Archivo | Las navidades de chevy chase RSS feed for this section

Cuatro cuentos y una canción de Navidad

7 Ene

 

Como cada año, aunque esta vez con retraso, los sospechosos habituales publicamos cuentos navideños en el blog del amigo Alex. No se pierdan la edición de 2019, publicada el día de reyes de 2020.

Este año mi inspiración ha sido 50% Sucker Punch y Alguien voló sobre el nido del Cuco, 50% La Hermana Pequeña de Raymond Chandler.

La verdad es que cada vez se me hace más difícil hacer cuentos expresamente anti-navideños y cuidar de no impregnarlos de cinismo y pesimismo. Este año agravado por momentos personales y profesionales.

Espero que lo disfruten. Y no olviden que incluso Chandler tenía que luchar por cada palabra:

 

"Estoy teniendo dificultades con el libro. Tengo suficiente 
papel escrito para completarlo, pero debo hacerlo de nuevo. 

Simplemente no sabía a dónde iba y cuando llegué allí vi que 
había venido al lugar equivocado. 

Ese es el infierno de ser el tipo de escritor que no puede 
planificar nada, sino que tiene que inventarlo a medida que 
avanza y luego tratar de darle sentido. 

Si me dieras la mejor trama del mundo y 
funcionara como un reloj, no podría escribirlo. 

Estaría muerto para mí."

(Raymond Chandler, 1951, Carta a su agente literario Carl Brandt)


Mis pensamientos…

20 Dic

“En las últimas décadas, algo le sucedió al sueño americano. Si algo no gana dinero, nadie está interesado. Todo está a la venta. Las emociones se venden. El sexo se vende. Todo es sexo Mis emociones no están a la venta. Mis pensamientos no se pueden comprar. Son míos..”

 

(Cassavetes)

Leyendas de Navidad

26 Dic

DvSbfM0XcAAOmgpMás de una década, y creo que son 12, llevamos Alex Herrera, Emilio, Angeline y yo colaborando con un cuento para navidades (me resisto a decir navideño porque raramente cedo a hacer tributo a la fiesta). De esa docena de balas perdidas, de leyendas modernas, apenas rescataría unas tres. De las de mis compinches, quizá me quede más juego al poder releerlas y procesarlas de forma diferente que en su momento. Con mis palabras esa distancia es más complicada porque escribo con el estómago y con las tripas, y no con la cabeza, para bien, para mal, escupo las frases más que las formulo.

Aquí os dejo la contribución de este año, el relato navideño de 218 de los cuatro, en el blog de Alex “Puedo Saltar Charcos”. Que ustedes lo disfruten. Y por supuesto con una versión de banda sonora…

Cuentos de navidad

27 Dic

6e6eec96c9d89cd5019f3bbb7ad20e51b27085252689c00705f13ed3f49fcc6ef9bb9025838553282cd59a091cc7961fComo cada año, acudo a la llamada del blog amigo, y del amigo del blog, en Puedo saltar Charcos, con Alex Herrera de maestro de ceremonias, para junto a las mejores compañías, entregar mi cuento anual de navidad, casi nunca un verdadero cuento de navidad, sino más bien algo diferente.

Este año me he dejado llevar por el pesimismo de Huxley, el cinismo futurista de Neal Stephenson, o el escapismo virtual de la película “El Congreso”. No estoy tan satisfecho como otros años, pero las historias se abren camino hacia nosotros, no a la inversa. No las contamos.

En cierto modo, ellas no cuentan a nosotros.

Disfrútelo.

 

Cuatro cuentos de navidad

27 Dic

barret-chapman-wonderful-lifeLa tradición ya enraizada seguida con milimétrica puntualidad, se articula en torno al blog de Alex Herrera, donde unos cuantos nos reunimos junto al fuego, para contarnos historias, cuentos navideños o antinavideños.

Este año presento, no a competición sino a cooperación, La constelación del Perro, que podría decirse, aunque él no lo sabe, que está coescrito con John Crowley.

Nos falta la canción, porque nos falta George Michael. Poster de Barret Chapman, It’s a Wonderful Life.

4 cuentos de navidad

2 Ene

uncle_santa_crpCon mucho retraso, pues mi acceso informático ha sufrido sus altibajos, enlazo los cuentos de navidad que cada año son expuestos para vuestro disfrute en el blog Puedo saltar charcos, del amigo Alex Herrera.

Este año, el mismo Alex, Angeline, Emilio y yo tratamos de construir unas fiestas imaginarias, llenas de ternura y alejadas del habitual consumismo y la parafernalia obvia.

Aunque como cada año me he quedado a medio gas, la intención era contar una saga cruzada de historias con mujeres fuertes de protagonistas. Ha quedado sólo la primera de ellas.

Los cuentos de los compañeros de aventura ofrecen más riqueza, y seguro que os lo hacen pasar genial.

Y disculpas por alargar la navidad una semana extra! A cambio sigo con la obsesión por las covers…

 

 

Cuatro cuentos de Navidad

25 Dic

[wallcoo.com]_christmas_night_191576No me gusta la navidad, pero es como la lluvia, te guste o no la has de dejar caer. Te calará menos si dejas de lamentarte y haces por atravesar la cortina de agua lo menos calado posible.

Cada año, y hace ya unos cuantos, nos reunimos unos amigos y contamos cuentos. Dickens no es la navidad, Dickens es Dickens. Hacemos lo que hacían nuestros ancestros siglos antes de cualquier era cristiana, de cualquier tradición pagana: Reunirse frente al fuego y contar historias.

Disfrútenlas en Puedo Saltar Charcos, el blog de Alex, donde nos sentamos con Emilio y Angéline, y contamos historias.

El amigo Tom Waits nos aportará una triste postal de navidad.

“Christmas Card From A Hooker In Minneapolis”

hey Charley I’m pregnant
and living on 9-th street
right above a dirty bookstore
off cuclid avenue
and I stopped taking dope
and I quit drinking whiskey
and my old man plays the trombone
and works out at the track.

and he says that he loves me
even though its not his baby
and he says that he’ll raise him up
like he would his own son
and he gave me a ring
that was worn by his mother
and he takes me out dancin
every saturday nite.

and hey Charley I think about you
everytime I pass a fillin’ station
on account of all the grease
you used to wear in your hair
and I still have that record
of little anthony & the imperials
but someone stole my record player
how do you like that?

hey Charley I almost went crazy
after mario got busted
so I went back to omaha to
live with my folks
but everyone I used to know
was either dead or in prison
so I came back in minneapolis
this time I think I’m gonna stay.

hey Charley I think I’m happy
for the first time since my accident
and I wish I had all the money
that we used to spend on dope
I’d buy me a used car lot
and I wouldn’t sell any of em
I’d just drive a different car
every day dependin on how
I feel.

hey Charley
for chrissakes
do you want to know
the truth of it?
I don’t have a husband
he don’t play the trombone
and I need to borrow money
to pay this lawyer
and Charley, hey
I’ll be eligible for parole
come valentines day.