recomiendo dos episodios.

+El dedicado a la productora Carolco

+El dedicado a cine apocalíptico

-El Horror Co(s)mico dedica un podcast al Ciclo Onírico de Lovecraft

-Postapocalipsis Nau dedica un programa a otra guerra virológica, la informática

-Los Angeles Times nos invitan a cerrar los ojos y escuchar un disco de cabo a rabo, como ya no se hacía, y es un consejo estupendo.

-De entre las editoriales que han puesto contenido temporalmente libre, me ha sorprendido Karras Comics con Apocalypse Girl

-Para los que se sienten culpables por el onanismo que el encierro entraña para aquellos que estamos solteros, no problemo, en Essen, Alemania, un estudio apunta a que puede ser la mejor manera de mejorar el sistema inmunitario y el número de glóbulos blancos.

-Recomiendo Survivors, la serie de la BBC sobre virus apocalípticos. Yo vi el remake de 2008-2010, pero estoy deseando ver la original de los 70s. Aunque la serie que más me ha gustado últimamente es Mythic Quest: Raven’s Banquet (de los creadores de It’s always sunny in Philadelphia, cuyo episodio S09E07 sobre cuarentenas es MAGISTRAL)

-Por Último, Simon Pegg y Nick Frost se ponen al día años después de Shaun of the Dead y nos recomiendan NO ir al Winchester Pub.

Imagen

Soy multitud

18 Ene

Personalidad

Tal día

26 Sep

the-beatles-photo-credit-tumblr

Tal día como hoy los Beatles osaban desafiar ingenuamente al stablishment fumándose un porro en Buckingham Palace. El humo de 1965 era una inocente rebelión de quienes, amos y presas del marketing, recibían la orden británica.

Ah, y también tal día como hoy nacía yo,  en un día no excesivamente esnob (Podría juntar celebración con la actriz y esposa de Rob Zombie, Sheri Moon. Podría pedirle una canción a duo a Bryan Ferry), particularmente madrugador, un hábito que debería retomar.

Gracias por aguantarme desde entonces.

 

More than this there’s nothing.

Comeback

22 Oct

tumblr_m7myhtSRE71r6e6xeo1_500 internet-meme1339993163

Vuelvo, tras un agosto sumido en la depresión y un septiembre frenético, directamente maníaco. Vuelvo con un diagnóstico de maníacodepresivo bajo el brazo, y el documental de Stephen Fry, en donde se entrevista con Carrie Fischer o Richard Dreyfuss, pero también con multitud de anónimos pacientes de Trastorno Bipolar, familiares, amigos, psiquiatras.

Stephen ha tratado de romper el estigma poniéndose a sí mismo bajo el foco. Valiente, irónico, encantador, menos cuando asistimos brevemente a un bajón, que es igual de didáctico que el resto. Y la pregunta recurrente a la que sólo uno o dos responden sí. ¿Si pudieras hacer desaparecer esto apretando un botón, lo harías?

Como digo últimamente, no me dejarse llevar es clave.

El abrazo pospuesto

17 Nov

“¿Son mis ilusiones infantiles las que todavía me hacen decir si percibo una fisura en la coraza de un hombre: no todo está perdido, hace falta poco para hacer palpitar a ese corazón detenido?” (Elías Canetti)

 

“Las palabras eran como gotas cálidas, casi lluvia de verano, los verbos espadas, y las corazas herrumbre inútil al borde del camino.”

Mucho tiempo, muchas páginas, muchos espacios y ciberespacios después, y tribulaciones, y relatos, años de estar en el uno y el cero binario, mientras civilizaciones han colapsado, y la vida cotidiana se ha hecho difícil de vivir, que no imposible…

Todo un mundo de máscaras que eran tan verdaderas como el rostro de fauno que han escondido tanto como mostrado mostrado. Elegimos nuestras máscaras, y elegimos dejar de usarlas, salir a campo através, con el pecho al descubierto, listo para recibir bien un abrazo, bien un disparo de mosquetón. Ya no quiero vivir en la isla segura de la coraza armada, y tengo espacio de sobra para sangrar un poco más mi corazón, las veces que sea necesario, a cambio de las ocasiones, como ésta, en que hay recompensa.

Precisamente me hayo fascinado por la Rosa Púrpura de El Cairo, con sus personajes saliendo de ningún lugar, hacia el mundo real,  y resulta que de pronto hemos atravesado, Alex y yo, las pantallas, recíprocamente. Con excelente resultado… La segunda vez para mi (tras la buena experiencia con Paolo2000)

Por fin he conocido a mi amigo, a quién ya conocía sin tenerlo delante (pero teniéndolo presente). Un trabalenguas virtual que ha acabado con unos cuantos abrazos pospuestos, un par de conversaciones de largas horas, saltando de tema en tema…

El tiempo ha dejado suficientes cosas pendientes. Habrán más días. Habrán más palabras. Más abrazos.

Desconexión

17 Jul

Me marcho un tiempo de Micronesia. Volveré cuando las pastillas, el sol, el ejercicio, y las curas de salud me lo permitan, cuando mi cabeza haga click, cuando vuelva del pueblo, o tal vez cuando de noche, siempre de noche, una oscura velada de verano, mis dedos tejan alguna historia. De momento no tengo palabras, no tengo historias, no tengo ganas, y ni siquiera estoy muy seguro de estar presente yo mismo.

Volveré cuando mi ser haya retornado…

De momento tienen mis links, donde hay posadas más acogedoras e interesantes, mis proyectos frustrados, como el foro, mi tumblr, donde seguiré pirateando fotos de chicas guapas, y mi promesa de volver en lo más crudo del crudo invierno, o antes seguramente…

Posibilidad de escape

24 Sep



El sonido de aviones que pasan de largo rebota en mis paredes. Vivo a oscuras porque no tengo cortinas y no quiero que James Stewart me fotografíe, así que bajo la persiana como un avestruz que esconde su cabeza.
Posibilidad de escape, o de redención. ¿Exite el libre albedrío, o todo es determinismo y conductismo? Típicas preguntas para formularle a alguien que se siente un personaje de película de Paul Schrader.
La semana que viene intentaré dar un golpe de timón. Cambiar totalmente, tal vez para permanecer igual.
Me complicaré la vida, conduciré sesenta kilómetros cada mañana para estudiar una carrera a la que he saltado a ciegas, en otra ciudad, complicando mis posibilidades de conseguir un empleo, y por tanto, dinero(Busqué un trabajo y encontré un trabajo, decía Morrissey en “Heaven Knows I’m Miserable now”).
Mentiría si dijera que sé lo que estoy haciendo. Mentiría si dijera que no me apetece hacerlo.
Aunque tal vez me he convertido en el eterno universitario, en el holandés errante del distrito Universitario Valenciano, en el Will Ferrell valenciano. Ahora estudiando derecho en Valencia, mañana Comunicación Audiovisual en Castellón…
¿Y pasado mañana qué será, física en Pamplona?
Tal vez solo estoy huyendo, como Jack Nicholson en “Five Easy Pieces”, huyendo de mi mismo, sin poder cambiar realmente.
O tal vez a partir de la semana que viene mi vida no se parezca a mi vida.

Ahora Me Voy Afuera Caminando

Ahora me voy afuera caminando
El desierto del mundo,
Y mis zapatos y mis medias
No me molestan.

Dejo atrás
Buenos amigos en la ciudad.
Dejemos que beban bastante vino
Y que luego se acuesten.

No crean que me voy
Desterrado a la oscuridad exterior,
Como Adán y Eva
Fueron expulsados del Paraíso.

Olvida el mito.
No hay nadie
Que pueda expulsarme de aquí
Ninguno que pueda echarme fuera.

A menos que me equivoque
Sólo obedezco
La llamada de este canto:
“¡Me voy, zarpo ahora!”.

Y podría volver
Si no me siento satisfecho
Con lo que he aprendido
Al haber muerto.

(Robert Frost)

Pd. Disculpen mis lloriqueos de colegial nervioso y sentimentalmente inseguro.

Disculpen

17 Mar


Perdonen el silencio relativo del blog, pero no se puede postear con resaca, ni con una mascletá, ni con paella en el cuerpo. Dios como odio la paella. Overlord y yo de momento estamos desengañados de estas fiestas valenciano-irlandesas. No están funcionando, puede que a causa de mi parcial desintoxicación, otros años la realidad era más borrosa, etílica, tambaleante…Accesible.
De momento un rotundo fracaso para la crítica.
Siento como si esta semana estuviera encerrado en una peli de Wes Anderson.
Yo me dedico a hacer footing aspirando el olor a pólvora, que es como el del napalm por la mañana, y a intentar ligar con falleras, o eso me gustaría. No por nada, tengo ganas de que me den un tortazo. Si quieren saber como transcurren de accidentadas las por ahora poco exitosas noches de foc y festa, pasense por el love team…