Lecciones de cine I

19 Sep

ba0517029e17df209471d8cc27fe9347

“Si tratas de agradar a tu público, pero, para conseguirlo, haces una película que ni tú mismo querrías ver, vas de cabeza al desastre. Por eso me parece absurdo que cualquier director con amor propio haga una película sin control sobre el montaje final…

…Rodé Dune sin montaje final y el resultado me perjudicó tanto que tarde tres años hasta que volví a hacer otra película. Aún hoy, todavía no lo he superado. Es una herida que no va a cicatrizar.”

(David Lynch, Lecciones de Cine, Laurent Tirard)

Gene

29 Ago

frankensteinfrancavilla

Gracias por todas las risas. Especialmente las risas infantiles de sábado por la mañana sin colegio, las risas compartidas con mi padre, subido a su espalda en el sofá, las risas escritas por Mel, las risas a medias con Richard Pryor, las risas procaces con ovejas de Woody.

Gracias Gene.

“I’m funny on camera sometimes. In life, once in a while. Once in a while.”

El póster es de Francesco Francavilla

 

1941

24 Jul

Aub.jpg

1 de marzo (1941)

“Escena en el barco:

-Si, si, visados, papeles. Ya sabemos. Todos lo mismo. Todos en regla. Todos a trabajar. Todos a pico y pala.

-Los otros quizá; yo, no.

-Usted hará lo que le digamos.

-A la fuerza, quizá; si no, no.

-Ustedes, los extranjeros…

-Pero, dígame, ¿es que los franceses, una vez pasada la frontera, no son extranjeros? No, ¿verdad? ¡Son franceses en el extranjero! Si ustedes creen que voy a trabajar se han equivocado, a menos que se haya restablecido la esclavitud…

Para vosotros parece que el “extranjero” sea un hombre de clase inferior, una manera de ser despreciable.

(Max Aub, Diarios)

Mi vida como gato (Alexei Sayle)

28 Jun

cat

“Cuando el marido de Bettina la abandonó por su secretaria, veinte años más joven, complaciente y vacua, ella decidió no afrontarlo de ninguna de las maneras en que sus amigas lo habían superado, o fracasado en superar, tal calamidad. Aparte de su marido, el amor de Bettina siempre había sido su gato Monty. Monty era un macho sin esterilizar y aunque se había visto obligada a llevarlo continuamente al veterinario, para desinfectar y remendar las terribles heridas que recibía en sus muchas peleas, ella no había contemplado ni por un momento la posibilidad de “arreglarlo”. Aunque la veterinaria local (una lesbiana francesa, y la mujer que tenía que enfrentarse con la abundante prole de Monty) se había ofrecido a hacer el trabajo gratis.

No, se dijo a sí misma, lo que haría en su nuevo estado de soltería sería vivir la vida como él vivía la suya, se desplazaría por Crouch End bajo cubierto de la oscuridad de la noche sin respetar vallas, ni los muros de nadie, pelearía y follaría y viviría solo para ella misma. Temblando de emoción, Bettina sacó del fondo del armario unos pantalones de chándal holgados, negros, una sudadera oscura, con capucha y unas deportivas negras con suelas suaves y rugosas, todo ello restos de una anterior obsesión por el cuidado de la forma física.

Cuando estaba casada le encantaba aquel barrio, las calles coquetas con sus casas y mansardas al estilo holnadés, la tienda Budgens con su selección imbatible de aceitunas y su selección imbatible de actores salidos de la tele, la torre del reloj de ladrillo rojo y la panadería al estilo antiguo. Ahora le parecía un lugar siniestro y aterrador, pero pensaba reconquistarlo. Uniformada, esperó hasta la medianoche a que saliera la luna, y entonces se escabulló por la puerta trasera de su casa. Al escalar la valla del vecino, Bettina cayó aparatosamente sobre el huerto biológico y aplastó gran cantidad de matas de judías; luego arrancó un número considerable de zanahorias de crianza al intentar encaramarse al muro, y después de conseguirlo permaneció unos momentos echada sobre él, para recuperar el aliento. Tras lo que pareció una eternidad, se levantó levemente sobre sus pies, esperando cada momento volver a caer, esta vez sobre los adoquines de la calle, que podían ser capaces de romperle la espalda, pero descubrió asombrada que poseía un frío sentido del equilibrio, y que no iba a caer de ninguna manera. Pronto echó a correr encima de los ladrillos desmigajados, con el viento entre sus cabellos, y se sintió más viva de lo que se había sentido en toda su vida.

Con un salto confiado, la mujer de mediana edad aterrizó en cuclillas ante un portal, sin que las rodillas le hicieran apenas daño. Entonces, con el aire bombeando en sus pulmones y el corazón latiendo como un martillo neumático, Bettina dobló la esquina y echó a correr hacia Topsfield Parade, sumida en el silencio, y entonces miró hacia el lado equivocado, y un coche la atropelló y la mató.

(It’s dark in london, Una antología underground británica. Ed. Oscar Zárate en Norma. D. McKean, Alan Moore, Neil Gaiman et altri)

Tal día como hoy de 1982, Blade Runner en cines

25 Jun

tumblr_m66q7e6XVy1rsmfgbo1_128071a3c90792b14994dd26941f73a8c458d4e693218de2916bf07b4c67cd40620d763b09562b89c3d27939205b5cf826509ae2f6c348ad6a0d7765c32853327817

“Estimado Jeff,

Ocurrió que estaba viendo el programa de televisión Canal 7 “Hooray para Hollywood” esta noche con el segmento de Blade Runner. (Bueno, para ser honesto, no fue algo espontáneo. Alguien me avisó que Blade Runner iba a ser una parte del show, y así se aseguró de que lo viera)

Jeff, después de verlo-y sobre todo después de escuchar Harrison Ford discutir la película- llegué a la conclusión de que no es desde luego ciencia ficción; no es fantasía; es exactamente lo que dijo Harrison: futurismo. El impacto de Blade Runner simplemente va a ser abrumador, tanto en el público y en la creatividad en las personas como, creo, en la ciencia ficción como un campo.

Al haber estado escribiendo y vendiendo obras de ciencia ficción durante treinta años, se trata de una cuestión de cierta importancia para mí. Con toda franqueza debo decir que nuestro campo gradual y constantemente se ha deteriorado en los últimos años. Nada de lo que hemos hecho, individual o colectivamente, coincide con Blade Runner.

Esto no es escapismo; es hiper-realismo, de modo tan valiente y detallado, y auténtico y condenadamente convincente que, bueno, después de ver el segmento, encontré mi vida normal en la actual “realidad”, pálida o gris en comparación. Lo que estoy diciendo es que todos vosotros colectivamente podéis haber creado una nueva forma única de expresión gráfica, artística, nunca antes vista. Y, según creo, Blade Runner va a revolucionar nuestras concepciones de lo que la ciencia ficción es, y aún más, puede ser.

Permítanme resumirlo de esta manera. La ciencia ficción se ha acomodado lenta e ineluctablemente en una muerte monótona: se ha convertido en endogámica, derivativa, rancia. De repente, vosotros habéis llegado, algunos de los talentos más grandes existentes en la actualidad, y ahora tenemos una nueva vida, un nuevo comienzo. En cuanto a mi propio papel en el proyecto de Blade Runner, sólo puedo decir que yo no sabía que una obra mía o un conjunto de ideas de la misma podría ser elevada a tales dimensiones impresionantes. Mi vida y mi trabajo creativo se justifican y se ven completados por Blade Runner. Gracias … y va a ser un éxito comercial del demonio. Se probará invencible.

Cordialmente,
Philip K. Dick ”
– Philip K. Dick

Michael Herr

25 Jun

youngB102209

Foto de Perry Young

michael-herr

Se va el autor de “Despachos de guerra”, el hombre que nos contó Vietnam, el que le susurró al oído a Stanley Kubrick los punzantes verbos de la metralla para Full Metal Jacket, el corresponsal total, el que dijo que “nosotros tuvimos Vietnam en lugar de infancia”, el insobornable luchador por no permanecer envilecido, el defensor del aterrado soldado que se preguntaba cuántas cargas al enemigo hacen falta para reunir el suficiente valor como para desertar.

Gracias Michael, que descanses. En paz.

Dos buenos chicos

24 Jun

the-nice-guys-mondo-posterThe Nice Guys_Side B

Es vox populi mi admiración por Shane Black. La experiencia de ver la nueva película del guionista estrella no pudo ser mejor, ni en mejor compañía, con Alex Herrera, que creo que disfrutó más de verme convertido en un niño de 12 años por un momento, que de la misma peli, que también.

Shane me tenía ganado desde el minuto uno. Aún me parece que sobra un poco de minutaje (15 minutos) y que la acostumbrada traca final es demasiado. Y por un momento, cierto deja vu a Kiss Kiss Bang Bang, sobre todo estructuralmente. Aunque ha mejorado su pericia técnica sustancialmente.

Pero el análisis me duró 5 segundos. La diversión me ha durado toda la semana. El ambiente setentero, los eternos perdedores, los one liners, los mecanismos de la buddy movie, las dos tramas que se juntan, Ryan Gosling como padre políticamente incorrecto, Russell Crowe pasado de vueltas entre los Intocables y L.A. Confidential, pero en el mundo de El último Boyscout, los 70s en toda su mugre y brillo de neones, la estética, las fiestas fellinianas, el slapstick, el turbio mundo de los negocios y del porno.

Y la observación, por mi parte, de la importancia de la infancia en el cine de Black. El punto de vista es el de la hija de Gosling. Somos nosotros, recuperamos su pureza, su idealismo, su esperanza.

Algo que comienza a ser constante, que ya venía apuntando desde El último boyscout, que puso en el centro del juego de metacine en Last Action Movie Heroe, que juega un papel especial en Kiss Kiss Bang Bang como asunto no resuelto, y que incluso se cuela en su Iron Man.

Y me gusta volver a sentirme niño. Gracias Shane, por la diversión inteligente, por el espectáculo, por la comedia, por la acción.