Conspiranoia

18 Mar

«La primera teoría conspirativa surgió, si no me falla la memoria, en el National Guardian (un periódico de izquierdas) unas pocas semanas después del asesinato. El Escéptico lo leyó con interés, y no me convenció.


Cuando finalmente salió el Informe Warren, el Escéptico también lo estudió con atención. Tampoco me convenció.


De hecho, a menudo me asombraba que tanta gente tuviera tantas opiniones fuertes sobre el tema.


Empecé a comprender por qué los sufíes siempre están atacando las “opiniones”. Todo el mundo hoy en día piensa que debe tener una “opinión” sobre todo, sepa algo al respecto o no. Por desgracia, pocas personas conocen la diferencia entre una opinión y una prueba. Peor aún, la mayoría no tiene conocimiento en absoluto sobre la diferencia de grado entre una prueba meramente legal, una prueba lógica o verbal, una prueba de las ciencias blandas como la psicología, y una prueba en las ciencias duras físico-matemáticas. Están llenos de opiniones, pero tienen poca capacidad para distinguir el grado relativo de las pruebas que respaldan todas estas opiniones diferentes.


Decimos “ver es creer”, pero en realidad, como Santayana ha señalado, somos mucho mejores creyendo que viendo. De hecho, casi todo el tiempo estamos viendo lo que creemos, y sólo de vez en cuando, viendo lo que no podemos creer.»

(Robert Anton Wilson, Disparador Cósmico)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: