Tag Archives: Política Valenciana

Todo estaba previsto

17 Nov

14-todos-a-la-carcel_galeriabig

Esta semana se cumplen 3 años del fallecimiento de Berlanga, y sin embargo, qué película se está perdiendo. Camps escondido el día de su citación a declarar, Rita entrando por la parte trasera, Fabra vistiendo de responsabilidad el cerrar (por la mala gestión de su partido) el único, repito, único instrumento que podría haber tenido la lengua valenciana para llegar a los hogares…

El Fiscal del caso Noos, que es un cachondo, le envía amenazas y recados al juez en forma de dictamenes preventivos. Que vienen a ser al derecho como los atentados preventivos israelíes, o la policía preventiva de Minority Report.

Ya veo el plano secuencia marca del maestro, un larguísimo recorrido por un pasillo de presidio con guardias comiendo fuet, prisioneros haciendo paellas, hasta llegar a un sillón presidencial en que Bárcenas está sentado, mayestático, y es avisado por Gómez de Liaño de que su mujer esta lista para el vis a vis…

-¿Pero está en posición?

-¿Como?

-En posición de llevarse los fajos que quedan a Suiza. -Berlanga, no muy sutil en su erotismo, elegante es sus trazos políticos. -¿Has hablado con Valencia?

-No me cogen el teléfono, pero creo que hoy tenían acto fallero.

Todos a la cárcel. Fundido a negro, como en Canal 9 (esa Tv que pasó del 23% de share, y eso incluso antes de Tómbola, a un 3,8%, y cuyos comisarios políticos y acosadores sexuales, han hecho pataletas y chupado cámara por perder su chollo, opacando a los que si denunciaron la lamentable situación, 1 y 2).

Alberto Fabra, a quién hace poco comparé a Feijoo y Gallardón (y me entendieron que para bien, pobre de mí), ni una mala palabra, ni una buena acción, como los emperadores romanos de antaño, pulgar para abajo, con los hospitales y escuelas en los labios (con la misma sensibilidad con que deshaucia a niños enfermos o niega la asistencia a inmigrantes). Sin fuerza para reclamar un trato fiscal justo. Sin posibilidad de dejar de avalar al Valencia F.C. Sin pronunciarse sobre el aeropuerto “para las personas” hecho a unos kms de su ciudad.

¿No volieu caldo? ¡Nyàs dos tacetes!

Vemos una escena de caza. Don Carlos y Don Alfonso, los Dones de Castellón y Valencia, charlando sobre Alberto F., uno de esos políticos suaves, blandos, sin sustancia ni para un arròs en fesols i naps.

-¿Cómo va el chico?

-Bien, bien, inmejorable, haciendo los deberes, comiendo sapos.

-¡Quin Ninot! ¿No se nos irá a rebelar?

-Cómo hombre, si no tiene a nadie del partido. No, el chico se aplica. Está cerrando todo lo que llevamos nosotros a la ruina, le echará la culpa a la gestión pública y privatizará a buen precio, el espacio radioeléctrico ya lo hemos comprometido a nuestra gente, y lo único malo es que Juan vaya a aprovecharse del tema médico.

-¿Qué Juan, el de los curas o el de los ultramarinos?

-¿Tú que crees?

-¿Fifty fifty?

Aquí entra José Sazatornil entrevistandose con un conseguidor. Es una recepción posterior a la representación en la ópera de Calatrava, que ha tenido que seguir tras una columna y bajo una gotera.

-Aquí teniu, señor Bigotes, mi proyecto de urbanización…Verá…

-Ah, ¿pero es catalán?

-Si, bueno…pero de los de Rossell y Lara, eh. Nada de tonterías, que sóc de l’Espanyol.

-Eso será un problema eh. Pero no se preocupe. Déjemelo a mi y se los puedo convencer.

-¿Pero no estaba usted ya al descubierto?

-Hombre, yo ya no puedo ir, sabe, y darles unos obsequios. Y al curita ya no le digo nada, claro. Pero la amistad es amistad. Hay más amigos. Siempre hay más. Que pueden hablar por nosotros. Lo malo es que eso que propone, pues no.

-¿Cómo que no?

-Que ya no podemos, ya le dijeron que no hasta al duque y eso que la idea de la Albufera era un pelotazo. ¿No querrá usted ser accionista de fútbol? ¿No le irán los parques de atracciones en medio de ningún lugar?

-Pues no mire, que uno es un sencillo promotor.

-¿Y el cine? Ahí tienen un estudio. Que para películas no, pero para blanquear dinero…

-Oiga, que soy corruptor, no narcotraficante. Si lo fuera hablaría con Feijoo.

-Tiene razón, tiene razón. Bueno, queda lo de la pista de patinaje. La alcaldesa, que se ha emperrado. Que no hay tradición, con nuestros 23 grados en noviembre. Pero ahí fijo hay concesión, contrata, malversación, sobrecoste. Como en Cacsa, o el Papa, o la F1.

-Eso ya me gusta más.

Y entran los dos en el prostíbulo. Que es algo muy berlanguiano para cerrar tratos entre caballeros.

Todo lo tenían previsto. Nos haces falta, Luis, nos haces falta. Quién va a explicarnos cómo somos de verdad ahora.

Solidaridad con el Emperador desnudo

12 Feb
“La  naturaleza de esta solidaridad-en-la-culpa puede ser mucho más específica; cuando por ejemplo el líder es atrapado en una situación embarazosa, la solidaridad del grupo se fortifica gracias a la renegación común de los sujetos de la desgracia que pone al descubierto el fracaso o la impotencia del líder. Una mentira compartida es un lazo incomparablemente más efectivo para un grupo que la verdad. Tal vez uno debería volver a leer “El traje nuevo del Emperador” de Andersen: Por supuesto todos sabían que el emperador estaba desnudo, y sin embargo, era precisamente la renegación de ese hecho lo que los mantenía unidos…afirmando la realidad, el niño desafortunado rompió el lazo social”

(Slavoj Zizek, Las metástasis del goze)

Zombies

14 Ene
“El problema es que los bancos no son economías domésticas. Si los bancos se quedan con los brazos cruzados a la espera de la recuperación de precios de los activos, la economía se detiene. El flujo de dinero se interrumpiría y la recesión sería más severa aún de lo que ya es. Ésta es la razón por la que se dice que en una situación en que los bancos son insolventes, pero se mantienen activos, se tiene bancos zombies. Un banco zombie es un banco que está muerto, que es insolvente, pero que tiene un horrible tipo de pseudovida porque en general un gobierno es excesivamente indulgente y le permite seguir operando. Los bancos zombies no son hipotéticos, a partir de 1989 transformaron la maravilla del mundo que era la economía japonesa en un comatoso espectador del crecimiento mundial. La economía no puede recuperarse hasta que los zombies sean eliminados. Occidente no dio muestras de contención en la brutalidad directa con que aconsejó a los japoneses durante el período de estacancamiento nipón: les dijimos que se apresuraran, se pusieran a tono con la situación y acabaran ya con sus zombies. Después de la crisis del crédito resultó que nosotros fuimos más, mucho más lentos, en seguir nuestro propio consejo. Es más fácil estar a favor de las soluciones radicales cuando uno vive a miles de kilómetros, que cuando se trata de tu propio país.
(John Lanchester, Huy, Por qué todo el mundo debe a todo el mundo y nadie puede pagar)

The Walking Dead: Camino de podredumbre/Exportando basura/Hill Street Constitución Blues/ Tabú/Europa Remixed/Velocidad y Aceleración

1 Nov

Y vuelvo tras un fructífero rearmarse contra lo que la vida nos hace…

Vuelvo con historias de miedo, de terror.

Luces fuera, linterna bajo el rostro. Cuentan que hay 20 días en los que monstruos sin rostro, susurrantes en la oscuridad, prometen la felicidad, prometen ilusión, prometen trabajo, prometen.

El calvo de la lotería ahora se llama Rubaljoy, o Rajolcaba. Algunos prometen lo contrario a lo que han hecho en el gobierno, otros callan por no asustar. Y en ese río revuelto, populistas tratan de pescar descontentos. Toni Cantó cagándose en el idioma valenciano, para ganar votos en Valencia. Durán creyéndose las encuestas de popularidad, y quitándose la máscara del consenso, mostrando la patita de Unió y su ADN verdadero.

Se habla de desmontar un modelo federal, no de optimizarlo o racionalizarlo.

Se habla, se habla demasiado, se habla sin saber, se fabula, se habla por no callar. Por eso andaba yo callado. Estaba rumiando, en medio de tanto ruido. Como dicen en El Ansia sobre K. Kraus, en ocasiones la palabra no lo puede todo… En ocasiones cuesta hablar precisamente porque hay que medir mucho lo que se dice.

Parte del título de este sampler verbal es “Camino de podredumbre”, parafraseando a Hayek. Me resultaba muy curioso las reflexiones sobre las escuelas del liberalismo de Paolo2000, porque coinciden en el tiempo y el fondo con mis propias reflexiones, aunque yo veo más de dos escuelas, y además diferencio liberalismo económico (lessez faire) y liberalismo político.

Por mucho que duela en las dos orillas ideológicas, durante el siglo XIX español, en la época de “Vivan las cadenas”, antes incluso de que surgieran los radicales demócratas, los republicanos y los populistas blasquistas, y mucho antes que Pablo Iglesias, que el Psoe marxista, que la CNT etc.. los dos vectores de “izquierda” o al menos de progreso en este país fueron los liberales y los afrancesados. Cádiz y la Ilustración francesa. ¡Y tuvieron que enfrentarse! También es mala suerte.

Volviendo a la podredumbre del título, la escuela hayekiana, con su fondo darwinista a lo Ayn Rand, nunca ha existido. Me explico. Reagan subvencionaba ricamente a los agricultores. Así que en la praxis no existe. La dinámica clientelista y amiguista de este país, y no sólo de este país (basta de complejos) lo impide. Incluso el mundo intereconómico está plagado de cruzados vestidos de pureza hayekiana que son en realidad oportunistas, vividores, moralistas profesionales, francotiradores a sueldo, o, simplemente (el peor insulto para un hayekiano) subvencionados. El camino de servidumbre que denuncia Hayek es en el fondo, un camino de podredumbre.

Es más, envido: La pureza ideológica del resto, de los que quedan, es muy dudosa. ¿Acaso no son algunos, y no es baladí para lo que nos ocupa, San Pablos del marxismo que se han caído del caballo y han visto la luz? ¿Es tan diferente creer en el determinismo de la Mano de Adam Smith (que por cierto, además de un sistema económico hablaba de un complemento moral al mismo) que creer en el determinismo del materialismo histórico? ¿O es tan sólo el mismo tipo de utopía totalizadora con diferentes miserias asociadas?

Yo sólo sé que me da por pensar: Los recortes sanitarios, el copago, los recortes educativos…¿Son consecuencias de la crisis? ¿O son la causa, el programa de la misma, poniéndonos conspiranoicos? ¿Es casual que la mano que mece la cuna del recorte normalmente tenga intereses en el sector privado en los mismos campos que está recortando (Cotino)? Camino de podredumbre.

La noticia que más me ha impactado estos días en que he estado apartado, como anacoreta, no ha sido la convulsión gatopardiana en el PPCV (Fabra siendo el Olivas de Camps), ni la campaña de perfil bajo (un sólo debate y por compromiso, con la que está cayendo, por lo que puedan decir; señal evidente de que el pescado está vendido, y no apetece quemarse), ni siquiera el corredor mediterráneo y la guerra civil pepera en materia de infraestructuras y agua (Dinamitando el mantra valenciano victimista y maniqueo del Consell).

Ha sido esa pequeña noticia de los contenedores de basura llegados a Brasil desde el puerto de Valencia. ¿Transformar la economía? ¿Apostar por la industria de valor añadido? ¿I+D?

No. Hace tiempo que la Comunidad Valenciana lo que exporta, lo que produce, lo que transporta, lo que trata en factorías, es basura. Sólo basura. El negocio de la basura, como en Gomorra. Basura viajando de un extremo a otro. Concesiones disputadas, peleadas, otorgadas a dedo a cambio de…

Y luego, una expresión que con la crisis me viene a la cabeza. Ética de la Responsabilidad. Oxímoron en realidad. ¿Quién es responsable de enviar basura a Brasil, de dónde viene? Nadie ha sido. Imposible de rastrear. Importamos madera, y enviamos basura. La empresa cobrará por el reciclaje. El problema pasa a ser de otro.

Y cuando hablo de responsabilidad, hablo de todos. Empezando por mí. ¿Cuándo dejamos, incluso por inacción, que todo esto se fuera a la mierda?

La canción triste de la constitución zanja, junto al posible fin de ETA, las banderas de nuestros padres, por decirlo parafraseando a la peli de Eastwood. La Cultura de la Transición de la que habla Amador Fernandez Savater.

Después de 20 años de “eso no se toca, eso no se dice, niño”, se toca y se dice. Se retoca. Corriendo, volando, según las instrucciones de arriba. Porque como decía Bourdieu en su Contrafuegos, El Estado se achica, y se ve impotente (¿Y un Estado impotente acaso cumple la función que los ciudadanos le dan según el modelo de contrato social de Hobbes?)

La Bandera de nuestros padres salta por los aires. No la hemos votado. De hecho no hemos votado ni su reforma. El referendum es impensable. La democracia es el problema para los burócratas europeos, puestos en un brete porque la cuna de la misma, Grecia, consulte la manera de tirarse al abismo…

Un tabú es algo que no se puede decir, no se puede contar, pero que está omnipresente. ETA era uno de esos tabús, de forma que algún ingenioso en twitter decía que empezó su fin cuando empezaron las bromas en Vaya Semanita. Impensable en los 90. ETA como distorsión de la política, como excusa, es un condicionante que ha marcado más decisiones y actitudes de las que creemos.

Europa anda revuelta. Todos mis profesores europeístas siguen en la misma línea absurda: A saber, que cada crisis o paso atrás, que cada parón, ha servido luego para avanzar…Así que ahora, dicen, también. Pero no proponen el cambio adecuado y urgente para este momento. ¿Qué hacer? Decía Lenin. Los europeólogos están demasiado enamorados del objeto de su estudio, de su disciplina. De nuevo, la dialéctica marxista de tesis-antítesis-síntesis te sale por dónde menos te lo esperas. En una confianza en el futuro demencial e imprudente.

Los profetas del apocalipsis como Niño Becerra no son mucho mejores. Ni aportan más soluciones que decir que alguien está enfermo cuando ya está enterrado. Como médicos serían pésimos.

Irlanda y Dinamarca giran a la izquierda, Alemania y Francia se tambalean en la duda (qué personajes para un Hamlet), y Sarko o Clegg no han sido menos decepción para el centroderecha que ZP o Blair para la izquierda.

Pero la clave puede estar en la velocidad y la interconexión. La histeria económica se contagia a velocidad cibernética mientras los gobiernos reaccionan a velocidad decimonónica y a golpe de encuesta. Virilio tenía razón, y Sloterdijk se acerca a esos planteamientos.

Tal vez la salvación esté en la desaceleración. Es por ver algo positivo en la posición española de calma chicha…¿Vendrá tormenta? ¿Será el ojo del huracán?