Archivo | Edipo Rey RSS feed for this section

La insoportable levedad del blog

14 May

Paradojas y espejos deformantes. El guadianesco ritmo de este blog es en realidad producto de una reflexión profunda. Una reflexión acerca de los tiempos y del yo.

Conforme las redes sociales se convierten en la galería de tiro de ingenios como balazos, chispazos breves y microscópicos que iluminan la noche por un segundo, en el mejor de los casos, recomendaciones entusiastas de cultura pop, invectivas airadas, cotilleos vouyerísticos, y, principalmente, monólogos de vanidades, los blogs se fueron vaciando de esos contenidos. Se volvieron más magros, pero quizá, más sustanciales.

Sin embargo, puede decirse, que mi ego personal ha ido menguando con los años, consciente de la máxima de Wittgenstein, “de aquello de los que no se puede hablar más vale callar”, perplejo ante las pocas cosas de verdadero interés que quedan por decir sin riesgo de repetirse, quizá, ensimismado en las manías y obsesiones personales, las filias y fobias, las invectivas de falsos expertos ante el mundo en llamas (aquello que llamamos política u opinión, o economía, geografía urbana o incluso poesía viva)

Es una melancólica constatación de que se ha dicho todo ya de mil formas distintas, y provoca cierto cansancio la arrogancia de aportar más letra muerta al peso del ruido que ahoga hoy día internet en un zumbido constante y adictivo de actualizaciones sin verdadera trascendencia actual.

Creo que es esa aversión a la necesidad de actualizarse, de tener la última palabra, la última tendencia del rock, del mundo audiovisual o literario, lo que provoca en mí esa desidia apática, ese silencio tan poco propio de mí. Tanto tiempo planeando escribir tal relato, emprender tal proyecto, retomar tal podcast, subir tal reseña. Existe cierta tiranía del ego, de la palabra como discurso perturbado y perturbador, embriagador, de un predicador borracho de su propia verdad, clamando perplejo en Hyde Park, subido a un tonel.

Tal vez la verdad, la belleza, la palabra, son algo mucho más humilde, una anotación a lápiz en el margen de un libro hecha para uno mismo, una palabra en un cuaderno que nadie leerá, una mirada triste por la ventana mientras los pensamientos fluyen como lágrimas tenues, no vertidas para que nadie repare en ellas, sino porque salen del corazón, un árbol que se derrumba en un bosque desierto.

La ausencia de ruido.

Casa de Muñecas

6 Nov

Hasta el domingo se representa en el teatro Rialto de Valencia Casa de muñcas, de Ibsen. Un montaje moderno, dinámico, exacto. Un texto de 1880 bravo, atrevido, con un mensaje de libertad y de vida.

Una valiente y carnal Rebeca Valls como Nora, y un marido hipócrita perfecto para Jerónimo Cornelles, que ya hizo de malvado yerno refinado en Rey Lear.

Dirige Ximo Flores, y su desviación del original sienta bien al conjunto. Parece que en Ibsen ya yacía el concepto que explotaría Kitano en su magnífica Dolls, y los hilos que mueven el destino de Nora, intrincados, la hacen danzar a ritmo cada vez más rápido.

Exquisito.

Realidad

2 May

4161092417AM1271402657437

“La realidad es siempre desagrable. Una de las cosas que me fastidian de la poesía española es cuando un poeta dice que ama la realidad, pero habla siempre de algo que no es la realidad. Los poetas que dicen que aman la realidad y luego agregan: yo toco este árbol, esta pared. Ni el árbol, ni la mesa, ni la pared son para nosotros la realidad. La realidad es lo que uno tiene que tener en cuenta, porque si no lo tiene en cuenta se le echa encima y le da un golpe. La realidad son las cosas que debe uno llevar apuntadas en una agenda y tenerlas siempre presentes, porque si no, le destruirán. Si yo bebo por la noche, me pasa siempre lo mismo. Me acuerdo de todo hasta que entro en casa. Si salgo de un bar, cojo el coche, hay transúntes en la calle, hay luces rojas y verdes, hay árboles, hay bordillos, lo tengo que tener en cuenta todo para volver a casa; y a la mañana siguiente lo recuerdo todo.

Pero después de haber entrado por esa puerta, ya no recuerdo nada. ¿Por qué? Porque esta cómoda, esta lámpara o este sofá no son igualmente reales que los bordillos, los transeúntes, y los semáforos. me los sé de memoria. Ya no los tengo que tomar en cuenta. Puedo entrar aquí y no hacer esfuerzo mental, moral ni físico para llegar a mi cama y meterme en ella. Por tanto, desde ese punto de vista, todo lo que está asimilado a mí, todo lo que no tengo que esforzarme en controlar, porque es dócil, lo conozco, sé dónde están las esquinas, y dónde debo tomar las curvas, para mí no es real. En el mejor de los casos, será parte de la realidad de mi conciencia, no de mi conciencia de la realidad. La realidad es siempre imponente.

Y por tanto, no es amable. Un árbol de esta plaza será real si llego de noche en el automóvil, y de repente se me aparece al otro lado del parabrisas. Entonces será una realidad atroz. Si me asomo por la ventana o vengo caminando, será una cosa por completo asimilada y que no tengo que tener en cuenta más que estéticamente, placenteramente. Por definición, la realidad es lo desagradable. No creo que nadie pudiera estar enamorado de ella. Al fin y al cabo la madre de la realidad, es la muerte. De tal madre, tal hija”.

(Jaime Gil de Biedma)

I Want You

7 Dic

CHRIS ISAAK – I WANT YOU TO WANT ME (BEST OF CHRIS ISAAK)

want you to want me
I’d love you to love me
I’m beggin you to beg me
I need you to need me

I want you to want me
I’d love you to love me
I’m beggin you to beg me
Put on old brown shoes, put on a brand-new shirt
Get home early from work if you say that you love me

Baby, didn’t I, didn’t I, didn’t I see you cryin?
Didn’t I, didn’t I, didn’t I see you cryin?
Feelin all alone without a friend, you know you feel like dyin. Baby, didn’t I, didn’t I, didn’t I see you cryin?

I want you to want me
I’d love you to love me
I’m beggin you to beg me
I need you to need me
Kick on old brown shoes, put on a brand-new shirt.
Get home early from work if you say that you love me.

Oh, didn’t I, didn’t I, didn’t I see you cryin?
Didn’t I, didn’t I, didn’t I see you cryin?
Feelin all alone without a friend, you know you feel like dyin. Baby, didn’t I, didn’t I, didn’t I see you cryin?

Feelin all alone without a friend, you know you feel like dyin. Baby, didn’t I, didn’t I, didn’t I see you cryin?

I want you to want me
I’d love you to love me
I’m beggin you to beg me
Oh I need you to need me
I want you to want me
I want you to want me

Amargo

7 Dic


Todos sus besos sabían a limosna, todas sus caricias a pasatiempo, todas sus despedidas a “hasta nunca” y solo me amaba cuando se aburría.
Matando el tiempo, acariciando un corazón demasiado confiado, viviendo en otra ciudad dentro de esta ciudad, fingiendo no conocerme cuando me veía por la calle, haciendo daño, moridiendo, destrozando.
Si tienes corazón que sea de piedra, si tienes sangre que sea fría, si tienes labios que estén curtidos, si tienes alma que esté envenenada de desdén, si tienes sentimientos escóndelos bajo la alfombra, si estás solo págate una puta, si te sientes solo es que no soportas tenerte de acompañante, si estás atrapado liberate, si estás libre, has de saber serlo, si lo eres es que no has comprendido nada.
No eres tú, soy yo, dijo entre dientes, pagó el café y se marchó.

Yo y mis cadenas

12 Nov


“Saber liberarse no es nada; lo arduo es saber ser libre…”

André Gide

World Trade Center

2 Ago


Creías que podías
tocar el cielo con las yemas de los dedos
pero una saeta llena de pececitos muertos
voló hasta tu trabajo
y saltaste desde una gran altura
y las nubes no te cogieron
y te mecieron con sus brazos
duerme
duerme
tu amiga llora en la cocina
hay un mercado de sangre y gasoleo
que no hace más que subir y subir
y personajes enloquecidos
odian con tanta fuerza como para reventar
(ella sigue llorando en la cocina
y tu primo empaqueta tus efectos personales)
No, las nubes no te salvaron esta vez.
(Mycroft)

Psychotic tales desde Tuscani

19 Feb



Decididamente mi vida es casi una peli con guión de lynch echada a peder por sordenbergh…
Directamente conduciendo mi bólido, Cual Lorenzo Lamas procedente de los valles de Tuscani, vengo de un reparto de tierras que me convierten en terrateniente, o mejor dicho, que me hacen un desgraciado (he calculado que su cultivo me reportaría unos 600 euros de pérdidas al año) para encontrarme con que internet no me va…
Ha sido un fin de semana absurdo e increíble con un final increíble y absurdo. O viceversa…Me enfrento a la Channing, a Fu Manchú, a mis propuios demonios, a Magneto que impide que me conecte…
Necesito al love team…Necesito volver a sentirme Lamas…los problemas agrícolas y sentimentales me asedian…
Volveré a informar cuando me sea posible…De momento mi bólido y mi blog se quedan en la cuneta hasta que Santa Telefónica quiera…Adieu…

Happiness

3 Ene


Mike echó a correr por el jardín. Al pasar se hizo daño con una de las plantas de su abuela.Corrió, corrió y se escondió detrás de un montón de leña apilada. Desde el muro, a su izquierda, un gato rubio le observaba con suficiencia.
Su pequeño corazón latía enérgicamente. Nigel salió de la casa. Se oyó un portazo, y ruido de pisadas.
Mike a sus seis años de edad, era un niño extraño. Pero eso no tenía nada que ver. Maldita sea, no fue culpa suya, NO ERA CULPA SUYA…
Mike sentía una enorme vergüenza por lo que Nigel hacía(por lo que le hacía). No creo que os hagais una idea. No es fácil para nadie, pero coged el momento más embarazoso de vuestra vida y multiplicadlo por un trillón.
Y no sabía por qué, qué era exactamente lo que estaba ocurriendo, simplemente era algo oscuro, secreto y desagradable, una rendija por la que el mundo adulto más sórdido se colaba y le golpeaba.. No solo las amenazas y chantajes de Nigel le silenciaban. Simplemente estaba estupefacto, avergonzado, perdido…
Era ese sentimiento de vergüenza, insisto, honda y profunda, de decepción, un miedo a romper el secreto que le asfixiaba, a no ser creído, comprendido…a ser digno de lástima…no, contra esto lucharía solo…
Todo esto no lo pensaba así, con su mente infantil, sino que lo recordaba años después, intentando descifrar que recuerdos eran verdad, y cuales autodefensa, autocensura, imaginación infantil…
No, no podía decir lo que Nigel hacía, porque en aquel entonces tampoco lo sabía exactamente, en su inocencia.
-Ven-le dijo Nigel calmado. Avanzando paso a paso por el jardín. Los pájaros parecieron callar. El gato rubio saltó al otro lado del muro- Ven, si no vienes, no jugaré más contigo. Y sabes que no tienes muchos más amigos por aquí…
Mike, agazapado entre los troncos cortados, llenos de hormigas, procuraba respirar silenciosamente, con los ojos fijados en el techo de uralita del porche.
Silbando despreocupadamente, Nigel un muchacho unos cuantos años mayor que Mike, de complexión fuerte y ademanes tranquilos, miró furtivamente a un lado y a otro, y localizó el escondite de Mike, pero no se dirigió allí, sino que se apoyó en una cerca….
-Le diré a tu abuela que te has portado mal. ¿Ves esas macetas? Las romperé y diré que has sido tú. Entraré y romperé la lavadora…¿Adivinas quién habrá sido? Habrás sido tú. Te castigarán. Te encerrarán y tirarán la llave-Nigel sonrió.
Mike salió de su escondite. Tarde o temprano le hubiera encontrado. Nigel ensanchó su sonrisa, se acercó a Mike y le desabrochó el botón de los pantalones. Bajó la cremallera…
-Y ahora, juguemos…

Diez años despues la policía se muestra confundida ante un espantoso crimen sin motivo aparente. Nigel M.S. murió a manos de Mike F.Y. en plena calle. Se da la circunstancia de que eran amigos de la infancia que llevaban 20 años sin verse…