La Mirada

1 Dic

tumblr_m29uqp1qmh1qef926o1_500

“You cannot buy the revolution. You cannot make the revolution. You can only be the revolution. It is in your spirit, or it is nowhere.”
― Ursula K. Le Guin, The Dispossessed

Rain

26 Nov

01-1-state-street-520x351

“Hay diamantes en el parabrisas
lágrimas del cielo
me adentro en la ciudad por la Interestatal
alcancé a un tren de acero bajo la lluvia
y el viento me muerde la mejilla a través de la ventanilla
y son estas noches tardías y este volar por la autopista
lo que siempre me hace cantar”
(Tom Waits)

Fotografía de Stanley Kubrick.

En medio de la tempestad

26 Nov

Kate TempestNo soy un asiduo a escuchar hip hop. Ni, desde hace cierto tiempo, a escuchar cierta radio pública con vocación de certificado de modernidad. Pero en una de esas absurdas travesías un día lluvioso, sin datos para enchufar vuestros fantásticos podcast caseros, llegó Kate Tempest.

Y como los discos comprometidos y cargados de energía crítica y arrolladora vocación de gritar al cambio escasean, lo paseo por acá. Traducción libre de un fragmento de Tunnel Vision, cantado acapella.

“Así que descartamos a todas sus víctimas como extrañas
Pero son padres e hijos tornados en perros por el peligro
La existencia es inútil, por lo que no nos comprometemos
Pero fueron nuestros barcos los que navegaron, mataron, robaron y los hicieron náufragos
Fueron nuestras botas las que aplastaron
Nuestros tribunales fueron los que encerraron
Y fueron nuestros malditos bancos los que nos hicieron rescatar
Fuimos nosotros los que nos volvimos a mirar a otro lado
Miramos hacia otro lado, en nuestra manicura y nuestros planes de boda
En el ojo de una enorme tormenta, dijimos
“Bueno, no nos toca hacer de este lugar una tierra mejor
No nos toca a nosotros hacer de este lugar una tierra mejor “.
Justicia, justicia, recompensa, humildad
La confianza es, la confianza es algo que nunca veremos
Hasta que el amor sea incondicional
El mito del individuo nos ha dejado desconectados, perdidos y quejosos
Estoy en la lluvia
Es una noche fría en Londres
Y estoy gritando a mis seres queridos para despertar y amar más
Estoy rogando con mis seres queridos a despertar y amar más”

 

Viernes pintado de negro

26 Nov

7350565830_0a11654737_bdollar__they_live____we_sleep__by_kyoshihidestencils-d4nhgi2

“¿Son estas cosas realmente mejores que las cosas que ya tengo? ¿O sólo estoy entrenado para estar insatisfecho con lo que tengo ahora? ”
– Chuck Palahniuk, Canción de cuna

“Los armamentos, la deuda universal y la obsolescencia planificada son los tres pilares de la prosperidad occidental. Si la guerra, el despilfarro y los prestamistas se abolieran, se colapsarían. Y mientras ustedes están consumiendo demasiado el resto del mundo se hunde cada vez más en un desastre crónico “.
– Aldous Huxley, Isla

“El problema relativamente nuevo con la sociedad de masas es tal vez aún más serio, pero no por las masas mismas, sino porque esta sociedad es esencialmente una sociedad de consumidores donde el tiempo de ocio ya no se utiliza para la auto-perfección, sino por más y más consumo y más y más entretenimiento … Creer que tal sociedad se hará más “culta” con el paso del tiempo y porque la educación ha hecho su trabajo, es, creo, un error fatal. El punto es que una sociedad de consumidores no puede saber cómo cuidar de un mundo y de las cosas que pertenecen exclusivamente al espacio de las apariencias mundanas, porque su actitud central hacia todos los objetos, la actitud de consumo, esconde la ruina de todo lo que toca . ”
– Hannah Arendt, entre pasado y futuro

Frente a esta doble locura de los obreros que se matan con la sobreproducción y vegetan en la abstinencia, el gran problema de la producción capitalista ya no es encontrar productores y multiplicar su capacidad, sino descubrir consumidores, excitar sus apetitos y crear en ellos necesidades ficticias “.
– Paul Lafargue, el derecho a ser perezoso

“Si realmente crees que tienes que elegir un teléfono móvil que dice algo acerca de tu personalidad, no te molestes. No tienes personalidad. Una enfermedad mental, tal vez … pero no una personalidad.
– Charlie Brooker (Creador de Black Mirror)

 

La sorpresa fue que fuera una sorpresa

20 Nov

steelcity

“He dedicado gran parte de este libro a enumerar las formas que tienen los votantes de Kansas de elegir políticas autodestructivas, pero también me parece igual de evidente que los progresistas tienen gran culpa del fenómeno del contragolpe. Es posible que los progresistas no sean los monstruos conspiradores  todopoderosos que describen los conservadores, pero sus errores son pese a todo obvios.

En algún momento de las cuatro últimas décadas, la ideología progresista dejó de ser relevante para grandes grupos de sus bases tradicionales, y se puede afirmar ciertamente que han perdido lugares como Shawanee y Wichita con la misma certeza con la que podemos señalar que el conservadurismo los ganó.

Esto se debe en parte, en mi opinión, a la reacción más o menos oficial del Partido Demócrata a su creciente fracaso. El Consejo de Liderazgo Demócrata (DLC), la organización que produjo líderes como Bill Clinton, Gore, Liebermann o MacAuliffe, lleva mucho tiempo presionando al partido para que se olvide delos votantes de clases trabajadores y se centren en los grupos de profesiones liberales, más ricos y progresistas en cuestiones sociales. los grandes intereses a que DLC quiere cortejar a toda costa son los grandes grupos empresariales, capaces de generar contribuciones a las campañas que superan con mucho a los fondos que recauden las organizaciones de trabajadores.

La forma de obtener los votos-y lo que es más importante-el dinero de estas codiciadas bases, según estos “nuevos demócratas”, es mantenerse inamovibles en temas como por ejemplo el derecho al aborto al tiempo que se hacen interminables concesiones en cuestiones económicas, prestaciones sociales, el NAFTA, la seguridad social, la legislación laboral, la privatización, desregulación y demás.

Estos demócratas descartan de manera explícita lo que denominan con desprecio la “guerra de clases”, y se esfuerzan en sintonizar con los intereses empresariales. Al igual que los conservadores, quitan la economía del menú. En cuanto a los votantes de clase trabajadora que hasta ahora eran el eje del partido, el DLC parte de tener la idea de que no tendrán ningún otro partido al que recurrir; los demócratas siempre serán ligeramente mejores en temas económicos que los republicanos. Además ¿qué político en este país enamorado del concepto de éxito quiere ser la voz de la gente pobre? ¿Qué dinero se saca de eso? ”

“Lo lógico sería que la gente de Wichita, Shawnee y Garden City acudiera en tropel al partido de Roosevelt, en lugar de abandonarlo. Pero en términos culturales, esa opción no está ya a su alcance. Los demócratas ya no conectan con la gente que está en el extremo perdedor de un sistema de libre mercado que cada día es más brutal y arrogante”.

“Vivimos en un entorno en que los republicanos hablan sobre las clases constantemente-interpretándola a su manera, claro está-mientras los demócratas tienen miedo a sacar el tema”.

“Y este movimiento conecta con la gente que está en el nivel más bajo de la sociedad, se dirige a ella diariamente. Desde la izquierda no oyen nada, pero de los ultraconservadores les llegan explicaciones de todo. Mejor aún, les llega un plan de acción…”

¿Qué pasa con Kansas? Cómo los ultraconservadores conquistaron el corazón de Estados Unidos. Thomas Frank. 2008

¿Por qué millones de trabajadores americanos votan a Trump? T. Frank

 

Hey, that’s no way to say goodbye

12 Nov

pep-zapata

“But now it’s come to distances and both of us must try

Your eyes are soft with sorrow
Hey, that’s no way to say goodbye”

Nunca lo vi como cantante, sino como poeta, probablemente me llame más leerle que escucharle. Envejecer, morir, es el único argumento de la obra, decía Gil de Biedma. Saber hacerlo, es ser un buen actor.

Dibujo de Pep Zapata.

Cover de Ian McCulloch, líder de Echo and the Bunnymen. Aquí en este rincón amamos las covers, y esta voz es perfecta.

 

Supersonic

7 Nov

knebworth

¿Es mi imaginación

o finalmente he encontrado algo por que merece

la pena vivir?

(Oasis, Cigarettes and alcohol)

Internet mató a la estrella de la radio…

Es difícil hablar de una película que es parte de una banda sonora sentimental, y hacerlo a su vez sin tratar de arruinar la experiencia del fan que no la ha visto. Sin explicar en qué momento acaba el metraje, en quiénes se han convertido ellos para entonces, en quienes nos convertimos nosotros durante el viaje. El documental es la experiencia del viaje mismo que emprenden, y a un ritmo envidiable.

Es un gran documental, y hay quién piensa que debería ser otro. Que debería hablar de la época, la sociedad, la política, la escena musical. Hay quienes pedían The Last Party, el libro de John Harris, hecho película.

No es así. Es la historia de dos hermanos. Viviendo la vida en el extrarradio obrero de Manchester. Soñando escapar. Es una historia que puede repetirse, que se repite, que ya ocurrió, que ocurrirá. Podría ser la historia de los Kinks en los 60s, podría pasar mañana. Es la excitación de formar una banda, de descubrir que tu hermano de pronto es una fuente inagotable de talento, de ser el frontman que desencadena su rabia como un Sex Pistol, de dar bolos insignificantes por tres años sin una nota al pie de página en ningún lugar, hasta que ocurre una coincidencia fortuita.

Es fácil pensar que fue fácil llegar a construir en esos primeros años un repertorio mágico, de pasar de tocar de 30 a 250.000 personas. De tener a 2,6 millones de personas queriendo comprar el ticket para Knebworth. Es la última gran banda de estadio. Internet cambió la cultura musical, el trapicheo de cintas, la excitación de aguardar y de descubrir, de mostrar y de iluminarse. En aquel entonces, en aquel lugar, la canción adecuada era una verdad revelada y es probable que se te marcara de por vida.

Oasis emprende en este documental una travesía del desierto alimentados por la ambición, la arrogancia, la rivalidad amarga y de vocación fraticida, y la pura desesperación de no poder volver al lugar de salida bajo ningún concepto. El pánico y no tanto como la esperanza es un poderoso motor creativo. Se les piensa simples, se les acusa de haberse pagado un publi-reportaje. Nada más lejos. Son complejos y llenos de matices.

Hay cierta nostalgia pero no sólo por quienes llegaron a ser, y ya no son, ni por los adolescentes que fuimos, la nostalgia es la justa, la que comienza no hoy, sino en el momento álgido, el momento en que algo en sus almas se pierde en pleno viaje al corazón de la industria, un maelstrom imparable y sólo sugerido, un goteo de amigos en el camino, un perder pie.

La grandeza tiene un precio, y si hay un lamento fue no haber acabado en el punto más alto para poder volver con los bolsillos llenos al pub de la esquina a volver a quedar con el granuja que roba discos en la tienda del centro, no poder volver a escuchar The Queen is Dead por primera vez… y lamentarse porque tal vez estos tiempos son tiempos con tantos estímulos, tantas opciones, que ninguna ofrece el suficiente arrojo como para hacerte sentir mariposas en el estómago en tu primer concierto.

Creo que Liam añora mucho más los autobuses con sus roadies, los conciertos de Stone roses, los partidos del City en los descansos de las sesiones del Morning Glory.

En cuanto a Noel, él siempre fue un gato. Independiente, bocazas, ambicioso, creativo. Tal vez solo le haga falta tocar en el garage de Paul Weller.

Son millonarios, no lloran, no se compadecen, más bien se maravillan de su suerte y se muestran agradecidos de un fenómeno del que no se consideran centro. Sus canciones fueron apropiadas por la colectividad como parte de sus vidas, y ese es el misterio que emociona a Noel.

Y nosotros, que crecimos en aquel entonces, en aquella época, sólo podemos emocionarnos por este regalo, por confesiones sólo casi verdaderas, por música rock e historias épicas de Working class heroes.

Gracias.