Archivo | Islas en la red RSS feed for this section

Podcastfera: La noche de las luciérnagas

12 Dic

SECONDS - UK Poster (1)71mpy6m0nGL._SL1500_Esta semana he tenido el placer de colaborar en la emisión inaugural del podcast la noche de las luciérnagas hablando de ese clásico expresionista y alucinado que es Seconds (1966), de John Frankenheimer.

“Las luciérnagas son el único insecto con la propiedad de la luminiscencia, de deshacer la oscuridad. La noche es su hábitat natural y en la noche se diferencian del resto de los gusanos emitiendo luz para comunicarse. En este programa vamos a convertirnos en luciérnagas, a volar a baja altura para atravesar algunas de las zonas inquietantes y peligrosas de la ficción a las que la noche nos invita. “

En el podcast Carlota se mide al reto de hentrevistar a Juan Rada periodista de sucesos, colaborador habitual de Cuarto Milenio y de Milenio 3 con Iker Jimenez, investigador, redactor, y luego director del célebre semanario El Caso.

Un servidor elucubra sobre esa  vanguardista pieza de ciencia ficción distópica con tintes existenciales y psicoanalíticos.
De la mano de Alberto Martínez del podcast se adentra el universo creativo de Noviembre Nocturno, podcast señero del mundo del terror y la ficción investigando en la figura de Úrsula K. LeGuin.

LA NOCHE DE LA LUCIÉRNAGAS

Anuncios

Islas en la Red Podcast T01E05 feat. Alex Herrera- Showgirls de Paul Verhoeven

11 Nov

cd1ecaad3db99027ad140b2cd761be0f

Un podcast con invitado de lujo, Alex Herrera, de Puedo Saltar Charcos, sobre nuestro holandés pirado favorito, el único director con sección fija en mi blog.

Showgirls, ¿una película femenina, o una película feminista? ¿Gran obra fallida o peor peli de los 90s? La película maldita de Paul Verhoeven, odiada, o considerada de forma irónica, la desventura trash y camp de Nomi (E. Berkley jugándose su carrera) entre neones, traiciones, un mundo productores poderosos y sin escrúpulos, de mugre y de sexo.

Una película que confieso siempre me ha dado respeto comentar porque mi reivindicación no iba por la ironía posmoderna, sino por la vereda seria de aceptar la película por lo que es, por lo que quiso ser, por el diálogo que mantiene con la obra y el punto de vista de la mejor de las etapas de uno de mis directores favoritos (la holandesa) y que ha acabado en un diálogo sobre lo Kitsch, y sobre la mugre que adorna los neones, y los carteles Hollywoodienses de los Wenstein de este mundo.

El debate está servido.

Ir a descargar