Julio Cortázar: Te prefiero viva, a Alejandra Pizarnik. Carta

18 ago

Originalmente publicado en A qué palo te arrimas:

julio-cortc3a1zar-2Mi querida, tu carta de julio me llega en septiembre, espero que entre tanto estás ya de regreso en tu casa. Hemos compartido hospitales, aunque por motivos diferentes; la mía es harto banal, un accidente de auto que estuvo a punto de. Pero vos, vos, ¿te das realmente cuenta de todo lo que me escribís? Sí, desde luego te das cuenta, y sin embargo no te acepto así, no te quiero así, yo te quiero viva, burra, y date cuenta que te estoy hablando del lenguaje mismo del cariño y la confianza –y todo eso, carajo, está del lado de la vida y no de la muerte. Quiero otra carta tuya, pronto, una carta tuya. Eso otro es también vos, lo sé, pero no es todo y además no es lo mejor de vos. Salir por esa puerta es falso en tu caso, lo siento como si se tratara de…

Ver original 142 palabras más

¿Por qué un blog? ¿Por qué este blog? (Parte I) A Sentimental Journey

3 ago

kevincostner

Entrada de blog un poco experimental tras días caóticos de mucho altibajo, viajes, pensamientos, y agotamientos nerviosos.

Primero:

Dar las gracias a tres personas. Mi viaje a Madrid no logró sus propósitos laborales pero fuí compensado con creces.

Conocer a Lutxo (Sus Guasíbilis e Intershitty 2073 eran blogs de los de no perderse nunca) fue entrañable y muy satisfactorio personalmente. Fue un cicerone y un anfitrión de lujo, lo pasé genial, entre cenas, conversaciones en las que hablé demasiado como siempre, congenié con sus estupendos amigos (ojo a la gente de 12 pulgadas) muchos periodistas de los que estaría orgulloso el Camus del Combat; y en general me encontré cómodo y contento de poder ver por fin a un amigo y bailar a ritmo de Del Shannon en La Vía Láctea!

Sigo escribiendo mi diario de viaje, mezclado con imágenes de Polonia de hace dos meses y de Ciudad Real de hace dos días. Teniendo en cuenta que no dí por acabado el diario de viaje que comenzó en albores de otoño por Pamplona, no esperen detalles pronto.

Hablé de Cuba, Colombia, y Libia con gente con información de primera mano, amigos recién conocidos, o desconocidos encontrados en la calle, y en general, me encontré siendo un viajero más abierto y considerado que otras veces.

Otra persona a quién debo mucho es Alex Herrera, como no, que me pasó informes y consejos muy fidedignos de su ciudad natal, a pesar de estar felizmente ocupado, con el cariño y el detalle que le caracteriza. Cené demasiado opíparamente en “Amor de madre” en honor suyo, y me moví callejeando, que es como se descubre el alma de una ciudad, con más de una anotación suya en mente. Gracias.

Por último, en este mundo virtual intermitente que voy a pasar a evocar como un “pureta” o un Abe Simpson más, uno confunde y se desmemoria demasiado. Gracias a Miss Ice que estoy seguro que si no la hubiera desubicado geográficamente, habría sido una presencia tan amistosa como las citadas.

Segundo:

Introducir mutaciones genéticas propias del Dr. Moreau, tal vez fatales al blog para insuflarle el alma que le falta.

Hiatos que a veces parecen definitivos, autopsias de blogs ajenos que se muestran como seriales criminales en busca de autores perdidos. Islas en la red que se hunden bajo las aguas. Mi homenaje a los que siguen en pie. Porque creo necesario un apunte del natural que no se sepulte entre avalanchas.

El blog personal tal como era hace diez años ha languidecido, sustituido por los pantallazos luminosos e instantáneos de un Instagram o un Tumblr, en lo que se refiere a rostros, carteles, artes, vídeos. O por el blog hiperespecializado.

Las redes sociales, y en esto se engrandece a mis ojos la película de Fincher, se muestran de doble filo, y se impone la tiranía del momento, de la velocidad, del cotilleo sin interacción, de un panóptico global en que todos somos observadores y observados, del chat instantáneo, del reblogueo (mea culpa soy el primero) y no siempre de la creación. Algo a lo que escapa por ejemplo el literario y prolijo estilo del compañero Emilio de El espejo de los Sueños.

Algo de pudor también le entró a este blog, un pudor del que es consciente que sólo sabe que no sabe nada: El atrevimiento juvenil, el humor gamberro, ya quedaban desdibujados, y un temor a entrar en el terreno sesudo y terriblemente liviano, aburrido y tendencioso, de los todólogos, una versión del rincón de los oradores en el parque de Londres. O peor, de tertulia televisiva. Y sin embargo el mundo no se puede dividir en “me gusta” o no le doy a “me gusta”. En retwiteos febriles. Quiero a este blog porque es un sí y es un no.

Hablo del ego del bloguero, pero también del blog como una habitación con vistas, o una sala de recreo.

Hoy reina mayor difusión, mayor velocidad, microinfinitesimal. Pero no necesariamente mayor intercambio, ni mayor reflexión, las palabras se vuelven haikus que desaparecen por el precipicio de un tiempo que se achica. La velocidad se convierte en Ruido, y en medio del rugir de un millón de voces, es la voz lo que se ha perdido.

De ahí este experimento.

Para la creación de este audio se ha usado la canción Creative Commons de The Lights Galaxia – “While She Sleeps (Morning Edit)”  del Freemusicarchive. Que también tiene ironía que meta todos los youtube pop rock del mundo pero luego haga esto. Había otra que molaba más pero era rockera y no se me oía.

Mini Trip

23 jul

Madrizz

Aún me queda por contar mi aventura polonesa… Pero…

La última vez que estuve en Madrid tenía 12 años. El Summercase de no sé cuando lo realicé en Barcelona y dormí en el suelo en no sé dónde. La última vez que estuve en Madrid visité a mi padré, que por un par de meses hacía un curso de recicalje informático en la importante empresa de telecomunicacones que que trabajaba.

La última vez que esté en Madrid, fuí al parque warner, al oceanográfico (no amiguitos, aún no vivíamos es ESA Valencia Hipertrofiada), al Prado, comí mi primer burger King (porque mirábamos mucho la alimentación, aunque los croissant habían hecho de mi una bolita).

Siempre me he sentido reluctante a volver a la ciudad dónde nací pero no eché raíces ni un mes, donde no crecí.

Tuve la ocasión de convertirme en un oficinista de banco una vez (al menos es un empleo!) pero el consiguiente ataque de ansiedad (¿Es esto lo que quiero, seré lo suficientemente bueno para un puesto que voy a odiar con toda seguridad ?) me dejó con el billete de tren en la mano y cierta sensación de provincianismo, inmadurez y fragilidad.

Hoy, parado de larga duración, me voy de jueves a domingo a pasar entrevista. Si usted, blogger apreciado, vive por la megalópolis y quiere recordar viejos tiempos en que el blogimperio refulgía, contácteme por facebook o twitter o aquí mismo, y tomaremos un café negrísimo.

Como los días por vivir. Función única tres tardes y una mañana.

Daniela Andrade

6 jul

10303730_10152182773944141_5880407613137444634_ntumblr_mb4urwPVGc1qzi0nwo1_1348958621_cover

Para mi el grado de atrevimiento es un plus a la hora de versionar una canción. Hacerla de uno… Andrade pertenece a esa generación que cotidianamente en su cuarto ha ido grabando y colgando canciones, creciendo, de forma natural, comunicándose. Llegando a sus admiradores y fans antes que a la industria puede que conserve esa naturalidad y normalidad que a tantos les duró lo que tardaron en firmar… Con el Fantasma del Paraíso de De Palma…

Rik

22 jun

rik_mayall_400x300Mayall era un visionario. Se adelantó décadas a Gervais en su rol de miserable, perfecto, cínico, desagradable e hilarante. De hecho Gervais americanizó (Seinfeldnizó) a su maestro un tanto. Nada más británico que esa serie sobre nada, de nuevo adelantados a Larry David, que eran The Young Ones o Bottom, bestiales como South Park.

The Young Ones fue un artefacto contracultural, anti Thatcher, musical, punk y nihilista.

Y New Statesman una denuncia del nuevo conservadurismo, una hija bastada de Yes Minister en las alcantarillas cutres del sistema.

Rik vivió rápido, vió antes que nadie, y nos hizo reir.

Gracias.

Mundial

22 jun

MundialGracias a Basura & TV descubrí este brillante video del cómico J. Oliver sobre la FIFA y el mundial de Brasil. Demoledor y divertido. El deporte, en contra de lo que pueda decirse no debe ser apolítico sino como mucho no partidista y respetuoso y plural. El deporte no vive en el aire, vive en medio del dinero y la corrupción, de la ilusión colectiva, y, en menor medida, de la superación personal y el amor al juego, y estoy pensando sí en ese famoso Munich, y en Argentina, y en China. Y en México y los puños en alto.

Y en Mascherano y su apoyo a las abuelas de mayo.

Nick

22 jun

heart beat«No soy un amante de la vida real.
La vida real tiene unas reglas extrañas que resultan muy raras.
Mi vida parte de la imaginación.»

(Nick Nolte)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.