Tag Archives: Series

Legion

15 Feb

c3x7zekwcaagxfhc0x7sxvweaee1nrc4pyvt-wcaabycrc4ih4izwmaabmltc33c8zruyaagpuhc3qzpcovcaaidtk

c4ziovbxaaej7di

c2fgkbrxgaqttgic1bj9naxeaqw3ostumblr_ohvuzkevan1rw6hzpo1_500

Fascinante, intrincada, enigmática, divertida, inteligente, fragmentaria, alucianada, psicotrópica, tierna, desquiciada, visualmente hermosa, alocada…

Legion no es una serie sobre superhéroes. Al menos en su piloto. Es una serie sobre identidad, la naturaleza de lo real, la mente, la reclusión psiquiátrica, la devastadora responsabilidad de un ser extremadamente poderoso, extremadamente frágil.

Tal vez aproximarse a su estructura troceada pero planificada al milímetro, a sus colores y estética perfectos, cálidos, enigmáticos, a su trama en forma de laberinto, a sus personajes en busca de sentido, carismáticos (o referenciales, como Sydney Barrett), sin saber mucho del comic, sea lo más certero.

El showrunner, responsable de Fargo (TV) reconoce que la ruptura de la linealidad está inspirada en Gondry o Kauffman, y los misterios más complejos se articulan en torno al crecimiento de un ser singular y único al que se ha clasificado, etiquetado, corregido y almacenado por serlo.

Un piloto que algunos relacionan estéticamente con Wes Anderson (pero también, añadiría, con Antonioni, La Fuga de Logan o La Naranja Mecánica) y que tiene algo de Alguién voló sobre el nido del cuco, un episodio piloto que rompe moldes y establece un relato intrincado y maravilloso, una atmósfera singular, un estilo visual y y narrativo rompedor, un elenco prometedor, sólo nos hace preguntarnos una cosa:

¿Cómo van a poder mantener el nivel de maravilla, de prodigios alcanzado?

Food For Thought: La web cultural Canino y el Pocast/Blog Redrum Blues

18 Sep


vintage_internet_by_mrxpk-d6tb14a

73f2077acb236616fceb96555a34a244

Traigo a mi mundo conmigo, y parte de ese mundo sois los demás.

Me gusta leer y escuchar a los demás, casi podría decir que escribo menos, hablo cada vez menos, y leo y escucho más, porque el narcisismo y la necesidad de epatar y sorprender juveniles han remitido, no el idealismo y las ansias de contar.

Pienso esto mientras me apego a una rutina prosaica, terrenal, de regateo en los portales y tenderetes belgas con fruta. No hay nada de romanticismo en caminar por las calles en donde Verlaine y Rimbaud casi se matan el uno al otro. La verdadera provocación hubiera consistido en amar.

Traigo mi mundo conmigo, y es una gran compañía. Dentro del mismo, hay un renovado interés por los podcast y los blogs, la cultura pop en general (sin la distancia clasista correspondiente al arquetipo del irónico connaisseur o ‘enterado’).

Os traigo recomendaciones en esa línea, una línea que añora un tanto la oportunidad de diálogo y descubrimiento que, paradójicamente, la superabundancia de estímulos y conectividad de las redes parece ahogar. Los grupos de Facebook o los fogonazos de twitter me transmiten mucho menos que los foros, o los blogs. Más estímulos, menos significativos.

Se trata de pautas de intercambio y de encuentro en la red diferentes, en cuanto a velocidad, e incluso intimidad. Los perfiles públicos mezclan los contenidos de la vida privada con todos los demás. Personalmente, encuentro menos personal el nombre que el Nick. La máscara es una cara más, tan verdadera como el rostro, quizá más dada a liberar lo reprimido. El tiempo entre publicaciones y emisiones permite asimilar.

Me gustan los podcast no sólo porque significan el retorno de las voces susurrantes, de una radio mejorada y personal, de una intimidad y un intercambio vía comments muy especial, y de una periodicidad que permite la dosificación, digestión, reflexión, disfrute.

Uno de los que he disfrutado enormemente es Redrum Blues. Utilizaré algunas palabras de su creadora, Carlota, para describirlo:

‘Lo que yo quiero es hablar de las películas, de lo que dicen y  de lo que no dicen, de lo que podrían decir, de lo que evocan y de lo que  dejan horas más tarde de que se  haya apagado el proyector, cuando ya las creemos lejanas e inocuas, y de repente en un momento de silencio irrumpen con una imagen cualquier tarea cotidiana. 


Por supuesto, también puede ser que te encuentres aquí algunas referencias a libros, personas, autores, filósofos, cambios políticos, revueltas y revoluciones. Antes de que saques tus propias conclusiones te diré dos cosas: 


-la primera, saca tus propias conclusiones.
-la segunda, cualquier parecido con la realidad no es casual, es voluntario’.

Descubrí el podcast buscando desesperadamente críticas positivas a la segunda temporada de True Detective, y no sólo me encantó aquel programa (que me descubrió la novela de Pizzolato Galveston, actualmente en mi Kindle), sino que pasó a ser parte de mi dieta diaria podcastera junto a ‘Desde Twin Peaks’, ‘Destino Arrakis’, ‘Apocalipsis friki’, ‘el libro de Tobias’, ‘La órbita de Endor’ y los programas de radio ‘Coordenadas’, el extrañísimo ‘Videodrome (un poco lo que queda de Radio 3), y ‘Carne cruda’ (irreductible bastión de independencia).

Desde ese momento, quedé enganchado a una voz y una visión muy particular, que salta de temas cinéfilos y seriéfilos a temas comprometidos, que pasa de The Newsroom de Sorkin y su visión del periodismo, a la literatura irreverente, la crisis griega, o comenta el buen hacer de la compañía de teatro valenciana A Tiro Hecho (de la que también me declaro fan). Lo mejor que puedo hacer es dejar que lo descubráis vosotros mismos.

La segunda recomendación tiene una conexión con los podcast. Se trata de Canino, web de información y crítica cultural, realizada por un equipo de primera entre el que destacaría a Noel Ceballos, periodista y bloguer de primera hora, con su ‘El emperador de los Helados’. También participa en un destacado podcast junto al Hematocrítico, ‘los hermanos podcast’, al que, lo reconozco, no presté la merecida atención.

Ahora nos ofrece junto a un amplio equipo un proyecto muy ambicioso, con un festival de contenidos, opiniones e informaciones de toda clase, en un momento en que todo es reblogueo y retwitteo. Desde el mundo de David Cronenberg hasta los programas de Colbert (en un artículo magristral que reflexiona sobre el personaje televisivo y la ironía), pasando por una galería de merchandasing cocainómano setentera (sic.)

Así, en sus propias palabras: Canino no pretende revolucionar el panorama de nada, ni quitar el trono a nadie ni demostrar cómo se hacen bien las cosas. Solo quiere poner en pie algo que sus responsables cada vez creen que escasea más: una web cultural en español donde sus responsables realmente parezcan disfrutar con lo que comentan y no sientan la necesidad continua de aparentar estar por encima de la temática de la web. Canino son noticias, reportajes y críticas con cabeza y corazón sobre cine, televisión, libros, música, tebeos, videojuegos y cualquier otra forma de cultura popular. Con la sutil diferencia de que a nosotros sí nos gustan los tebeos de superhéroes, las pelis de terror, los videojuegos de tiros y la música pop.’

Para empezar, he disfrutado enormemente de la entrevista a Nando Cruz sobre su libro ‘Pequeño Circo’, al que le tengo unas ganas tremendas: Cruz da un repaso crítico al mundo indie noventero y sus miserias e inanidad, de forma crítica. Algo que ya dejaba entreverse en su libro sobre la grabación del disco de Los Planetas ‘Una semana en el motor de un autobús’, o en el libro de Carlos Prieto sobre ‘Cajas de música difíciles de parar’.

‘Food for thought’, dicen los anglosajones, alimento para el pensamiento. Y el entretenimiento.

La tormenta se acerca…

10 Jul

Walt: I should never have left home – never gone to your house. Maybe things would have… Oh, god I was, I was at home watching TV. It was some, some nature program about elephants. Skylar and Holly were in the other room. I could hear them on the baby monitor. She was singing a lullaby. Ah, if I had just lived right up to that moment, and not one second more, that would have been perfect.

Wilfred 1×01

26 Jun

Un tipo deprimido, tras un lamentable y poco efectivo intento de suicidio con pastillas, se topa con el perro de una vecina. Todos perciben al perro de forma normal, excepto él: Para él Wilfred es un tipo descarado, con forma humana, que habla por los codos y no respeta ninguna regla o idea preconcebida.

Tras una idea tan atípica, que recuerda en cierta forma, pero en otro registro, al conejo de Donnie Darko, se esconde una comedia aparentemente negra, pero bastante capriana en el fondo.

Veremos como se coge el tema…

Luthermania

11 Jun


-Bésame o mátame. Haz algo…

Zeitgeist

27 May