Tag Archives: medidas cosméticas

Resurrección y Muerte de Largo Caballero

30 Sep

descarga

Foto de la escultura de Eugenio Merino para ARCO, 2012.

Tal vez no sea muy sabio volver al blog con un post político tras unos meses de abandono terapéutico, recuperación anímica, y descanso, y tras un par de semanas frenéticas empastando lo que podría ser otro exilio laboral que me deje exhausto, repitiendo el ciclo.

Todo parece tener un eterno retorno, y de vuelta a este país, cada vez con menos relación con la narrativa de la recuperación, me encuentro con un gobierno socioliberal gobernando en minoría con el apoyo nacionalista en un momento de implosión del modelo territorial, y con la reticente y resignada connivencia de la izquierda, merced de la sentencia Gürtel que por fin ha cogido masa crítica para ser el Filesa o el Tangentopoli que merecía y arrastrar al gobierno a la oposición.

No es mi intención realizar un relato tan entusiasta como las crónicas de La Página Definitiva, devotos del Rajoyismo y admiradores del sanchismo, ironía mediante (No en Vano le llaman Vacío no por su falta de fondo, sino por su capacidad de lienzo en blanco de Malevich en donde proyectar…cualquier cosa). Su saga merece un repaso:

Nacimiento Político

Su primer pírrico duelo con la nueva vieja izquierda

Su primer Pactómetro postelectoral

Su primer postureo forzado por los barones coqueteando con C’s un gobierno imposible

Un perfil en dónde ya apuntaban hacia su mediocridad académica

La abstención a Rajoy que instó a la ruptura total con el susanismo y el PSOE “histórico”

Su poco transparente intento de perpetuarse como Secretario general y el linchamiento con saña de los susanistas, traiciones de colaboradores mediante, en noches de cuchillos largos. Enfrentamiento que se saldó con una salida en falso y el ascenso del capital simbólico de Sánchez como el último Rojo del socialismo. El hombre que pactó con C’s.

El Retorno de Sánchez, dejando atrás denuncias como las de Salvados contra poderes fácticos, pernsa oficialista, IBEX y demás aliados naturales de su partido, en pos de un pacto de gobierno inverosímil.

Sánchez, Presidente por accidente.

Evidente, lo que más llama la atención es la capacidad para avanzar con los cuchillos clavados de sus correligionarios entre las costillas, desmantelar el relato centrista para vestirse de Largo Caballero resucitado, el más Rojo socialista antisistema, esencia de las bases, para asesinar su máscara a los cinco segundos de recuperar el órganico poder de manos temblorosas de lumbreras como “la máxima autoridad del PSOE, punto” y de animales políticos de guerras internas fajados y aconsejados cuando no arropados por ex-presidentes, como Susana. Tampoco es poca cosa purgar a su anterior equipo no dispuesto a acompañarle al exilio, al recuperar el cetro.

Quizá eso condicionara la formación de un gobierno hecho a golpe de márketing (Màxim Huerta el Breve, Duque, más márketing libre de impuestos), poca preparación (Montón), nula integridad (Delgado, la ministra que compadrea con la extorsión, el abuso a menores o el estupro), sectarismo y realpolitik (Borrell, Marlaska), debilidad (Planas y Ribera, con ministerios vacíos de contenido), tecnócratas impuestos por la UE (Calviño y Montero en lo económico, un perfil bajo como Maroto en Industria) o impotencia (Robles, nobles intenciones pacifistas, cero capacidad para llevarlas a cabo, mínima dignidad para dimitir) o sencillamente inoperantes e inútiles (Valerio en empleo, pero también Ábalos en Fomento, hombre que le cubre las espaldas en el partido, pero que no dispone de margen para construir nada).

Quizás podamos salvar a Calvo en su papel de Soraya Sáez, tal vez a la sustituta de Montón en sanidad, ese ministerio envenenado, a Guirao y Celáa a falta de saber si pondrán orden en la universidad y, cosa harto improbable, se ocuparán de posibilitar la educación pública de calidad, a Batet si consigue apagar todos los fuegos que prende el pirómano Borrell y establece puentes con Cataluña.

De momento, la Reforma Laboral no será derogada, ni lleva trazas de serlo, la solidaridad con las víctimas de la talidomida es cosa de precampaña, los dependientes y los usuarios de salud mental no son votos imprescindibles, la construcción de navíos de guerra seguirá su curso, con la connivencia de un alcalde, Kichi, capaz de reprochar a Iglesias la incoherencia personal de su elección inmobiliaria, pero no encuentra inconveniente en apoyar la construcción de armamento letal, mostrando tanta flexibilidad en los principios propios como rigidez con los ajenos, en pos de su supervivencia política. Shipbuilding, decía la canción de Robert Wyatt.

Y eso con poco más de 80 diputados, y haciendo ingeniería parlamentaria para saltarse el veto del senado al techo de gasto y poder aprobar SUS presupuestos, que habrán de ser al menos igual de expansivos que los de Rajoy, y todavía más generosos con las autonomías con poder de chantaje.

Seguimos con la España radial y el sabotaje al eje mediterráneo de mercancías. Seguimos sin soterrar vías (Murcia, Valencia) que dividen en dos ciudades. Seguimos sin reinventar el modelo productivo de sol y playa, permitiendo la turistificación y la burbuja del alquiler, con las tasas universitarias por las nubes, y las inversiones en I+D bajo mínimos. Subordinados a la devolución de deuda. Seguimos con los precios de la electricidad en la estratosfera.

Porque lo que el socioliberal hace, como demostró ZP, es batallar en un campo simbólico, en el que los valores conservadores puedan hacer oposición para crear un antagonismo que diferencie a gobiernos económicamente gemelos. Por ello había que desenterrar a la momia del Valle.

Sin embargo, la momia no vive en el Valle. vive dentro de muchos de nuestros ciudadanos. No es posible acabar con ella sólo con ajo y estacas. Es etérea, y sólo los libros de texto son una defensa en tiempos de revisionismo y dejà vu a los 30s. La momia vive en las banderas, en los astilleros de guerra, la momia vive en la insolidaridad y el cainismo, en las marchas de camisas pardas y amarillas. La momia goza de buena salud.

Y quizá los zombies anden aforados, haciendo rodar los dados al juego de turno en el congreso.

De decepción en decepción hasta la decepción final, parece que tendremos que confiar en nosotros los ciudadanos para cambiar el país, aunque a mí creo que me tocará cambiar otra vez de país.

Volver a un lugar que ya no existe siempre es un tanto triste.

SHIPBUILDING

Construyendo Barcos

¿Vale la pena?
Un nuevo abrigo de invierno y zapatos para la esposa
Y una bicicleta en el cumpleaños del niño

Es solo un rumor que se extendió por la ciudad
Por las mujeres y los niños
Pronto seremos astilleros

Bueno, te pregunto
El chico dijo, “Papá, me van a llevar al deber
¿Pero volveré en Navidad?

Es solo un rumor que se extendió por la ciudad
Alguien dijo que alguien recibió
Por decir que las personas son asesinadas en
El resultado de esta construcción naval

Con toda la voluntad del mundo
Buceando para nuestra vida querida
Cuando podríamos bucear por las perlas

Es solo un rumor que se extendió por la ciudad
Un telegrama o una postal
En cuestión de semanas, volverán a abrir los astilleros
Y notificando a los familiares, una vez más

Es todo en lo que somos expertos
Vamos a ser astilleros

Con toda la voluntad del mundo
Buceando para nuestra vida querida
Cuando podríamos bucear por las perlas

Es todo en lo que somos expertos
Vamos a ser astilleros

Con toda la voluntad del mundo
Buceando para nuestra vida querida
Cuando podríamos bucear por las perlas
Cuando podríamos bucear por las perlas

Cuando podríamos bucear por las perlas

 

Anuncios