Archivo | La Pajarería de Transilvania RSS feed for this section

Cuatro cuentos y una canción de Navidad

7 Ene

 

Como cada año, aunque esta vez con retraso, los sospechosos habituales publicamos cuentos navideños en el blog del amigo Alex. No se pierdan la edición de 2019, publicada el día de reyes de 2020.

Este año mi inspiración ha sido 50% Sucker Punch y Alguien voló sobre el nido del Cuco, 50% La Hermana Pequeña de Raymond Chandler.

La verdad es que cada vez se me hace más difícil hacer cuentos expresamente anti-navideños y cuidar de no impregnarlos de cinismo y pesimismo. Este año agravado por momentos personales y profesionales.

Espero que lo disfruten. Y no olviden que incluso Chandler tenía que luchar por cada palabra:

 

"Estoy teniendo dificultades con el libro. Tengo suficiente 
papel escrito para completarlo, pero debo hacerlo de nuevo. 

Simplemente no sabía a dónde iba y cuando llegué allí vi que 
había venido al lugar equivocado. 

Ese es el infierno de ser el tipo de escritor que no puede 
planificar nada, sino que tiene que inventarlo a medida que 
avanza y luego tratar de darle sentido. 

Si me dieras la mejor trama del mundo y 
funcionara como un reloj, no podría escribirlo. 

Estaría muerto para mí."

(Raymond Chandler, 1951, Carta a su agente literario Carl Brandt)


Mis pensamientos…

20 Dic

“En las últimas décadas, algo le sucedió al sueño americano. Si algo no gana dinero, nadie está interesado. Todo está a la venta. Las emociones se venden. El sexo se vende. Todo es sexo Mis emociones no están a la venta. Mis pensamientos no se pueden comprar. Son míos..”

 

(Cassavetes)

Russian Doll

22 Nov

Es difícil hablar de una obra tan original, divertida, sorprendente y bien planeada como Russian Doll, cuya premisa puede recordar a Groundhog Day (Atrapado en el Tiempo) de Reitman y Bill Murray. Lyonne cita esta película como influencia, pero también películas remotas como No Exit, escrita por Sartre con la colaboración no acreditada en la dirección de Orson Welles, o All That Jazz, el ajuste de cuentas de Bob Fosse con la muerte y los remordimientos, con la vida y los errores, con las ocasiones perdidas. Lyonne concibe con Amy Pohler esta serie hasta el punto en que dirige con sorprendente aplomo su capítulo final.

Los personajes, más allá de que representan una cierta clase urbanita neoyorkina (bobos o bohemian bourgeus los llaman los alemanes en Berlín) son ricos y llenos de matices, no en vano, esa muerte recurrente que los persigue y los vuelve a colocar de reinicio en el mismo punto temporal, en la misma noche y mismo lugar, obra en ellos el milagro de sacarlos de sus rutinas, de su rueda de hámster, de sus lugares seguros, de sus certezas, de sus, en fin, miserias repetidas y mantenidas. Gotta Get Up the Harry Nilsson es un excelente leitmotive que se convierte en la campana de un combate de boxeo infinito.

Nadia, casi un acrónimo de Natasha, trabaja en el mundo del videojuego, y ese volver al punto de la partida guardada no puede ser coincidencia. En una serie con enormes diálogos y punch lines, quizá sobre todo en un segundo visionado, me he fijado en una dimensión existencial. Un poco más cínica y posmoderna que la película de Murray, un poco más alejada del espíritu de Capra y su Qué Bello es vivir, hay mucha hondura en medio de tanta diversión y absurdo. Nadia parece en ocasiones, como el personaje de “The Long Goodbye” Marlowe, preocupada sólo por encontrar a su gato. Pero siempre hay más bajo la superficie.

Porque el absurdo tiñe una situación imposible. En un mundo en que nadie ayuda a nadie, el viaje individual de Nadia se ve obligado no sólo a enfrentar a sus propios fantasmas, sino a romper el solipsismo y la soledad de una vida que experimenta sin significado, y con el hedonismo cansado y cínico de quién vive en el chiste de otro, en el sueño de otro, imposible de afrontar (“es mi mala actitud lo que me mantiene joven”. “No sé lo que estoy haciendo, me iba a ir a casa y tirarme a ese tipo, pero ahora me siento profundamente vacía”). Una conversación sobre un videojuego que es imposible de culminar con éxito, de ganar la partida, unas líneas que pueden pasar inadvertidas, cobran fundamento.

No desvelaré más. Sólo decir que estamos ante un nuevo clásico, con momentos sublimes de humor, con momentos tristes, con personajes ricos, con diálogos punzantes, con alguna selección musical enriquecedora, con, en suma, inteligencia, que entretiene y nos hace pensar, nos hace sentir que nunca es tarde para romper cualquier cadena, cualquier pasado, que podemos inventarnos de nuevo.

Porque de eso va Russian Doll. De los distintos yos que guardamos en esa muñeca rusa y que mueren cada día para mostrar una cara nueva y una nueva oportunidad de estar vivo de un modo diferente. Como dice Nadia en cierto momento “¡ jueves, vaya concepto!”.

Grace Slick 80th Birthday

31 Oct

“Pero todos hacemos lo mismo y eso es reorganizar lo que creías que era real, y, eh, te recuerdan la belleza de cosas muy simples. Te olvidas, porque estás tan ocupado yendo de la A a la Z, que hay, eh, 24 letras en el medio.”

“No importa cuán grande, suave o cálida sea tu cama, aún debes salir de ella”.


(Grace Slick)

Foto de John Olsen, una serie de rockeros con sus padres. Chequeen a Zappa.

Si Jefferson Airplane no hubieran existido, los 60s serían menos 60s. Me gusta su LP Surrealistic Pillow, pero me mantengo un férreo defensor del politizado y pacifista Volunteers. La vieja dama aún baila desnuda en los campos soñando con una revolución no hecha con gestos armados sino con simple calidez humana.

El chico de oro de Hollywood: Adiós, Robert (1930-2019)

31 Oct

Cuando le contrataron, nadie daba un duro. Un discreto joven emprendedor en el negocio de la moda (junto a su hermano, que llegó a producir también, Tootsie), que se había reconvertido en mediocre actor, y cuya carrera ya no tiraba… ¿Al frente del estudio Paramount?

Se mostró un movimiento acertado, que durante un tiempo, en un puesto que quema, porque no se puede acertar siempre, poner a alguien que parecía allí sólo por ser carismático y bien relacionado, en realidad el jefe de Paramount era alguien que sabía de dinero y, si no sabía tanto de cine, al menos lo amaba y respetaba a quién si lo sabía.

Love Story se dice que salvó al estudio de un gran apuro, y se tomó como un golpe de suerte, y que se decidió ver si podía repetirlo. Barefoot in the Park, The Odd Couple, Rosemary’s Baby, The Italian Job, True Grit, Love Story, Harold and Maude, The Godfather, The Godfather Part II, Serpico, On a Clear Day You Can See Forever, Save the Tiger, The Conversation, Chinatown, The Great Gatsby…

Parece un buen legado. su trato con Paramount trataba de dejarle como cabeza del estudio y como productor independiente, lo cuál no siempre era una buena opción, siendo él mismo quién debería haberse supervisado.

En el magnífico documental “The Kid Stays in the Picture” vemos como tras romperse su relación con Ali McGraw, quién se fugó con Steve McQueen (Evans no le era fiel, aunque la ruptura lo traumatizó) (1969–1973) alimentó el monstruo de una adicción a la droga ya existente que le restó buen juicio.

Pero no olvidemos que este fue uno de los hombres que luchó por el montaje de Coppola de El Padrino II.

El Evans en caída libre llegó a producir entre 1976 y 1980 Marathon Man o Black Sunday, y en los 80s dos películas que acabarían en juicios, que consideraba sus oportunidades de volver, The Cotton Club (la habitual pesadilla financiera cuando das poderes a Coppola, concebida para dirigirla Evans mismo en un principio, pero que, en el fondo, sabía debía estar en manos más expertas. La cosa acabó con presupuestos fuera de órbita, juicios por fraude, e incluso declaraciones por asesinato del socio de Evans, Radin) y The Two Jakes (secuela de Chinatown dirigida por Nicholson, que hizo un trabajo muy digno, en la que Evans chocó con el guionista y productor Towne al querer volver a actuar).

Evans, al fin, amaba al cine, e inclusó cuando pasó su momento, quiso seguir siendo el chico que estaba en la foto.

Gracias.

“Hay tres lados en cada historia: tu lado, mi lado y la verdad. Y nadie está mintiendo. Los recuerdos compartidos sirven a cada uno de manera diferente.” (Robert Evans)

“Pienso que las reglas están para romperlas” (Robert Evans)

“Ni el instinto ni el estilo pueden ser comprados o enseñados” (Robert Evans)

“Lo imposible se convierte en posible cuando estás entre la espada y la pared” (Robert Evans)

Rutger Hauer (1944-2019)

21 Oct

Tan extraños tiempos vivos, acelerados, de mudanzas, que no tuve tiempo de rendir homenaje a un grande entre los grandes, que nos dejaba en julio.

Suyo es el rostro estelar de la primera película que recuerdo ver, siendo niño, tirado en la alfombra, peligrosamente cerca del televisor y el video VHS donde de forma arbitraria solía esconder figuras de indios de plástico. Tuvimos varios.

Blade Runner es mi PRIMERA película en el recuerdo. Suena extraño.

“He visto cosas que ustedes no creerían. Ataque naves en llamas desde el hombro de Orión. Vi rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Tiempo De morir.”

Quizás Rutger, hermoso hedonista en la sensual y triste Delicias Turcas, se perdió una carrera como guionista. De la mano de Verhoeven vino con Florian, con Delicias Turcas, Soldaat van Oranje, con la formidable con Flesh + Blood… Casi todo Verhoeven ha sido analizado acá en esta casa. No debió ser fácil pues eran dos personas de carácter.

The Hitcher sería su otro gran papel, terrorífico psicópata autoestopista, pero no debemos olvidar que era capaz de mutar en héroe trágico de cuento de hadas, como en Ladyhawk.

Quizá no hizo más grandes papeles por aquello que apuntaba en uno de sus lúcidos momentos en entrevista:

“En mi experiencia, hay miles de millones de dólares disponibles para pedazos de mierda. Tan pronto como el material se distingue por algo interesante, el financiamiento se convierte en un problema ”.
- Rutger Hauer

David

30 Ene

0f9ba97628efd171a842c2982383565f3f64433bd743120fa5011cac82e3c3fb4a13af1b4331b9502d6c74cfa1a180f1adam juresko's poster for david lynch's blue velvet (1986).El pasado 20 de enero cumplía 73 años David Lynch, un autor único en el que me costó adentrarme pero que una vez explorado su universo, me encontré perdido en un territorio sorprendente. Nunca le daré las gracias lo suficiente por esa cima de la TV que es el retorno de Twin Peaks.

All the movies are about strange worlds that you can’t go into unless you build them and film them. That’s what’s so important about film to me. I just like going into strange worlds.

I don’t think that people accept the fact that life doesn’t make sense. I think it makes people terribly uncomfortable. It seems like religion and myth were invented against that, trying to make sense out of it.

John Carpenter de Marte

26 Ene

@cakes_comics_@pbmahoney82dbd8bf0c7ea6308db071f7c0ea8b7eby neal russlerjohn carpenter's the fog uploaded by @drw_movmacready and the thing by corey fieldsmassairolarafalthey live luke preece9ec660d1f8fabac4c91200150e4d8cd5they live by laurie greasley

 

“I staggered through my career and came out the other end, alive. I made some films that meant something to me. In my opinion, they weren’t all great, and they weren’t all successful, but they sure were ‘me’. And this is what I was going through or thinking or feeling as a director at the time, and I’m very proud of them. A lot of great directors just never had the chance to have their work appreciated and celebrated and watched, all these years after they were made. So, man, what do you want out of life? It’s great!”

“I don’t want to be in the mainstream. I don’t want to be a part of the demographics. I want to be an individual. I wear each of my films as a badge of pride. That’s why I cherish all my bad reviews. If the critics start liking my movies, then I’m in deep trouble.”

“When you have no money, you need invention.”

“In England, I’m a horror movie director. In Germany, I’m a filmmaker. In the U.S., I’m a bum.”

(John Carpenter)

El 16 de enero cumplía 71 añazos el maestro Carpenter, que sigue en activo, más en la música que en el cine. Genio en ambos, santo patrono de Micronesia.

 

Beat Takeshi

21 Ene

672c1a80bdbeef9e91af8079b964a06dquote-i-intentionally-shoot-violence-to-make-the-audience-feel-real-pain-i-have-never-and-takeshi-kitano-98-75-52El pasado 18 de enero cumplía 72 años el genio japonés Takeshi Kitano. Capaz de realizar humor alocado, ternura a flor de piel, lirismo, brutalidad, cine yakuza, drama histórico, metáforas sublimes, con películas a sus espaldas como Zatoichi, Dolls, Escenas frente al mar, Kids Return o Brother. Un maestro moderno.

I hate seeing people getting hurt or hurting other people. I hate seeing blood. I am very intolerant of physical pain. I find violence horrifying, so much so that I can’t help being intrigued by it.

Takeshi Kitano

Leyendas de Navidad

26 Dic

DvSbfM0XcAAOmgpMás de una década, y creo que son 12, llevamos Alex Herrera, Emilio, Angeline y yo colaborando con un cuento para navidades (me resisto a decir navideño porque raramente cedo a hacer tributo a la fiesta). De esa docena de balas perdidas, de leyendas modernas, apenas rescataría unas tres. De las de mis compinches, quizá me quede más juego al poder releerlas y procesarlas de forma diferente que en su momento. Con mis palabras esa distancia es más complicada porque escribo con el estómago y con las tripas, y no con la cabeza, para bien, para mal, escupo las frases más que las formulo.

Aquí os dejo la contribución de este año, el relato navideño de 218 de los cuatro, en el blog de Alex “Puedo Saltar Charcos”. Que ustedes lo disfruten. Y por supuesto con una versión de banda sonora…