El Congreso

12 oct

the_congress___poster_minimalist_by_jorislaquittant-d6dqz5o

Reconozco que no he leído a Lem en demasía. Esta distopía se inspira en “congreso de futurología”. De ella ha habido críticas desconcertantes y desconcertadas. En el fantástico programa de radio “La finestra indiscreta” de Àlex Gorina, el conocido crítico Jaume Figueras contraponía la parte real del film de la animada, afirmando que ésta última era estéticamente horrenda.

Me parece que no siente mi venerable admiración por Ralph Bakshi, quién dio vida a Fritz el Gato de Crumb, o al señor de los anillos, que había que tener valor con aquella época y presupuesto. Alguien a quién Ari Folman, director de El Congreso y Vals con Bashir sin duda conoce (casi seguro Zemeckis y su Conejo tampoco desconocían al innovador animador). Bakshi a su vez conocía a F.B. Avery.  Un puto clásico. O a Alicia en el país de las Maravillas, la mejor película de Disney. Sombrereros locos, pájaros, perros habladores, mujeres de bandera, guerras a lo H.G. Wells, sueños utópicos, sociedades dentro de sociedades, nada es lo bastante irreal como para quedar fuera de ese lado del espejo. Lo real e irreal es relativo, subjetivo, complementario, sueños, visiones y contrapartidas horribles.

Esta lúcida y desconcertante película entronca con distopías como Hijos de los Hombres. El Ébola, la telerrealidad, las granjas de videojuegos chinas, las guerras petrolíferas. Vivimos en un futuro que nos ha alcanzado sin darnos cuenta. También entronca con la parte philip-dickiana de Matrix, más allá de las patadas voladoras y el mesianismo de ésta. Incluso si me apuran con otra rareza: The Wall, de Alan Parker (bueno, y Roger Waters).

Esta es una crítica espero que sin mucho spoiler. Pero he de decir que esta es una película que no me ha dejado indiferente, que me ha sorprendido, que juega con la realidad de una actriz en decadencia, para especular sobre una realidad virtual que comienza con la digitalización de actores convertidos en avatares, y se expande como un big bang en múltiples y sorprendentes direcciones. Robin Wright juega a ser una Robin Wright alternativa (aunque también estrella de alguna de sus propias películas emblema) que está en el ocaso de su carrera y en serias dificultades.

Su actuación final, paralela pero más desvalida a la de Clive Owen en la peli de Cuarón, es increíble.

El caos parece inundar parte de la trama, formando espirales de saltos, futuros, bellas durmientes, casinos lúdicos sin fin no tan lejanos a un Eurovegas, y una dolorosa vuelta a la realidad. La luz nos ciega, el mundo no parece tan diferente al nuestro (una ruina llena de alucinados hipnotizados) que capta la esencia de Matrix: Pastilla roja o Azul. Adicción o Desolación. No he leído “Ensayo sobre la ceguera”, ni su adaptación al cine, pero sospecho algún conector secreto. Y desde luego, parece haber estudiado muy bien la serie inglesa futurista pero extrañamente presente Black Mirror de Charlie Brooker, especialmente con el segundo y tercer capítulo de su primera temporada, en lo distópico con el impresionante “Fifteen Million Merit” y algo en cuanto a la tecnología desatada, con “The entire history of you”.

Quizás no sea del gusto de todos, pero The Congress es diferente, y por eso sólo, es especial.

Tal día

26 sep

the-beatles-photo-credit-tumblr

Tal día como hoy los Beatles osaban desafiar ingenuamente al stablishment fumándose un porro en Buckingham Palace. El humo de 1965 era una inocente rebelión de quienes, amos y presas del marketing, recibían la orden británica.

Ah, y también tal día como hoy nacía yo,  en un día no excesivamente esnob (Podría juntar celebración con la actriz y esposa de Rob Zombie, Sheri Moon. Podría pedirle una canción a duo a Bryan Ferry), particularmente madrugador, un hábito que debería retomar.

Gracias por aguantarme desde entonces.

 

More than this there’s nothing.

Guardianes de la Galaxia: Audiocrítica

21 sep

GUARDIANS-need-you-sm

guardians-of-the-galaxy

Guardians-of-the-Galaxy-Francesco-Francavilla-Poster-Mondo-Movie

0

4003344-8f8963514b3c10a5e79f796a71f07a08

1402063150402

1402201104752

Print

gotg-hopko-bigger-b-r

Unos pocos comentarios dicharacheros sobre un artefacto preciso de entretenimiento. Como el Sherlock de Ritchey, una sorpresa que bajo un manto de blockbuster esconde más de lo que aparenta, y una hilarante y nostálgica muestra de encanto.

La primera de las canciones que acompaña mi voz no necesita presentación y no poseo derecho alguno sobre ella. La segunda está bajo licencia de Cretive Commons y es un fragmento de los garageros Sonic Avenues  “Teenage Brain Girls With Pearls”.

Por cierto, podcast dedicado a Bill Mantlo, creador de Rocket Racoon.

Robin Williams, el hombre de los ojos como estrellas fugaces

2 sep

robin-williams-the-sad-clown

Este es un post que no me ha resultado fácil hacer, y en general ha quedado afectado y pomposo. Una pompa que no le va a Robin. Pero qué se le va a hacer si estoy perdiendo mi sentido del humor.

El caluroso día de su muerte, pensé en Foster Wallace y en cómo decía uno en ese momento elige entre el fuego del incendio que le abrasa y saltar al vacío. No desea uno saltar. Elije entre dos dolores.

Él tampoco está. Luego Cioran, que vivió tanto porque siempre podía matarse mañana, una postura muy Camus.

No vamos a ponernos más listillos, no vamos a desenterrar el cuerpo de Jean Amèry o a hablar de payasos tristes o juguetes rotos.

Comentar su papel en The Fisher king, película infravalorada, preciosa, llena de “verdad” de locura cuerda, de don quijotes y de qué es aquello de la joie de vivre, de si la imaginación o el amor o la amistad son aquello que nos permite no quedarnos a solas con nosotros mismos en demasiada mala compañía.

Y luego que he empeñado en recitar a Corso. Lo siento. Las canciones de Zelda, juego que amaba, y de Kinks, en sus variaciones, cuyos derechos no poseo, compensan un poco. sólo un poco.

Y no, no soy un ventajista. No era un gran fan del Robin que elegía papeles parecidos, registros repetidos. Pero hay ese puñadito. Y consigue que un anti Spielberg como yo se trague Hook. Un milagro digno del Grial.

Ir a descargar

Craig Nicholls habla de su siguiente album…canción por canción

2 sep

the_vines_wicked_nature-portada

Me identifico con Craig en su Misantropía

Ladybug’

This also has a double meaning. Songs are kind of like poetry. The double meaning is, for me, like having a girlfriend or a wife. I don’t know how cold that sounds. It goes along with all the other things I hate – no computers, no mobile phones, no cars, no women. No nothing. I just want to evaporate. So that’s more attitude – I don’t need anything or anyone.

Coordenadas

24 ago

BKVVb_qCIAAI-zw

http://www.ivoox.com/audio_rf_3378772_1.html

El mejor programa de la radio actual…debate. Países fallidos. Economía heterodoxa. Vallas de Melilla. Sahara. Siria. Miedo. Decrecimiento. Refugiados. La vida.

Julio Cortázar: Te prefiero viva, a Alejandra Pizarnik. Carta

18 ago

Originalmente publicado en A qué palo te arrimas:

julio-cortc3a1zar-2Mi querida, tu carta de julio me llega en septiembre, espero que entre tanto estás ya de regreso en tu casa. Hemos compartido hospitales, aunque por motivos diferentes; la mía es harto banal, un accidente de auto que estuvo a punto de. Pero vos, vos, ¿te das realmente cuenta de todo lo que me escribís? Sí, desde luego te das cuenta, y sin embargo no te acepto así, no te quiero así, yo te quiero viva, burra, y date cuenta que te estoy hablando del lenguaje mismo del cariño y la confianza –y todo eso, carajo, está del lado de la vida y no de la muerte. Quiero otra carta tuya, pronto, una carta tuya. Eso otro es también vos, lo sé, pero no es todo y además no es lo mejor de vos. Salir por esa puerta es falso en tu caso, lo siento como si se tratara de…

Ver original 142 palabras más

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.