Mary Sarton

27 Nov

"Durante mucho tiempo, cada reunión con otro ser humano ha sido 
una colisión. 

Siento demasiado, siento demasiado, estoy agotada por las 
reverberaciones después de incluso la conversación más simple. 
Pero la colisión profunda es y ha sido con mi "yo" 
no regenerado, atormentado y atormentador. 
He escrito cada poema, cada novela, con el mismo propósito: 
descubrir lo que pienso, saber dónde estoy."

[...]

"Mi necesidad de estar sola se equilibra con mi miedo a lo que 
sucederá cuando de repente entre en el enorme silencio vacío 
si no puedo encontrar apoyo allí. 
Subo al cielo y bajo al infierno en una hora, y vivo solo 
imponiéndome rutinas inexorables."

"El valor de la soledad, uno de sus valores, es, por supuesto, 
que no hay nada para amortiguar los ataques internos, 
al igual que no hay nada que ayude a equilibrarse en momentos 
de estrés o depresión particulares. 
Unos pocos momentos de conversación desganada ... pueden calmar 
una tormenta interna. Pero la tormenta, por dolorosa que sea, 
podría haber contenido algo de verdad. 
Entonces, a veces uno simplemente tiene que soportar 
un período de depresión por lo que puede sostener de la 
iluminación si puede vivir a través de ella, atento a lo 
que expone o exige."


"Las razones de la depresión no son tan interesantes como 
la forma en que uno la maneja, simplemente para mantenerse 
con vida."

"Gran parte de mi vida aquí es precaria. No siempre puedo creer 
incluso en mi trabajo. Pero he llegado en estos últimos días a 
sentir nuevamente la validez de mi lucha aquí, que es 
significativa independientemente de si alguna vez he 
"tenido éxito" como escritora o no, y que incluso sus fracasos, 
crisis nerviosas, fallas debido a un temperamento difícil, 
pueden ser significativos.

Es una época en la que cada vez más seres humanos se ven 
atrapados en vidas donde cada vez menos decisiones internas 
se pueden tomar, donde existen cada vez menos opciones 
reales. 

El hecho de que una mujer soltera de mediana edad, sin ningún 
vestigio de familia, viva en esta casa en una aldea silenciosa 
y sea responsable solo de su propia alma significa algo. 
El hecho de que ella sea escritora y pueda decir dónde está y 
cómo es la peregrinación hacia su interior puede ser 
reconfortante. 
Es reconfortante saber que hay fareros en islas rocosas 
a lo largo de la costa. 

A veces, cuando he salido a caminar al anochecer y veo que mi 
casa está iluminada, tan viva, siento que mi presencia aquí 
vale todo el infierno."

(Mary Sarton)

Visto en Brainy Picks

Russian Doll

22 Nov

Es difícil hablar de una obra tan original, divertida, sorprendente y bien planeada como Russian Doll, cuya premisa puede recordar a Groundhog Day (Atrapado en el Tiempo) de Reitman y Bill Murray. Lyonne cita esta película como influencia, pero también películas remotas como No Exit, escrita por Sartre con la colaboración no acreditada en la dirección de Orson Welles, o All That Jazz, el ajuste de cuentas de Bob Fosse con la muerte y los remordimientos, con la vida y los errores, con las ocasiones perdidas. Lyonne concibe con Amy Pohler esta serie hasta el punto en que dirige con sorprendente aplomo su capítulo final.

Los personajes, más allá de que representan una cierta clase urbanita neoyorkina (bobos o bohemian bourgeus los llaman los alemanes en Berlín) son ricos y llenos de matices, no en vano, esa muerte recurrente que los persigue y los vuelve a colocar de reinicio en el mismo punto temporal, en la misma noche y mismo lugar, obra en ellos el milagro de sacarlos de sus rutinas, de su rueda de hámster, de sus lugares seguros, de sus certezas, de sus, en fin, miserias repetidas y mantenidas. Gotta Get Up the Harry Nilsson es un excelente leitmotive que se convierte en la campana de un combate de boxeo infinito.

Nadia, casi un acrónimo de Natasha, trabaja en el mundo del videojuego, y ese volver al punto de la partida guardada no puede ser coincidencia. En una serie con enormes diálogos y punch lines, quizá sobre todo en un segundo visionado, me he fijado en una dimensión existencial. Un poco más cínica y posmoderna que la película de Murray, un poco más alejada del espíritu de Capra y su Qué Bello es vivir, hay mucha hondura en medio de tanta diversión y absurdo. Nadia parece en ocasiones, como el personaje de “The Long Goodbye” Marlowe, preocupada sólo por encontrar a su gato. Pero siempre hay más bajo la superficie.

Porque el absurdo tiñe una situación imposible. En un mundo en que nadie ayuda a nadie, el viaje individual de Nadia se ve obligado no sólo a enfrentar a sus propios fantasmas, sino a romper el solipsismo y la soledad de una vida que experimenta sin significado, y con el hedonismo cansado y cínico de quién vive en el chiste de otro, en el sueño de otro, imposible de afrontar (“es mi mala actitud lo que me mantiene joven”. “No sé lo que estoy haciendo, me iba a ir a casa y tirarme a ese tipo, pero ahora me siento profundamente vacía”). Una conversación sobre un videojuego que es imposible de culminar con éxito, de ganar la partida, unas líneas que pueden pasar inadvertidas, cobran fundamento.

No desvelaré más. Sólo decir que estamos ante un nuevo clásico, con momentos sublimes de humor, con momentos tristes, con personajes ricos, con diálogos punzantes, con alguna selección musical enriquecedora, con, en suma, inteligencia, que entretiene y nos hace pensar, nos hace sentir que nunca es tarde para romper cualquier cadena, cualquier pasado, que podemos inventarnos de nuevo.

Porque de eso va Russian Doll. De los distintos yos que guardamos en esa muñeca rusa y que mueren cada día para mostrar una cara nueva y una nueva oportunidad de estar vivo de un modo diferente. Como dice Nadia en cierto momento “¡ jueves, vaya concepto!”.

Liam Gallagher- Why me, Why not?

21 Nov

Muy bien producido, vestido con sonido y visión, la sorpresa 
después de 4 lanzamientos de singles brillantes es que ... 
Liam realmente sabe cómo elegir singles (The River, Once, 
Shockwave, One of us). 

Las canciones que ya has escuchado son las que son fabulosas, 
y el resto, son solo rellenos.

Una oportunidad perdida, a millas de distancia no solo del 
debut en solitario, sino también de las obras subestimadas 
de Beady Eye y las caras b. Como siempre, en las pistas extra 
hay rastros de algunos movimientos más audaces(Misunderstood), 
pero no tan talentosos como en otros lanzamientos.

Como de costumbre, los críticos tienden a hacer las paces 
con un saco de boxeo con las obras más débiles del corpus. 
Es una pipa de la de paz. No en el caso de un partidario 
acérrimo como yo, en los buenos y malos momentos. 

Cuando la calidad promedio total de un álbum es mediocre, 
lo digo, no importa quien lo hizo.

Quédate con los singles. 

Son lo suficientemente buenos solos.


Imagen

Russian Doll: Una mina de diablogos

15 Nov

Bullshit Jobs

6 Nov

David Graeber acuñó este término que abarca desde abogados corporativos, chupatintas, subcontratas etc. Se trata de trabajos en el que el propio ejecutante duda de su utilidad o de la conveniencia de su existencia. De trabajos en que en lugar de encargar a terceras empresas, podrían solucionarse con menos burocracia e intervinientes, trabajos en que la burocracia básicamente se come todo el tiempo, en que procesos más eficaces podrían simplificar las tareas en número y/o complejidad.

Pues bien, tengo un bullshit job hasta el 31 de enero. Al menos estoy más cerca de casa, velando por mi salud, y cerca de los míos, mientras planeo mi próximo movimiento. La precariedad e incertidumbre, lo temporal, es una seña de este blog creo que desde su fundación.

Grace Slick 80th Birthday

31 Oct

“Pero todos hacemos lo mismo y eso es reorganizar lo que creías que era real, y, eh, te recuerdan la belleza de cosas muy simples. Te olvidas, porque estás tan ocupado yendo de la A a la Z, que hay, eh, 24 letras en el medio.”

“No importa cuán grande, suave o cálida sea tu cama, aún debes salir de ella”.


(Grace Slick)

Foto de John Olsen, una serie de rockeros con sus padres. Chequeen a Zappa.

Si Jefferson Airplane no hubieran existido, los 60s serían menos 60s. Me gusta su LP Surrealistic Pillow, pero me mantengo un férreo defensor del politizado y pacifista Volunteers. La vieja dama aún baila desnuda en los campos soñando con una revolución no hecha con gestos armados sino con simple calidez humana.

El chico de oro de Hollywood: Adiós, Robert (1930-2019)

31 Oct

Cuando le contrataron, nadie daba un duro. Un discreto joven emprendedor en el negocio de la moda (junto a su hermano, que llegó a producir también, Tootsie), que se había reconvertido en mediocre actor, y cuya carrera ya no tiraba… ¿Al frente del estudio Paramount?

Se mostró un movimiento acertado, que durante un tiempo, en un puesto que quema, porque no se puede acertar siempre, poner a alguien que parecía allí sólo por ser carismático y bien relacionado, en realidad el jefe de Paramount era alguien que sabía de dinero y, si no sabía tanto de cine, al menos lo amaba y respetaba a quién si lo sabía.

Love Story se dice que salvó al estudio de un gran apuro, y se tomó como un golpe de suerte, y que se decidió ver si podía repetirlo. Barefoot in the Park, The Odd Couple, Rosemary’s Baby, The Italian Job, True Grit, Love Story, Harold and Maude, The Godfather, The Godfather Part II, Serpico, On a Clear Day You Can See Forever, Save the Tiger, The Conversation, Chinatown, The Great Gatsby…

Parece un buen legado. su trato con Paramount trataba de dejarle como cabeza del estudio y como productor independiente, lo cuál no siempre era una buena opción, siendo él mismo quién debería haberse supervisado.

En el magnífico documental “The Kid Stays in the Picture” vemos como tras romperse su relación con Ali McGraw, quién se fugó con Steve McQueen (Evans no le era fiel, aunque la ruptura lo traumatizó) (1969–1973) alimentó el monstruo de una adicción a la droga ya existente que le restó buen juicio.

Pero no olvidemos que este fue uno de los hombres que luchó por el montaje de Coppola de El Padrino II.

El Evans en caída libre llegó a producir entre 1976 y 1980 Marathon Man o Black Sunday, y en los 80s dos películas que acabarían en juicios, que consideraba sus oportunidades de volver, The Cotton Club (la habitual pesadilla financiera cuando das poderes a Coppola, concebida para dirigirla Evans mismo en un principio, pero que, en el fondo, sabía debía estar en manos más expertas. La cosa acabó con presupuestos fuera de órbita, juicios por fraude, e incluso declaraciones por asesinato del socio de Evans, Radin) y The Two Jakes (secuela de Chinatown dirigida por Nicholson, que hizo un trabajo muy digno, en la que Evans chocó con el guionista y productor Towne al querer volver a actuar).

Evans, al fin, amaba al cine, e inclusó cuando pasó su momento, quiso seguir siendo el chico que estaba en la foto.

Gracias.

“Hay tres lados en cada historia: tu lado, mi lado y la verdad. Y nadie está mintiendo. Los recuerdos compartidos sirven a cada uno de manera diferente.” (Robert Evans)

“Pienso que las reglas están para romperlas” (Robert Evans)

“Ni el instinto ni el estilo pueden ser comprados o enseñados” (Robert Evans)

“Lo imposible se convierte en posible cuando estás entre la espada y la pared” (Robert Evans)