Tag Archives: Blue Velvet

Carnival of Souls

25 May

“The world is so different in daylight. But in the dark, your fantasies get so out of hand. In the daylight, everything falls back into place again.”
—Mary Henry in Carnival of Souls

Herk Harvey era un empleado de la Centron Corporation de Lawrence, Kansas, que se dedicaba a las películas educacionales y videos orientativos formativos de profesionales. En 1962, con 30.000 dólares de la época, un equipo de entusiastas, y tácticas de cine guerrilla, hizo una película de serie b fantástica, el Carnaval de las Almas, llamada a convertirse en una cult-movie. Sería su única incursión, por puro amor al cine, diferenciándose de otras series b a lo Corman con una vocación marcadamente comercial.

A estas alturas, John Cassavetes, el que sería el antecesor de las técnicas de cine indie barato, sólo había dirigido Shadows y Too Late Blues. Quizá la forma de producir de Cassavetes no se deba a la película de Harvey, pero sorprende lo mucho en que coinciden. Frankenheimer apenas había abandonado la TV. Tras Touch of Evil, Orson Welles todavía estaba por iniciar su exilio en el que manejaría presupuestos ajustados, empezando con El Proceso y Campanadas a Medianoche, y desarrollaría un modo de producir precario y arriesgado con muchos hallazgos y no pocos fracasos. Herk Harvey puede considerarse un auténtico pionero, lleno de soluciones imaginativas a nivel de efectos, caracterizaciones, formas de rodar, localizaciones y ambientación fantasmagórica.

Las referencias inmediatas de Carnival of Souls son Psycho (1960) de Hitchcock, Murneau y y el impresionismo del gabinete del dr. Caligari, y la serie Twiglight Zone de Rod Serling (1959) con la que comparte estética y sensibilidad, al emplazar el género fantástico y terrorífico en el corazón de la estética de la América de Eisenhower. Otras referencias apuntarían al noir menos obvio, como Hitch-hiker de la imprescindible directora Ida Lupino.

Todavía más importante sería la influencia de Carnival of Souls en dos directores seminales: George A. Romero y David Lynch. El primero adoptaría la estética, la logística de guerrilla, la producción, la dirección de actores. El segundo adoptaría la cualidad de sueño y pesadilla, el ambiente onírico, el costumbrismo de la América conformista súbitamente perturbado por lo extraño, inexplicable, el eros y el tánatos filtrándose en la “normalidad” como lo inconsciente expulsado por el conformismo consumista y racionalista. Carretera Perdida es casi un remake no confeso de Carnival of Souls, y ésta se puede intuir como influencia tras Blue Velvet, Mullholland Drive, Twin Peaks e incluso Erasehead.

Sin embargo, Carnival of Souls es mucho más. Un cuento fantástico que comienza con un accidente de coche, sigue con el traslado de una organista de iglesia a un pueblo modélico, las visiones pesadillescas de un extraño hombre con aspecto de espectro, la fascinación por un hangar abandonado que fue en tiempos un balneario, momentos de desconexión de la realidad en que la protagonista no puede ser percibida o escuchada por quienes la rodean, dejándola aislada, perturbada, desesperada por existir…

Y sin embargo, en su vida cotidiana, una vida solitaria, vemos como nuestra protagonista es una mujer sola, con un trabajo, no interesada en los avances rapaces de su vecino en la fonda, un baboso admirador con incipientes problemas alcohólicos que nos deja bien claro que las mujeres de la era Eisenhower no están para ser independientes. Esa independencia y solitud es lo que deja marcada a la protagonista, también rechazada en su trabajo, en el que se le exige una fé, una predisposición a ser parte del rebaño pastoral de la comunidad, que no está dispuesta a adoptar. Mientras, su psyque se va viendo arrastrada a un mundo de espectros y absurdos oníricos, mientras pierde pie en la realidad cotidiana desapareciendo de la misma de forma intermitente, dejando de ser vista por los ciudadanos “normales”.

Como algunas de las grandes joyas de la época, funciona como cuento fantástico y terrorífico, y como sática de una sociedad conformista, misógina, machista y tradicional, en la cual es imposible hacer contacto realmente con nadie, siendo todos almas condenadas. Imprescindible.

Crítica Criterion

Sueño y Realidad en Carnival of Souls

Entrevista con Herk Harvey

Trailer:

Película entera en Castellano:

David

30 Ene

0f9ba97628efd171a842c2982383565f3f64433bd743120fa5011cac82e3c3fb4a13af1b4331b9502d6c74cfa1a180f1adam juresko's poster for david lynch's blue velvet (1986).El pasado 20 de enero cumplía 73 años David Lynch, un autor único en el que me costó adentrarme pero que una vez explorado su universo, me encontré perdido en un territorio sorprendente. Nunca le daré las gracias lo suficiente por esa cima de la TV que es el retorno de Twin Peaks.

All the movies are about strange worlds that you can’t go into unless you build them and film them. That’s what’s so important about film to me. I just like going into strange worlds.

I don’t think that people accept the fact that life doesn’t make sense. I think it makes people terribly uncomfortable. It seems like religion and myth were invented against that, trying to make sense out of it.